Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#663 - La Decisión CVX: Una Rara Oportunidad, 11-Aug-1999

En los E.U.A. muchas personas creen que la energía nuclear murió porque
resultó ser demasiado cara y demasiado inmanejable. Según este punto de
vista, la fusión accidental del reactor nuclear en Three Mile Island el
28 de marzo de 1979 le puso fin a la energía nuclear en este país.

Este panorama de la energía nuclear está incompleto. Todavía existe un
sector de la economía de los E.U.A. en el que se están construyendo
nuevos reactores nucleares: la armada.

En estos momentos la armada está enfrentando una decisión crucial que
bien pudiera determinar el futuro de la energía nuclear civil:
¿funcionará la próxima generación de portaaviones con reactores
nucleares o con motores diesel?

Actualmente la armada mantiene 12 portaaviones --tres que funcionan con
motores diesel y 9 con reactores nucleares [1, págs. 2, 123]. La armada
planea construir dos portaaviones nucleares más del tipo Nimitz y
después va a introducir una nueva generación de portaaviones llamados
CVX. (Los portaaviones Nimitz llevan el nombre del primero de su tipo
que entró en servicio en 1975, el U.S.S. Nimitz de 100.000 toneladas).

¿Utilizarán los portaaviones CVX propulsión nuclear? Ésa es la pregunta.

La armada comenzó la planificación de la nueva clase de portaaviones
CVX en 1996. Los portaaviones CVX tendrán muchas características
nuevas --una nueva forma de casco, mejores comunicaciones por
computadoras y mayor poder para matar [2].

La armada tiene pensado comenzar a construir el primer CVX en el año
2006 para entrar en servicio en el 2013. Un portaaviones normalmente
permanece en servicio durante 50 años. Con costos de construcción de
aproximadamente unos 4,6 mil millones de dólares, un portaaviones es la
pieza más cara de armamento de la nación.

Cada portaaviones forma la pieza central de un "grupo de batalla", del
cual proporciona la base estratégica para las operaciones de la armada
en todo el mundo. El grupo de batalla incluye:

(1) el propio portaaviones (con una tripulación que oscila entre 3200 y
3400 hombres) con sus 80 aviones (24 de apoyo y 56 para ataque, más las
2500 personas necesarias para mantenerlos y volarlos) [2, pág. 24];

(2) seis barcos de combate de superficie de los cuales al menos tres
son cruceros o destructores con sistemas de armas Aegis; y al menos
cuatro están equipados con sistemas de despegue vertical que pueden
disparar misiles cruceros Tomahawk;

(3) un total de 10 helicópteros de armamento antisubmarino en los seis
barcos de combate;

(4) dos submarinos de ataque (uno de ellos equipado con un sistema de
despegue vertical);

(5) y un barco de apoyo para usos múltiples y combate rápido (llamado
AOE), el cual abastece (de combustible, municiones, alimentos, etc.) a
los otros barcos en el grupo a partir de provisiones mantenidas en 22
depósitos alrededor del mundo.

Estos "grupos de batalla" naval tienen tres responsabilidades:

(1) mantener una "presencia adelantada" durante los tiempos de paz --
recordándole constantemente al mundo la orientación militar de los
E.U.A. y qué tan poderosos son;

(2) responder a las crisis;

(3) pelear guerras.

Desde el fin de la segunda Guerra Mundial, la armada (o una combinación
de la armada y la infantería de marina) ha participado en 205 de 207
crisis internacionales, frente a 53 en los que participó la fuerza
aérea y 38 en los que participó el ejército [2, pág. 3]. Así que en los
últimos 50 años, la armada ha participado en una crisis internacional
cada tres meses, en promedio.

>Desde el punto de vista de la armada y sus socios industriales del
sector privado (los cuales el Presidente Eisenhower denominó en 1961
el "complejo militar-industrial"), existen buenas razones por las
cuales los portaaviones CVX deberían funcionar con energía nuclear:

1) Para que la energía nuclear civil reaparezca alguna vez, la nación
tiene que mantener equipos de científicos e ingenieros con destreza y
experiencia nuclear al día. Así, los reactores de la armada sirven
para "mantener junto al equipo de diseño nuclear" para ese momento en
el futuro cuando se haya olvidado Three Mile Island, el petróleo se
haya vuelto caro, las celdas solares fotovoltaicas hayan sido
abandonadas por las compañías petroleras que poseen las patentes
relevantes y la energía nuclear sea la única tecnología ofrecida al
público. Desde el punto de vista del complejo militar-industrial, la
energía nuclear es mucho más preferible a la solar para producir
electricidad debido a que las plantas nucleares requieren inversiones
inmensas y son altamente complejas, exigiendo así un control
centralizado. Los paneles solares pueden ser mucho más pequeños y
sencillos y estar más ampliamente dispersos, haciendo así imposible el
control centralizado.

2) La energía nuclear es moderna; el diesel es una tecnología del siglo
19. La armada adoptó la energía nuclear por primera vez en 1954. Si la
armada se hubiese salido con la suya, todo barco de más de 8000
toneladas funcionaría con energía nuclear hoy en día. De hecho, en 1974
el Congreso determinó formalmente la política de que todos los barcos
para combate de superficie tenían que funcionar con energía nuclear.
Entre 1961 y 1975 fueron encargados nueve barcos para combate de
superficie que funcionan con energía nuclear (además de los
portaaviones nucleares), pero pronto resultó claro que los barcos para
combate de superficie que funcionan con energía nuclear sencillamente
eran demasiado caros de mantener. Mantenerlos requeriría hacer recortes
en otras operaciones navales, y así la armada capituló frente a las
realidades fiscales [1, pág. 37]. Desde 1975, los únicos barcos de
superficie que funcionan con energía nuclear que se han construido son
los portaaviones. En el año fiscal de 1993, la armada decidió desarmar
su último barco para combate de superficie que funciona con energía
nuclear que no es portaaviones, en lugar de someterlo a un
procedimiento costoso de repostaje nuclear. Así, después, con sólo 17
años de uso y más de la mitad de su vida de servicio por delante, los
barcos para combate de superficie -no portaaviones- que funcionan con
energía nuclear fueron retirados de la armada a la fuerza por ser
excesivamente caros. Los submarinos continúan construyéndose con
sistemas de propulsión nuclear, pero por su naturaleza los submarinos
no son altamente visibles. Así que los portaaviones son los últimos
barcos altamente visibles de la era nuclear moderna.

3) Si el CVX funciona con energía nuclear, existe un solo astillero
equipado para construirlo: la Newport News Shipbuilding Company (NNS).
De manera que la compra de portaaviones que funcionan con energía
nuclear ocurre sin el desorden ni las incertidumbres de ofertas
competitivas y solidifica más aún las estrechas relaciones entre el
Pentágono y la NNS.

4) La armada guarda silencio con respecto a estas 3 primeras razones
para preferir los portaaviones que funcionan con energía nuclear, pero
ofrece otros argumentos de por qué estos son superiores:

(a) Pueden acelerar más rápido que los portaaviones diesel;

(b) Pueden viajar indefinidamente sin necesidad de reabastecerse de
combustible;

(c) Como no tienen que reabastecerse de combustible pueden llegar a su
destino más temprano que los portaaviones diesel;

(d) Los portaaviones nucleares pueden llevar más combustible para
aviones y municiones que un portaaviones diesel, haciéndolos así menos
dependientes de los barcos de reabastecimiento.

En 1994, el Congreso le ordenó a la Oficina General de Contabilidad de
los EUA (U.S. General Accounting Office, GAO) que comparase la
efectividad en relación al costo de los portaaviones nucleares frente a
los diesel. En agosto de 1998, la GAO emitió un largo reporte [1] en el
cual evaluaba los alegatos de la armada acerca de la superioridad de la
propulsión nuclear:

(a) Es cierto que los portaaviones nucleares pueden acelerar más rápido
porque sus calderas de vapor siempre están funcionando. Un portaaviones
nuclear puede acelerar desde 10 hasta 20 nudos en 1,5 minutos y desde
10 hasta 30 nudos en 3 minutos. Con sólo 4 de sus 8 calderas
funcionando, los portaaviones diesel pueden acelerar desde 10 hasta 20
nudos en 2,5 minutos pero requiere sus 8 calderas para llegar a los 30
nudos. Si tiene que encender sus otras 4 calderas, puede tomarle 1,5 a
2 horas para alcanzar 30 nudos.

La armada dice que la aceleración rápida ayuda a un portaaviones a
ponerse en posición para los aterrizajes de los aviones, especialmente
cuando hay mal tiempo. Sin embargo, cuando la GAO inquirió, la armada
no pudo proporcionar ejemplos en los cuales un avión se haya
accidentado o se haya perdido a causa de la lenta aceleración del
portaaviones. Miembros del personal de la armada le dijeron a la GAO
que el diseño de la cubierta de vuelo es un factor más importante para
la seguridad de los aviones de lo que es la aceleración del
portaaviones [1, págs. 71-72].

(b) Es cierto que los portaaviones que funcionan con energía nuclear
pueden viajar indefinidamente sin reabastecerse de combustible. Esto
confiere una ventaja militar en los submarinos, pero la situación con
los portaaviones es completamente diferente porque sus barcos de apoyo
y sus aviones requieren reabastecerse con regularidad. Por esto, los
grupos de portaaviones permanecen "atados al surtidor" a pesar de la
propulsión nuclear del portaaviones.

(c) Debido a que los portaaviones nucleares no requieren reabastecerse
de combustible, es cierto que pueden llegar a sus destinos más temprano
que los portaaviones diesel. En un viaje de 12.000 millas desde San
Diego hasta el Golfo Pérsico, un portaaviones nuclear llegaría en 17,9
días. Un portaaviones diesel llegaría seis horas más tarde. En un viaje
de 4800 millas desde Norfolk, Virginia, hasta el este del Mediterráneo,
un portaaviones nuclear llegaría en 7,1 días; 2 horas antes que un
portaaviones diesel [1, pág. 49].

Durante viajes largos, los portaaviones diesel reducen la velocidad a
14 nudos para reabastecerse de combustible. Sin embargo, la GAO señala
que esto puede ser una ventaja. A los pilotos se les exige permanecer
aptos para el vuelo para entrar en combate. Esto requiere de una
práctica regular. Mientras un portaaviones avanza a toda velocidad, los
aviones no pueden despegar de sus cubiertas. Reducir la velocidad para
reabastecerse de combustible les da a los pilotos la oportunidad de
volar y permanecer aptos para el combate. Debido a esto, cuando un
portaaviones convencional llega a su destino, sus pilotos están listos
para entrar en combate inmediatamente. Los pilotos de un portaaviones
nuclear tienen que retrasar el combate hasta que estén aptos nuevamente
[1, pág. 65].

(d) La GAO dice que los portaaviones diesel pueden diseñarse para
transportar la misma cantidad de combustible de avión y municiones que
los portaaviones nucleares. El sistema de propulsión no es el factor
determinante, dice la GAO [1, pág. 8].

La GAO encuentra que los portaaviones diesel tienen varias ventajas
importantes:

(a) Debido a que requieren mucho menos mantenimiento, y por lo tanto
menos tiempo de inactividad, los portaaviones diesel pueden
proporcionar una mayor "presencia" que los portaaviones de energía
nuclear.

(b) Desde 1973, los E.U.A. han mantenido ("en puerto propio", en el
argot de la armada) un grupo de portaaviones en Yokosuka, Japón. Cada
año, los japoneses contribuyen con personal de mantenimiento japonés
con un valor de aproximadamente unos 5 mil millones de dólares de los
E.U.A. para costear los gastos anuales de este grupo. Por razones
obvias, el pueblo japonés no va a tolerar la tecnología militar nuclear
de los E.U.A. dentro de su territorio soberano. Si el CVX funciona con
energía nuclear, entonces hay que persuadir a los japoneses para que
cambien su política, o los E.U.A. tendrán que emplear seis grupos de
portaaviones estadounidenses con base en los E.U.A. (en servicio
rotativo) para lograr la misma "presencia" en el Pacífico, dice la GAO
[1, pág. 104]. Incluso si los japoneses estuvieran dispuestos a cambiar
su política, mantener un portaaviones nuclear de manera permanente en
puerto propio en Japón requeriría la construcción de instalaciones de
mantenimiento nuclear las cuales, según las leyes de los E.U.A.,
requerirían la exclusión del personal japonés.

(c) Una de las metas de diseño establecidas por la armada para el CVX
es reducir los costos de los portaaviones en un 20% [1, pág. 30]. La
GAO encuentra que esto requiere de una propulsión convencional debido a
que los portaaviones nucleares son muy costosos de manejar. La GAO
concluye que el costo de los 50 años de vida de un portaaviones nuclear
(22,2 mil millones de dólares) excede el costo del tiempo de vida de un
portaaviones convencional (14,09 mil millones de dólares) en 8,1 mil
millones de dólares o en un 58% [1, pág. 9].

La GAO dice que las guerras del futuro se parecerán a la guerra del
Golfo Pérsico de 1991 [1, págs. 54-55]. Al examinar el registro de los
grupos de portaaviones convencionales y nucleares en esa guerra, la GAO
no encontró diferencias en efectividad militar.

Resumiendo, la GAO encuentra que los portaaviones nucleares no
proporcionan ninguna ventaja militar significativa. La nación tiene una
oportunidad en toda la generación para volver a meter una parte
importante del genio nuclear en la botella de la que escapó en
Hiroshima en 1945.

Para tomar parte en esta importante decisión, contacte a Laura Hunter,
de Environmental Health Coalition, San Diego, California: teléfono
(619) 235-0281. Fax: (619) 232-3670. Email:
laurah@environmentalhealth.org .

--Peter Montague (National Writers Union, UAW Local 1981/AFL-CIO)

=====

[1] United States General Accounting Office, NAVY AIRCRAFT CARRIERS;
COST-EFFECTIVENESS OF CONVENTIONALLY AND NUCLEAR-POWERED CARRIERS
[GAO/NSIAD-98-1] (Washington, D.C.: August 1998). Para encontrar este
reporte en la red World Wide Web, vaya a http://www.gpo.ucop.edu/cgi-
bin/gpogate y busque "Navy aircraft carriers".

[2] Reuven Leopold, SEA-BASED AVIATION AND THE NEXT U.S. AIRCRAFT
CARRIER (Cambridge, Mass.: Massachusetts Institute of Technology, The
MIT Security Studies Program Center for International Studies, January
1998): http://www.syntek.org/documents/CVX%20Document.html .

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (17)