Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#738 - Tendencias Ambientales -- Parte 2, 21-Nov-2001

Aquí continuamos resumiendo los puntos principales del reporte de 327
páginas titulado OECD ENVIRONMENTAL OUTLOOK ("PERSPECTIVAS AMBIENTALES
DE LA OECD") [1] de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo
Económico (Organization for Economic Cooperation and Development,
OECD), el cual describe las tendencias ambientales en las 30 naciones
miembros de la OECD [2]. (Ver Rachel's #737.)

El reporte de la OECD pronostica las tendencias ambientales hasta el
año 2020, usando las luces del semáforo para resaltar conclusiones
importantes: luz verde donde está bien "proceder con prudencia"; luz
amarilla para problemas grandes e importantes que aún están envueltos
en la incertidumbre; y luz roja para problemas que requieren "acción
urgente" debido a que probablemente "empeoren significativamente" para
el año 2020 (pág. 279). Nótese que incluso los problemas de "luz verde"
obtienen sólo una recomendación de "proceder con precaución" por parte
de la OECD.

Continuamos enumerando los problemas más importantes de "luz roja" que
ha identificado la OECD:

** Energía: Para 2020, el uso total de energía aumentará 35% en las
regiones de la OECD y 51% en el resto del mundo. El petróleo continuará
siendo el pilar energético de la OECD, y la parte del petróleo
proporcionada por los países de la OPEP [3] aumentará desde 54% hoy en
día hasta 74% para 2020. Para 2020, sólo 6% de la energía vendrá de
fuentes renovables (tales como la energía solar), dice la OECD, e
incluso esto "dependerá de los incentivos financieros del gobierno"
(pág. 148).

El reporte de la OECD no lo dice, pero todos esos incentivos
financieros estarían sujetos a ser protestados según las reglas de la
Organización Mundial del Comercio como restricciones ilegales al libre
comercio. La OMC no les permite a los gobiernos subsidiar industrias
específicas, tales como la industria de la energía solar, aunque por
supuesto están permitidos los subsidios militares para mantener el
flujo del petróleo desde el Oriente Medio. Para 2020, la parte de la
energía proporcionada a la OECD por las plantas nucleares pudiera
disminuir levemente desde el 11% actual, dice la OECD, debido a que la
tecnología no tiene el apoyo popular en todas partes (pág. 148).

** Calentamiento global: "El calentamiento global es una realidad",
dice el reporte de la OECD (pág. 157). A medida que la Tierra se
calienta, deberíamos esperar un tiempo atmosférico más extremo en
algunas regiones (inundaciones, sequías y quizás más
eventos "catastróficos" tales como grandes huracanes y tifones).
También deberíamos esperar que el nivel del mar aumente entre 6 y 37
pulgadas para el año 2100, inundando tierras costeras valiosas y
densamente pobladas (pág. 162). Tanto en los hemisferios norte como
sur, es probable que aumenten las enfermedades humanas serias
transmitidas por mosquitos, tales como el dengue (también
llamado "fiebre rompehuesos" debido a lo doloroso que es) y la malaria,
dice la OECD (pág. 162). "Los posibles efectos del cambio climático son
una amenaza futura ampliamente reconocida para la salud humana", dice
la OECD. "Los cambios climáticos podrían resultar en nuevas
enfermedades infecciosas, así como también en el cambio de los patrones
de enfermedades conocidas, y en la pérdida de vidas debido a las
condiciones extremas del tiempo atmosférico" (pág. 252).

"Estudios generales muestran que algunos de los impactos más adversos
[del calentamiento global] sin duda sucederán en el hemisferio sur,
donde los países son más vulnerables y es menos probable que se adapten
fácilmente al cambio climático", dice la OECD (pág. 162).

Los seres humanos están contribuyendo al calentamiento global
liberando "gases invernadero" -principalmente dióxido de carbono,
metano y óxido nitroso. De éstos, el CO2 es el más abundante. La OECD
pronostica que las emisiones de CO2 aumenten 33% en los países de la
OECD y 100% en el resto del mundo para 2020. Para cumplir las metas del
acuerdo de Kioto, dirigidas a frenar los daños del calentamiento
global, los países de la OECD necesitarán reducir sus emisiones de CO2
entre 18% y 40%, dependiendo de lo que hagan los países no miembros de
la OECD (pág. 160). Dado que entre 1990 y 1998 los E.U.A. aumentaron
sus emisiones de CO2 en 11%, incluso una reducción de 18% para 2020
requeriría un compromiso político titánico para cambiar
radicalmente "la manera en que normalmente se hacen las cosas" (pág.
159).

** Químicos: Aunque la industria química produce grandes cantidades de
desechos peligrosos, un problema incluso mayor son sus productos. La
OECD dice que hoy en día hay entre un millón y dos millones de
preparaciones químicas en el mercado, cada una de ellas una mezcla de
dos o más químicos individuales que no reaccionan entre sí. Estas
preparaciones deben considerarse por separado a la luz de los peligros
en el lugar de trabajo, los accidentes que involucran materiales
peligrosos, y las exposiciones perjudiciales para los trabajadores en
otras industrias, los consumidores, el público general y el medio
ambiente natural, dice la OECD. Desafortunadamente, existe "un inmenso
vacío en el conocimiento acerca de los químicos en el mercado", dice la
OECD: los gobiernos "carecen de información adecuada sobre la seguridad
de la gran mayoría de los químicos" (pág. 223). El "peligro
desconocido" de los químicos es una "preocupación fundamental", dice la
OECD (pág. 226).

"Existe una preocupación fundamental acerca del posible impacto que
sobre el medio ambiente y la salud humana tengan las substancias
fabricadas por la industria química, las cuales pueden encontrarse
virtualmente en todos los productos hechos por el ser humano", dice la
OECD. "Muchas están siendo detectadas en el medio ambiente, donde hay
problemas determinados que pueden ser causados por químicos
persistentes, tóxicos y que se bioacumulan. Por ejemplo, está
aumentando la preocupación sobre los químicos que causan trastornos
endocrinos y los cuales persisten en el medio ambiente", dice la OECD
(pág. 223). El trastornamiento endocrino alude a los químicos
industriales, liberados en el medio ambiente, que afectan a las
hormonas que controlan el crecimiento, el desarrollo y la conducta en
todas las aves, peces, anfibios, reptiles, caracoles, langostas,
insectos y mamíferos, incluyendo los seres humanos.

Evidentemente, la OECD no tiene confianza en que los gobiernos -o la
misma industria química- puedan controlar el problema químico, ya que
el reporte dice explícitamente que la vigilancia por parte de las
organizaciones no gubernamentales -el movimiento ambientalista-
será "crítica" para el éxito de los esfuerzos por determinar los
peligros de los químicos que ya están en el mercado (pág. 233). Y por
supuesto, evaluar los peligros es sólo un primer paso -un preludio al
tema mucho más polémico de la imposición de frenos, la finalización de
la producción, las substituciones forzadas o las prohibiciones.

Resumiendo, "se espera que [los químicos tóxicos persistentes]
continúen extendiéndose en el medio ambiente a lo largo de los próximos
20 años, causando serios efectos en la salud humana", dice la OECD
(pág. 19).

** Salud humana: "La pérdida de la salud debida a la degradación
ambiental es substancial" en los países de la OECD (pág. 253).
Los "problemas más urgentes" son la "contaminación del aire y la
exposición a los químicos", dice la OECD. La "mayor causa de
preocupación" es la "amenaza de la liberación continua y generalizada
de químicos en el medio ambiente" (pág. 252). "Esto no sólo tiene que
ver con la cantidad de químicos que terminan en el medio ambiente, sino
que más bien es un problema propio de sus características y efectos.
Desafortunadamente, los últimos frecuentemente son desconocidos, como
han demostrado los descubrimientos recientes de los efectos
trastornadores endocrinos que tienen ciertos ingredientes pesticidas",
dice la OECD (pág. 252).

La OECD calcula que la degradación ambiental causa entre 2% y 6% de
todas las enfermedades humanas en los países de la OECD y de 8% a 13%
de las enfermedades en los países no miembros de la OECD (pág. 250). En
los países de la OECD, esto se traduce actualmente en costos de
asistencia médica que oscilan entre $50 mil millones y $130 mil
millones por año, dice la OECD (pág. 252).

El reporte de la OECD hace hincapié en dos tipos de contaminación del
aire que pueden perjudicar a los seres humanos: el ozono a ras del
suelo y las partículas finas, ambos producidos por los automóviles y
los camiones. El ozono a ras del suelo -un componente del smog-
exacerba el asma, la bronquitis, el enfisema y otras dolencias del
pecho, y disminuye la capacidad pulmonar incluso en los niños sanos.
Los parámetros del ozono para la salud humana son sobrepasados en 95%
de los sitios monitorizados en los E.U.A. y Japón y en 90% de los
sitios en Europa, reporta la OECD (pág. 188).

Las partículas finas -hollín tan pequeño que no se puede ver, excepto
como una bruma- actualmente matan el doble de personas que los
accidentes de automóviles cada año, dice la OECD (pág. 176). Y las
partículas producidas por los motores diesel causan cáncer de pulmón -
tan sólo en los E.U.A. se calculan unos 125.000 casos nuevos cada año,
dice la OECD.

El medio ambiente y los costos para la salud por el transporte
actualmente ascienden a 8% del PDB (producto doméstico bruto) en
Europa, sin contar los costos de la congestión de tránsito, dice la
OECD (pág. 176). Y para 2020, los vehículos de motor aumentarán 32% en
los países de la OECD y 74% en todo el mundo (pág. 170). A medida que
nos acercamos al año 2020, los controles más estrictos de las emisiones
reducirán los contaminantes del aire urbano en muchos países de la
OECD, pero gran parte del resto del mundo estará manejando automóviles
y camiones más viejos sin beneficiarse de los controles modernos.

Los ambientalistas, por supuesto, quisieran agregar muchos detalles al
reporte aleccionador de la OECD. La omisión más descarada es el mayor
asesino de todos -el medio ambiente en el lugar de trabajo. Como hemos
reportado previamente, las heridas y enfermedades relacionadas con el
trabajo matan aproximadamente a 165 trabajadores DIARIOS tan sólo en
los E.U.A. -una enorme y continua violación de los derechos humanos,
que el reporte de la OECD se las ha arreglado para ignorar. (Ver
RACHEL'S #578.)

Al escoger los datos y a veces amañar los detalles, escritores como
Bjorn Lomborg se las arreglan para confundir al público, afirmando que
se han exagerado los problemas ambientales o que los mismos no existen
realmente [4]. Pero este es el momento errado para pretender que todo
está bien, debido a que las tendencias son opuestas. Los océanos, los
bosques y la biodiversidad del mundo claramente están en problemas. El
calentamiento global es real y, dado el poder político de las compañías
del petróleo y del carbón, insoluble. Los desechos son inmensos y están
creciendo, pero los PRODUCTOS tóxicos son un problema incluso mayor.
Ahora los químicos tóxicos pueden medirse a bajos niveles en los
cuerpos de los seres vivientes en todos los sitios de la Tierra, desde
los fondos de los océanos más profundos hasta las cimas de las montañas
más remotas. Los venenos industriales exóticos han sido introducidos en
todos nosotros sin nuestro consentimiento informado -invadiendo
nuestros cuerpos incluso antes de nacer- y casi diariamente se
descubren nuevos daños de estos invasores tóxicos, a medida que el
encubrimiento y la ignorancia ceden lugar a la transparencia y al
conocimiento. Pero no tenemos que esperar aún más por otro estudio
científico. Ya sabemos lo suficiente como para actuar, y para actuar
decisivamente.

El problema básico es que la ideología del "libre mercado" considera el
medio ambiente natural como un supermercado ilimitado de materias
primas y como un baño gratuito y sin fondo para los desechos. Estas dos
concepciones son completamente erradas, y por lo tanto los "mercados"
no deben ser libres -deben estar moderados por cláusulas sociales y
políticas del gobierno- que vayan desde la simple generosidad y el
compartir a una escala internacional, hasta confesar y asumir la
responsabilidad por las consecuencias de nuestras acciones a una escala
corporativa, más una variedad de sanciones y críticas del gobierno,
incluyendo las preferencias en las adquisiciones, los subsidios para
las tecnologías limpias, los impuestos y las cuotas verdes, las
regulaciones y las acciones preventivas, las garantías de seguridad y
salud en el lugar de trabajo (con pruebas contundentes), las multas
fuertes, y hasta la prisión para los contaminadores reincidentes. Las
reformas claves deben estar dirigidas a crear una democracia muchísimo
más receptiva, permitiendo que las personas tomen decisiones hablando
entre ellas acerca de aquellas cosas que afectan sus vidas,
reemplazando la regla corporativa elitista que hoy en día tanto
demócratas como republicanos llaman gobierno.

Echar atrás el deterioro ambiental requerirá sobre todo la materia
prima más escasa: el compromiso político valiente y las innovaciones
políticas democráticas basadas firmemente y explícitamente en el
principio de la previsión o precaución, para contrarrestar las décadas
de teología de "libre mercado" que han dejado a los gobiernos
debilitados, a la democracia viciada y al medio ambiente protegido
inadecuadamente. Si nosotros y nuestros "líderes" no electos no
podemos -o no queremos- hacer frente a los cambios necesarios, las
perspectivas ambientales para nuestros hijos y nietos serán
verdaderamente nefastas.

--Peter Montague

=====

[1] Disponible en http://www1.oecd.org/env/.

[2] La semana pasada por error omitimos a Irlanda, un miembro fundador
de la OECD. Los actuales miembros de la OECD son Australia, Austria,
Bélgica, Canadá, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia,
Alemania, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Japón, Corea,
Luxemburgo, México, Países Bajos, Nueva Zelandia, Noruega, Polonia,
Portugal, República Eslovaca, España, Suecia, Suiza, Turquía, el Reino
Unido y los E.U.A.

[3] La Organización de Países Exportadores de Petróleo, OPEP
(Organization of Petroleum Exporting Countries, OPEC), tiene 11
miembros: Algeria, Indonesia, Irán, Iraq, Kuwait, Libia, Nigeria,
Katar, Arabia Saudita, Emiratos Arabes Unidos y Venezuela. Ver
http://www.opec.org/.

[4] Bjorn Lomborg, THE SKEPTICAL ENVIRONMENTALIST (Cambridge, England:
Cambridge University Press, 2001). Ver las reseñas del libro de Lomborg
en NATURE Vol. 414 (Nov. 8, 2001), págs. 149-150; y SCIENCE Vol. 294
(Nov. 9, 2001), págs. 1285-1286. Y ver
http://www.wri.org/wri/press/mk_lomborg.html y http://www.anti-
lomborg.com/.

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (27)