Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#639 - Alterando Geneticamente los Alimentos del Mundo, 24-Feb-1999

El 14 de enero, luego de una revisión científica de 8 años, Canadá
rechazó la solicitud de la corporación Monsanto para la aprobación de
la rBGH, su hormona láctea alterada genéticamente, una droga que hace
que las vacas lecheras produzcan un 10% más de leche de lo normal [1].
Esto fue una seria derrota para Monsanto ya que la rBGH fue el primer
producto de ingeniería genética de la compañía y Monsanto esperaba que
la aceptación internacional de la rBGH le abriría el camino para sus
otros cultivos agrícolas de ingeniería genética como el algodón, los
tomates, las papas, el arroz, el maíz y la soya.

El proceso de aprobación para la rBGH en Canadá resultó un bochornoso
fiasco político cuando los funcionarios canadienses de la salud
alegaron que Monsanto había intentado sobornarlos, lo que la compañía
negó, y los científicos del gobierno testificaron que habían sido
presionados por capos para que aprobaran la rBGH en contra de su buen
juicio científico. (Ver REHW #621).

En última instancia, Canadá rechazó la rBGH debido a que, como reconoce
la etiqueta del producto, puede causar infecciones de la ubre,
afecciones dolorosas y debilitantes en las patas y una reducción de la
vida en las vacas tratadas.

La Dirección de Alimentos y Drogas de los EUA (U.S. Food and Drug
Administration, FDA) aprobó el uso de la rBGH en las vacas lecheras de
los EUA en noviembre de 1993, sin fijar posición respecto al punto de
la crueldad a los animales. Monsanto no revelará qué tan ampliamente ha
sido adoptada la droga por los ganaderos lecheros de los EUA.

Monsanto dice que apelará al gobierno canadiense la decisión de la
rBGH. Pero lo que es más importante, Monsanto le pedirá al Códice
Alimentario de la Organización Mundial de la Salud (OMS) que declare
segura la rBGH cuando se reúna el Códice en Roma este próximo verano.
Si el Códice emite la declaración que Monsanto quiere, según las reglas
de la OMS, Canadá perderá su derecho de prohibir el uso de la rBGH
dentro de sus fronteras, y Monsanto estará un paso más cerca de su meta
[1]. En el fondo, de esto se trata el "libre comercio" -- liberar a las
corporaciones transnacionales del control [ejercido] por las naciones.
Comúnmente se considera que el Códice Alimentario está dominado no por
especialistas de la salud con espíritu cívico, sino por científicos
alineados con los intereses de las corporaciones transnacionales.

A pesar de la reciente derrota de la rBGH en Canadá, Monsanto está
siguiendo adelante con su plan de dominar la agricultura mundial a
través de la venta de semillas modificadas genéticamente --un plan que
está llevando a cabo con la poderosa ayuda de los más altos niveles del
gobierno de los EUA.

Tanto dentro como fuera de los EUA, Monsanto está vendiendo dos
variedades básicas de semillas modificadas genéticamente: las
semillas "Roundup Ready" que han sido modificadas genéticamente para
resistir fuertes baños con Roundup (glifosato), el herbicida de gran
venta de Monsanto. Y un grupo de semillas con un gen Bt implantado, que
producen una toxina pesticida en todas las células de la planta
resultante. Las orugas que comen cualquier parte de una planta de ésas
morirán, al menos hasta que toda la población de orugas
desarrolle "resistencia" a la toxina Bt. (Para más detalle, ver REHW
#637 y #638).

Dentro de los EUA, se está generalizando rápidamente el uso de los
cultivos alterados genéticamente. En 1995 no había cultivos modificados
genéticamente destinados a la venta comercial. Tres años después, en
1998, había 73 millones de acres de cultivos modificados genéticamente
en todo el mundo, más de 50 millones de ellos en los EUA. Para hacer
que ocurriera este cambio rápido con un mínimo de resistencia de los
consumidores, la FDA declaró que los alimentos modificados
genéticamente no tienen que estar etiquetados, privando así a los
consumidores de la oportunidad de escoger con fundamento en la tienda
de víveres. Usted no puede negarse a comprar algo que no puede
identificar. Actualmente se calcula que unos 30.000 artículos en las
tiendas de víveres en los EUA ya contienen organismos modificados
genéticamente [2].

Monsanto ha anunciado que para el año 2000 (el próximo año), un 100% de
la soya de los EUA (60 millones de acres) estará modificada
genéticamente.

En realidad, un 100% significa algo como un 99,9%. Incluso si Monsanto
alcanza su meta de un "100%", seguirá habiendo una pequeña proporción
de tierras dedicadas a la soya tradicional, cultivada orgánicamente.
Sin embargo, si Monsanto se sale con la suya, incluso esta soya
cultivada orgánicamente y no modificada genéticamente será difícil de
identificar. El año pasado, cuando el Departamento de Agricultura de
los EUA (U.S. Department of Agriculture, USDA) propuso parámetros
nacionales para definir qué significa "cultivado orgánicamente",
Monsanto y el USDA propusieron permitir que los cultivos modificados
genéticamente fueran etiquetados como "orgánicos". (Ver REHW #583).
Luego que la USDA recibió 300.000 cartas de oposición de un público
molesto, tanto la USDA como Monsanto retiraron la propuesta. Pero
dentro de tres años Monsanto estará de regreso, instando al gobierno a
que permita la etiqueta de "orgánico" sobre las cosechas modificadas
genéticamente. Si el USDA actúa según el plan de Monsanto, entonces la
etiqueta de "orgánico" perderá el significado y los consumidores
tendrán que confiar en que sus bodegueros suministren la soya que no ha
sido modificada genéticamente. Pero pocos bodegueros van a tener la
manera de saberlo.

Según una serie de reportes por Bill Lambrecht en el diario ST. LOUIS
POST-DISPATCH, el plan integral de Monsanto es ganar la aprobación en
Europa para los cultivos modificados genéticamente, luego usar la
autorización europea para vender su tecnología a las antiguas colonias
de los países europeos en Africa, Asia y Latinoamérica.

No será fácil. En Irlanda, Gran Bretaña, Francia y la India,
levantamientos encabezados por agricultores han quemado y destruido los
terrenos de pruebas de Monsanto. En la India, Monsanto está cultivando
plantas modificadas genéticamente en invernaderos construidos con
plástico a prueba de balas. Monsanto insiste en que su meta
es "beneficiarse haciendo algo bueno", pero los agricultores fuera de
los EUA desconfían profundamente.

La última técnica genética de Monsanto, llamada Sistema de Protección
de la Tecnología, comúnmente conocida como "tecnología terminator" es
particularmente preocupante. Desarrollada con el dinero de los
contribuyentes por el Departamento de Agricultura de los EUA (U.S.
Department of Agriculture, USDA) pero patentada por una compañía de
semillas con base en Mississippi que Monsanto adquirió recientemente,
la tecnología "terminator" es una técnica genética que hace que las
semillas de los cultivos se vuelvan estériles luego de uno o dos años.
Esto asegura que las semillas de Monsanto no puedan ser guardadas
ilegalmente y plantadas nuevamente año tras año.

Con la tecnología "terminator", todo aquel que se vuelva dependiente de
la semilla modificada genéticamente de Monsanto tendrá que regresar a
Monsanto año tras año para comprar semillas nuevas. De esta manera,
Monsanto ganará una medida sustancial de control sobre el suministro de
alimentos de cualquier nación que adopte ampliamente las tecnologías
genéticas de la compañía. No es una conspiración, solamente una astuta
operación de negocios, pero está claro que la meta de Monsanto es el
control efectivo de muchos de los cultivos básicos que actualmente
alimentan al mundo.

>Desde su propia perspectiva, el gobierno de los EUA evidentemente cree
que vale la pena apoyar la meta de Monsanto. Según Bill Lambrecht, del
diario ST. LOUIS POST-DISPATCH, cuando el Primer Ministro irlandés
Bertie Ahern llegó a los EUA en 1998 para una visita del Día de San
Patricio, fue recibido por Sandy Berger, director del Consejo Nacional
de Seguridad de los EUA. El tema de conversación durante el almuerzo no
fue la paz en la Irlanda dividida por la guerra, sino el voto clave de
Irlanda en una decisión pendiente de la Comunidad Europea sobre el maíz
modificado genéticamente de Monsanto [3]. Lambrecht reporta que cuando
Monsanto trajo a un grupo de periodistas irlandeses a los EUA para
ayudarles a prepararse para el debate sobre los alimentos modificados
genéticamente, su viaje incluía una parada en la Oficina Oval en la
Casa Blanca -- un sanctasanctórum que pocos visitantes de Washington
llegan a ver.

Cuando los franceses estaban renuentes a permitir que las semillas de
Monsanto germinaran en suelo francés, la Secretaria de Estado, Madeline
Albright, y la Representante Gubernamental del Comercio de los EUA,
Charlene Barshevsky, intervinieron a favor de Monsanto. Cuando los
franceses todavía se rehusaron a acceder, el Presidente Clinton le sacó
el tema personalmente al Primer Ministro francés, Lionel Jospin, y
le "echó un rapapolvo", escribe Lambrecht. Cuando eso tampoco funcionó,
siguió el Vicepresidente Gore con una llamada telefónica al Primer
Ministro francés. Por último, los franceses cedieron a la constante
presión de alto nivel.

"Dondequiera que Monsanto busque sembrar, el gobierno de los EUA le
limpia el terreno", escribe Lambrecht, quien llama al gobierno de los
EUA el "aliado más poderoso" de Monsanto.

"Desde la Casa Blanca y el Consejo Nacional de Seguridad hacia abajo",
escribe Lambrecht, "el aparato del gobierno de los EUA funcionó este
año [1998] a favor de la biotecnología. Para Monsanto, en este momento,
es como tener un equipo olímpico de baloncesto con varios Michael
Jordan" [3].

Nosotros estamos especulando, pero nos parece que el gobierno de los
EUA pudiera ver los cultivos modificados genéticamente como una
poderosa arma nueva de política exterior de los EUA. Las naciones cuyos
alimentos básicos se cultivan a partir de semillas que tienen que
comprar año tras año de un puñado de corporaciones estadounidenses son
naciones que probablemente ven el mundo de la manera que los EUA
quieren que lo vean. Si les preguntan, probablemente jueguen el juego,
lo quieran o no. Sin duda, un nuevo orden mundial.

* * *

Se urge a los lectores que quieran volverse activos en este tema a que
lean la nueva publicación, MONSANTO MONITOR, que está siendo editada en
los Países Bajos. Está disponible por correo aéreo o correo
electrónico. E-mail: biotech@aseed.antenna.nl. O escriba a: P.O. Box
92066, 1090 AB, Amsterdam, The Netherlands. Teléfono: +31-20-468 2626;
fax: +31-20-468 2275. También a través de: www.antenna.nl/aseed.

* * *

Otras excelentes fuentes de información e ideas de acción incluyen:

1) La Fundación Canadiense Internacional para el Avance Rural (Canada's
Rural Advancement Foundation International, RAFI): www.rafi.org. En
Carolina del Norte, teléfono: (919) 542-1396; fax: (919) 542-0069; e-
mail: www@rafi.org. En Canadá, teléfono: (204) 453-5259; fax: (204) 925-
8034; e-mail: rafi@rafi.org.

2) Los Médicos y Científicos en Contra de los Alimentos de Ingeniería
Genética (Physicians and Scientists Against Genetically Engineered
Food): www.psagef.org/sitemap.htm.

3) La Campaña para la Seguridad en los Alimentos (Campaign for Food
Safety): www.purefood.org; teléfono: (218) 226-4164; e-mail:
alliance@mr.net.

4) Alimentos & Agua (Food & Water): 389 Vermont Route 215, Walden, VT
05873; teléfono: (802) 563-3300; fax: (802) 563-3310. Su revista FOOD &
WATER JOURNAL es una lectura obligatoria.

=====

[1] Kelly Morris, "Bovine somatotropin--who's crying over spilt milk?"
LANCET Vol. 353 (January 23, 1999), pág. 306. Para más detalles sobre
esta historia, ver Brewster y Cathleen Kneen, "rbGH--for the last
time?" RAM'S HORN No. 166 (February 1999), pág. 1. La publicación RAM'S
HORN [ISSN 0827-4053]: S-12, C-11, R.R. #1, Sorrento, B.C. V0E 2W0,
Canadá, tiene un costo de $20 (EUA) anual (11 ejemplares). E-mail:
ramshorn@jetstream.net; o llame al teléfóno (250) 835-8561. Bien vale
su precio.

[2] Estos productos de grandes marcas incluyen ingredientes modificados
genéticamente: Coca-Cola (sirope de maíz y/o aspartame), Fritos (maíz),
Green Giant Harvest Burgers (soya), papas fritas de McDonald's (papas),
chocolate Nestle (soya), sirope de maíz Karo (maíz), NutraSweet
(aspartame), aliños Kraft para enaladas (aceite de canola), margarina
Fleishmann (soya), leche de fórmula infantil Similac (soya),
mantequilla Land o' Lakes (rBGH), mantequilla Cabot Creamery (rBGH).

Si usted quiere evitar por completo los productos modificados
genéticamente, aléjese de los tomates, las papas, el maíz, la soya, la
canola y los zapallos no orgánicos. Evite el sirope de maíz y la
fructosa --los cuales están en casi todas la bebidas y refrescos
(incluso en las marcas de alimentos naturistas) y en casi todos los
productos dulces, el yogurt y las aspirinas. Evite el aceite de maíz no
orgánico, el almidón de maíz, la harina de maíz, el polvo para hornear,
el sirope de glucosa. Evite la soya; la harina de soya en los productos
horneados, la pizza, las galletas, los pasteles, la pasta; los rellenos
de carne en los productos (por ejemplo las hamburguesas Big Mac), los
sustitutos vegetarianos de la carne (por ejemplo el tofu, las
hamburguesas de tofu, los perros calientes de tofu), la leche de soya,
la leche de fórmula infantil, los alimentos para bebés; las merengadas
dietéticas y de proteínas, las barras de proteína; las barras de
chocolate y de caramelo; la margarina; los helados; el alimento para
mascotas; el aceite de soya en los aliños para ensaladas y los chips;
la salsa de soya; la lecitina y la lecitina de soya. En total, mucho
más de 30.000 productos.

El aspartame --el endulzante artificial Equal o NutraSweet-- contiene
una enzima de ingeniería genética, como la mayoría de los quesos no
orgánicos. La amilasa (usada para hacer pan, harina, harina de trigo,
cereales, almidón), la catalasa (usada para hacer bebidas no
alcohólicas, claras de huevos, suero líquido de la leche) y la lactasa
están todas alteradas genéticamente.

La mayoría del ganado y de los animales marinos criados para el consumo
están siendo alimentados con comida modificada genéticamente. El cerdo
comercial ha sido alterado genéticamente con DNA de seres humanos.

Datos de: Phillip Frazer y Annie Berthold-Bond, editores, NEWS ON
EARTH, December, 1998, pág. 4. NEWS ON EARTH [ISSN 1099-0054] es un
boletín informativo ambiental de alta calidad publicado mensualmente;
escríbales a: 175 Fifth Avenue, Ste. 2245, NY, NY 10010; ó
noe@newslet.com; o llame al teléfono (212) 741-2365.

[3] Bill Lambrecht, "World Recoils at Monsanto's Brave New Crops," ST.
LOUIS POST-DISPATCH December 27, 1998, pág. A1.

Palabras claves: monsanto; biotecnología; pesticidas; seguridad en los
alimentos; política exterior de los EUA; ingeniería genética; rbgh;
hormona del crecimiento bovino; canadá; roundup; glifosato; bt;
resistencia; parámetros orgánicos; usda; fda; bill lambrecht; francia;
irlanda; tecnología terminator; consejo nacional de seguridad;

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (17)