Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#279 - Nuevo Estudio Relaciona el Cáncer de Seno con el DDT, Los PCB Y Otros Químicos Clorados, 31-Mar-1992

Un nuevo estudio [1] de mujeres con cáncer de seno revela que sus
tejidos mamarios contienen niveles elevados de DDT, DDE y PCB en
comparación con los tejidos de seno de mujeres con enfermedades no
cancerosas de los senos. El DDT es un pesticida muy conocido y
persistente prohibido en 1972; el DDE es un subproducto de la
descomposición natural del DDT en el medio ambiente; los PCB son
toxinas industriales persistentes prohibidas en 1976.

"Este es un estudio muy importante", dijo el Dr. Richard Clapp, del
Centro JSI para Estudios de Salud Ambiental (JSI Center for
Environmental Health Studies) en Boston y antiguo director de la
Oficina de Registro del Cáncer de Massachusetts (Massachusetts Cancer
Registry). "Todos deberíamos prestar mucha atención a este estudio",
dijo.

Aunque el número de mujeres estudiadas es pequeño, el nuevo estudio
aporta a una cantidad creciente de evidencias que indican que muchos
hidrocarburos clorados imitan las hormonas femeninas y bloquean el
sistema reproductor y el sistema inmune de los seres humanos. Los PCB,
el DDT y el DDE son hidrocarburos clorados, y en estudios recientes de
animales silvestres y animales de laboratorio se ha encontrado que
todos imitan las hormonas femeninas [2].

El nuevo estudio del cáncer de seno aparecerá en la edición de
marzo/abril de 1992 de la revista ARCHIVES OF ENVIRONMENTAL HEALTH [1].
Un equipo de investigadores de la Universidad de Michigan, de la
Escuela de Medicina Mt. Sinai (Nueva York) y del Hospital Hartford en
Hartford, Connecticut, dirigido por el Dr. Frank Falck Jr., llevó a
cabo el estudio de 40 mujeres que fueron examinadas en el Hospital
Hartford entre mayo y septiembre de 1987 debido a masas palpables en
los senos o anormalidades mamarias. Se realizaron biopsias de tejido
con propósitos diagnósticos y se estudiaron los contaminantes químicos
en las muestras de tejido. A la mitad de las mujeres se les había
diagnosticado cáncer de seno y a la otra mitad se les diagnosticó
enfermedad no cancerosa de seno (en su mayor parte quistes benignos).

Los dos grupos de mujeres eran comparables en edad (un promedio de 63
años entre los casos de cáncer y 59 años entre el grupo control sin
cáncer). Había considerablemente más fumadoras entre los controles sin
cáncer (15 de 20) que en el grupo con cáncer (6 de 20). La estatura y
el peso promedio eran casi idénticos para los dos grupos.

La concentración promedio (media) de PCB, DDT y DDE fue 50% a 60% más
alta en las mujeres con cáncer. Las concentraciones en los tejidos
grasos de las mujeres con cáncer fueron: DDT 216 ppb ["partes por
billón" (en los E.U.A.: 1 billón=mil millones)], DDE 2200 ppb, PCB 1965
ppb.

Las causas del cáncer de seno no se comprenden bien. Los factores de
riesgo conocidos incluyen la edad a la que comienza la menstruación
(mientras más tarde, más seguro) y el comienzo de la menopausia
(mientras más temprano, más seguro). Estos dos factores sugieren que
las hormonas femeninas pudieran estar involucradas en esta clase de
cáncer en particular. Sin embargo, cuando se toman en cuenta todos los
factores de riesgo para el cáncer de seno, ellos explican menos de la
mitad de los 179.500 casos que hay cada año entre las mujeres
estadounidenses. Por esto, los investigadores están buscando evidencias
de que tal vez los químicos que están en el medio ambiente, imitando
las hormonas, pueden causar cáncer de seno en los seres humanos, así
como también pueden causar otras alteraciones de los sistemas
reproductivo e inmune.

Hace dos semanas, los científicos preocupados por los hidrocarburos
clorados en el medio ambiente tuvieron un simposio en Washington, DC,
para compartir información respecto a las características de los PCB,
del DDT, del DDE, de las dioxinas, de los furanos y otros compuestos
similares a las hormonas [2]. Los científicos del simposio, que fue
puesto en marcha por el Dr. Theo Colborn, del Fondo Mundial para la
Vida Silvestre (World Wildlife Fund), examinaron la creciente cantidad
de conocimientos acerca de los químicos ambientales que imitan las
hormonas femeninas.

El simposio hizo énfasis en los efectos bloqueadores de estos químicos
sobre los fetos. La sección SCIENCE TIMES (que aparece todos los martes
en el diario NEW YORK TIMES) reportó algunos de los hallazgos del
simposio de esta manera:

LOS EFECTOS DE LOS QUIMICOS ORGANICOS CLORADOS SON MAS SIGNIFICATIVOS
EN LOS FETOS. ESTOS EFECTOS INCLUYEN LA RETENCION PARCIAL DE LAS
GLANDULAS SEXUALES DEL SEXO OPUESTO, PROFUNDOS CAMBIOS EN LA CONDUCTA
SEXUAL Y REDUCCION EN LA FERTILIDAD. EN ALGUNOS ESTUDIOS, LOS ROEDORES
DE LABORATORIO EXPUESTOS CUANDO ERAN FETOS INCLUSO A DOSIS BAJAS DE PCB
Y DIOXINAS NACIERON COMO MACHOS 'FEMINIZADOS' O
HEMBRAS 'MASCULINIZADAS'...

LOS ESTUDIOS CON RATAS, RATONES Y GAVIOTAS HAN MOSTRADO QUE LOS FETOS
EXPUESTOS A VARIAS SUBSTANCIAS QUE IMITAN A LAS HORMONAS Y QUE ESTAN
PRESENTES EN EL MEDIO AMBIENTE NO DESARROLLAN ORGANOS SEXUALES NORMALES
O INCLUSO DESARROLLAN PARES DE ORGANOS SEXUALES FORMADOS PARCIALMENTE

EL DR. [MICHAEL] FRY [UN FISIOLOGO DE LA UNIVERSIDAD DE CALIFORNIA, EN
DAVIS, QUE HACE INVESTIGACIONES CON ANIMALES SILVESTRES] REPORTO QUE SE
HAN OBSERVADO CONDUCTAS SEXUALES INUSUALES ENTRE LAS GAVIOTAS
SILVESTRES EN REGIONES CONTAMINADAS COMO LOS MARES AL SUR DE CALIFORNIA
Y LAS ISLAS EN LOS GRANDES LAGOS. LAS GAVIOTAS MACHOS IGNORABAN LAS
COLONIAS DE REPRODUCCION, Y PARES DE GAVIOTAS HEMBRAS INTENTABAN ANIDAR
JUNTAS, COMO SI UNA FUESE MACHO. PARECIA HABER UNA CORRELACION ENTRE
LAS CANTIDADES DE QUIMICOS CONTAMINANTES EN SUS CUERPOS Y EL GRADO DE
CONDUCTA SEXUAL INUSUAL...

UN SEGUNDO ESTUDIO [REALIZADO POR EL DR. DICK PETERSON, DE LA ESCUELA
DE FARMACIA DE LA UNIVERSIDAD DE WISCONSIN], EN EL CUAL RATAS MADRES
RECIBIERON DE 0,064 MICROGRAMOS A 1 MICROGRAMO DE TCDD [DIOXINA] POR
KILOGRAMO DE PESO CORPORAL, MOSTRO ALTERACIONES GRAVES EN LA CONDUCTA
LIGADA AL SEXO ENTRE LAS CRIAS MACHOS EN EL MOMENTO DE LA MADURACION.
LOS MACHOS MOSTRARON UNA MARCADA RENUENCIA A MONTAR UNA HEMBRA
RECEPTIVA SEXUALMENTE, EN COMPARACION CON UN GRUPO CONTROL DE MACHOS
QUE NO HABíAN SIDO EXPUESTOS AL TCDD EN EL UTERO [ANTES DE NACER]. ESOS
MISMOS MACHOS PRODUJERON LA MITAD DE LA CANTIDAD USUAL DE
ESPERMATOZOIDES Y SE TARDARON EL DOBLE DEL TIEMPO EN EYACULAR

"NOSOTROS ENCONTRAMOS QUE LA EXPOSICION PERINATAL [CERCA DEL MOMENTO DE
NACER] AL TCDD ALTERA LAS RESPUESTAS DIMORFICAS SEXUALES QUE AFECTAN EL
CEREBRO", DIJO EL DR. PETERSON. "REDUCE LA EXPRESION DE LA CONDUCTA
SEXUAL MASCULINA. Y AUMENTA LA EXPRESION DE LA CONDUCTA SEXUAL
FEMENINA". EL DR. PETERSON DIJO QUE LOS EFECTOS SOBRE LA FUNCION
CEREBRAL QUE APARENTEMENTE SUCEDIAN CUANDO LAS RATAS ERAN FETOS Y
RECIÉN NACIDAS PROBABLEMENTE FUERON PERMANENTES E IRREVERSIBLES...

LOS CONTAMINANTES SIMILARES A LAS HORMONAS EN EL MEDIO AMBIENTE PUEDEN
PRODUCIR OTRAS VARIAS CLASES DE DAÑOS, SUGIRIERON LOS CIENTIFICOS,
INCLUYENDO LA SUPRESION DEL SISTEMA INMUNE, LA DISFUNCION TIROIDEA, LA
DISMINUCION DE LA FERTILIDAD Y LOS DEFECTOS DE NACIMIENTO

Sería impensable experimentar con seres humanos para ver si ellos
sufren aberraciones similares luego de la exposición a la dioxina o a
otros químicos imitadores de hormonas mientras están en el útero o poco
después de nacer. Sin embargo, se informó en el simposio, el fármaco
ahora prohibido dietilestilbestrol (DES) pudo haber servido como una
especie de experimento humano. El fármaco, una vez recetado a millones
de mujeres, imita las hormonas sexuales naturales de la misma manera
que ahora se piensa lo hacen los químicos orgánicos clorados.

Tanto los hijos e hijas de las mujeres tratadas con DES han sufrido de
sistemas reproductivos malformados, infertilidad y cánceres poco
comunes. Los hijos e hijas estuvieron expuestos al DES en el útero,
pero las consecuencias no se volvieron evidentes hasta que maduraron.

El Dr. John McLachlen, director del Laboratorio de Toxicología
Reproductiva y del Desarrollo en el Instituto Nacional de Ciencias de
la Salud Ambiental (Laboratory of Reproductive and Developmental
Toxicology at the National Institute of Environmental Health Sciences),
dijo que en este momento los investigadores están seguros de sólo tres
puntos: que ciertos químicos actúan como estrógenos [hormonas
femeninas] en el medio ambiente; que en animales de experimentación se
puede perturbar el sistema reproductor con estos químicos y que se
observan algunos de los mismos efectos en los seres humanos expuestos
al DES.

Otra cosa parece cierta: las mujeres estadounidenses han estado
expuestas a los hidrocarburos clorados durante décadas y tienen estos
químicos en sus tejidos mamarios y en la leche materna.

Un estudio de la EPA (U.S. Environmental Protection Agency) sobre los
estadounidenses en 1975-76 reveló que 99% de las mujeres
estadounidenses tenían niveles medibles de DDT y DDE en su leche
materna. La concentración promedio de DDT en la porción grasa de la
leche era de 553 ppb ["partes por billón" (en los E.U.A.: 1 billón=mil
millones)]; la concentración promedio de DDE era de 3521 ppb. Otros
hidrocarburos clorados, tales como los PCB, también están presentes en
la leche materna [3]. Los hidrocarburos clorados son más solubles en
los lípidos que en el agua, así que tienden a concentrarse en la grasa
corporal y en la grasa de la leche. En las mujeres, el amamantamiento
es la vía principal por medio de la cual tales químicos son excretados
del cuerpo.

Muchos científicos hacen énfasis en que los beneficios del
amamantamiento todavía son mayores que las consecuencias adversas.
Debido a que los bebés amamantados reciben inmunidad a las enfermedades
a través de la leche de sus madres, los bebés amamantados tienen menos
infecciones que aquellos que son alimentados con biberón, según
muestran los estudios. La lección importante de esta información no es
desalentar el amamantamiento, sino dejar de producir o prohibir los
hidrocarburos clorados.

--Peter Montague

=====

[1] Frank Falck, Jr., Andrew Ricci, Mary S. Wolff, James Godbold y
Peter Dreckers, "Pesticides and Polychlorinated Biphenyl Residues in
Human Breast Lipids and Their Relation to Breast Cancer." ARCHIVES OF
ENVIRONMENTAL HEALTH Vol. 47 No. 2 (March/April, 1992), págs. 143-146.

[2] Jon R. Luoma, "New Effects of Pollutants: Hormone Mayhem," NEW YORK
TIMES March 24, 1992, págs. C1, C9.

[3] U.S. Environmental Protection Agency, NATIONAL STUDY TO DETERMINE
LEVELS OF CHLORINATED HYDROCARBON INSECTICIDES IN HUMAN MILK, 1975-76.
Disponible a través del Servicio Nacional de Información Técnica
(National Technical Information Service, NTIS); teléfono (703) 487-
4650; solicite la publicación No. PB284393; precio: $35,00. Nuestro
agradecimiento a Carol Van Strum, de Alder-Hill Associates, Tidewater,
OR por su ayuda. Respecto a los PCB, ver: Allan Astrup
Jensen, "Background Levels in Humans", en Renate Kimbrough y Allan
Astrup Jensen, editores, HALOGENATED BIPHENYLS, TERPHENYLS,
NAPHTHALENES, DIBENZODIOXINS, AND RELATED PRODUCTS (NY: Elsevier
Science Publishers, 1989), págs. 345-[380]. Nuestro agradecimiento a
Tom Webster, CBNS, Queens College, Flushing, NY, por su ayuda.

Palabras claves: cáncer de seno; pesticidas; dde; pcbs; salud; riesgos
reproductivos; mt sinai school of medicine; hartford hospital,
hartford, ct; defectos de nacimiento; conducta sexual; disfunciones
tiroideas; infertilidad; des; cáncer; dioxina; estrógeno; epa;
bloqueadores endocrinos; hormonas;

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (18)