Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#597 - Mercurio--¿Que Cantidad Es Segura?, 06-May-1998

Una lucha está tomando forma acerca de la cantidad de mercurio tóxico
que el gobierno denominará "segura" en la dieta humana. El resultado de
la lucha determinará qué tan estrictamente controlará el gobierno las
emisiones de mercurio de los incineradores, de plantas de energía que
queman carbón y de otras fuentes industriales. El resultado también
afectará directamente el futuro de las industrias de pesca comercial y
recreativa. Y por supuesto afectará la salud de las personas --
especialmente de los niños-- que comen alimentos contaminados con
mercurio.

El mercurio es un elemento [químico]; uno de los 92 bloques básicos de
construcción de todo lo que existe en la Tierra. Es un metal tóxico
plateado que es líquido a temperatura ambiente; muchas personas lo
conocen como el líquido plateado que está dentro de los termómetros.

Los seres humanos ingieren mercurio principalmente por comer pescado.
Más de un 95% del mercurio en el pescado toma la forma química llamada
metil mercurio, la cual es la forma más tóxica del elemento. En 1996,
la Agencia de Protección Ambiental de los EUA (Environmental Protection
Agency, U.S. EPA) estableció una nueva pauta para el metil mercurio en
la dieta: 0,1 microgramos de mercurio por kilogramo de peso corporal
por día (0,1 ug/kg/día). Esto es 4,7 veces más estricto que el criterio
de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de 0,47 ug/kg/día. El
comité científico asesor de la EPA aprobó la pauta, la cual fue
establecida para proteger a los niños, incluyendo a los niños que
pudiesen estar expuestos en el útero. (La pauta de la EPA se llama
oficialmente una "dosis de referencia" o RfD (por sus siglas en
inglés); es la cantidad de metil mercurio que se piensa que las
personas son capaces de comer sin ningún efecto dañino).

Si se toma con seriedad la dosis de referencia de la EPA, significa que
las personas deberían restringir severamente su consumo de pescado y
mariscos. La EPA recientemente publicó resultados de dos mediciones de
mercurio en el pescado de agua dulce, una terminada en 1985 y la otra
terminada en 1994. La medición de 1985 encontró un promedio de 0,11
partes por millón [ppm] de mercurio en el pescado de agua dulce [1,
pág. 4-71], y la medición de 1994 encontró un promedio de 0,26 ppm de
mercurio [1, pág. 4-73]. El pescado del océano tiene niveles promedio
de mercurio de 0,21 ppm [1, págs. 4-66, 4-67]. Tomados en conjunto, el
pescado de agua dulce y el marino tiene una concentración promedio de
mercurio de alrededor de 0,2 ppm.

Una mujer promedio que pese 60 kilogramos (132 libras) puede ingerir 60
x 0,1 = 6 microgramos de mercurio por día sin exceder la dosis de
referencia de la EPA. Si cada gramo de pescado contiene 0,2 microgramos
de mercurio, nuestra mujer promedio podría comer sólo 6/0,2 = 30 gramos
de pescado por día sin exceder la dosis de referencia de la EPA. Hay 28
gramos en una onza, así que la cantidad máxima que es "segura" para
comer está alrededor de una onza de pescado por día (7 onzas por
semana), asumiendo que el pescado está contaminado al nivel promedio de
0,2 ppm de mercurio. Así que una ración de buen tamaño de pescado por
semana ya es aproximadamente la cantidad segura, si el pescado está
contaminado a niveles promedio.

La EPA dice que las especies de pescado que las personas prefieren
comer están contaminadas a un nivel de sólo 0,12 a 0,14 ppm, para un
promedio de 0,13 ppm [2, pág. 5-16]. A éste nivel de contaminación,
nuestra mujer promedio podría comer tranquilamente 46 gramos (1,6
onzas) de pescado por día, ó 322 gramos (11,5 onzas) por semana.

Por supuesto que algunas personas prefieren comer especies de pescado
que resulta que acumulan grandes cantidades de mercurio: tiburón, pez
espada, lubina, "walleye" y lubina de río pueden contener de 0,5 a 1,0
ppm o más [2, pág. 5-17]. A estos niveles de contaminación, el consumo
tiene que ser limitado estrictamente para que permanezca dentro de las
pautas de la EPA.

La Dirección de Alimentos y Drogas de los EUA (U.S. Food and Drug
Administration, FDA) ha determinado un "nivel de acción" de 1,0 ppm de
mercurio para el pescado en el comercio interestatal, pero la FDA tiene
una capacidad muy limitada para medir la cantidad de mercurio que hay
realmente en el pescado. Si se excede un "nivel de acción", la FDA
puede emitir una advertencia a los consumidores, pero las advertencias
no son puestas donde los consumidores pudieran verlas (por ejemplo, en
los mercados de pescado); en su lugar, las advertencias de la FDA
aparecen solamente en las publicaciones de la FDA. Más aún, el límite
de la FDA de 1,0 ppm de mercurio fue establecido para proteger a los
adultos, no a los niños [3, págs. 35-46].

¿Cuánto comen los estadounidenses realmente? La EPA recientemente
trabajó en esta pregunta. En 1990 había 248,7 millones de
estadounidenses [2, pág. 5-29]. Unos 177 millones eran adultos. De
éstos, un 58% (ó 102 millones) comen pescado una vez a la semana. Entre
un 13% y un 23% comen pescado o mariscos 2 ó 3 veces a la semana. Se
calcula que un 1% (1,8 millones de personas) comen pescado o mariscos
diariamente [1, pág. 4-19]. Varias poblaciones comen más pescado que el
promedio: las personas que pescan comercialmente o por recreación
tienden a comer mucho más que el promedio. Las poblaciones nativas, las
poblaciones del Caribe, los afroamericanos, los asiáticoamericanos y
los de las islas del Pacífico tienden a comer mucho más pescado que el
promedio. Entre estos grupos, algunas personas comen 330 gramos (12
onzas) de pescado cada día.

La EPA cree que la población crítica es la de las mujeres en edad
fértil (de 15 a 44 años), de las cuales hay 58,6 millones en los EUA.
Entre las mujeres en éste grupo que reportan comer algo de pescado, la
EPA calcula que la mitad excedían la dosis de referencia, un 25% está
ingiriendo el doble de la dosis de referencia, un 10% está ingiriendo
cuatro veces la dosis de referencia, y un 5% está ingiriendo cinco
veces la dosis de referencia [2, pág. 6-29].

Otra población crítica es la de los niños pequeños. El mercurio daña el
sistema nervioso, y el sistema nervioso continúa desarrollándose al
menos hasta los 6 años de edad. Hay 15 millones de niños en los EUA
entre las edades de 3 y 6 años; la EPA calcula que un 20% de ellos (ó 3
millones de niños) exceden la dosis de referencia para el metil
mercurio [2, pág. 6-32].

El pescado es una fuente importante de proteínas animales y otros
nutrientes [4]. En la pescadería, el pescado ahora es caro, pero para
los pescadores de subsistencia, frecuentemente es la única fuente de
proteínas a bajo precio. El pescado y los mariscos son bajos en grasas
saturadas, y ellos proporcionan antioxidantes como el selenio y la
vitamina E. También brindan los beneficiosos ácidos grasos
poliinsaturados omega-3 (PUFAs, por sus siglas en inglés). Los PUFAs
son importantes para el desarrollo óptimo de destrezas motoras, el
cerebro y la visión. Algunos estudios, aunque no todos, han mostrado
que los aceites de pescado protegen contra ataques cardíacos y reducen
la presión sanguínea.

Basadas en los beneficios que los seres humanos obtienen por comer
pescado, algunas autoridades están urgiendo que la EPA haga más laxa su
dosis de referencia, para permitir más metil mercurio en nuestras
dietas [4]. Por ejemplo, la Oficina de Registro de Sustancias Tóxicas y
Enfermedades (Agency for Toxic Substances and Disease Registry, ATSDR)
ha propuesto que los EUA deberían adoptar el parámetro de la
Organización Mundial de la Salud para el mercurio de 0,47 ug/kg/día [5].

Se calcula que cada año entran en la atmósfera a partir de fuentes
naturales unas 1600 a 4000 toneladas métricas (3,5 a 8,8 millones de
libras) de mercurio [6]. La lluvia y la nieve las bajan entonces a la
superficie de la Tierra, donde terminan en corrientes de agua y lagos,
y finalmente en los océanos. Los seres humanos aproximadamente duplican
esta cantidad, contribuyendo algo entre 2000 y 6000 toneladas métricas
(4,4 a 13,2 millones libras) de mercurio en la atmósfera cada año [7].
Las fuentes humanas principales son los incineradores de desechos
sólidos, los incineradores de desechos médicos, los incineradores de
desechos peligrosos, la combustión del carbón, los hornos de cemento y
la producción de cloro que usa el proceso cloro-alcalino.

La contribución humana de mercurio a la atmósfera está aumentando al
menos en un 2% cada año y en algunos países los incrementos son incluso
mayores. Mientras estos aumentos continúen, el mercurio seguirá
acumulándose en los cuerpos de los peces.

Como están las cosas, 47 estados en los EUA han emitido un total de
11.531 recomendaciones de pesca para algunas o todas sus aguas durante
1996, advirtiéndoles a los residentes limitar su consumo de pescado [3,
págs. 6-7]. De estas advertencias, un 64% fueron por el mercurio [3,
pág. 8]. El problema del mercurio ahora es serio, y se está volviendo
cada vez peor.

Hacer el parámetro de salud del mercurio más permisivo le quitará algo
de la presión a las industrias emisoras de mercurio y ayudará al
negocio pesquero a mantener su vitalidad económica, pero es una
proposición sospechosa de salud pública.

La dosis de referencia de la EPA, tan estricta como le parece a algunas
personas, fue desarrollada basándose en ciertas suposiciones que son
cuestionables. Primero, la EPA basó sus cálculos suponiendo que el
mercurio tiene una vida media de 70 días en el cuerpo humano [2, pág.
518]. Esto es cierto, pero la vida media biológica del mercurio en el
cerebro es de 230 días [8] --y el cerebro es el principal órgano que el
mercurio ataca. (La vida media biológica es el tiempo que le toma al
cuerpo humano o a uno de sus órganos, para deshacerse de la mitad de su
carga de mercurio).

Segundo, la EPA fijó su dosis de referencia basándose en datos
derivados de un incidente de envenenamiento agudo en Iraq, no en la
clase de envenenamiento crónico que produce tantos niños con defectos
mentales cerca de la bahía de Minamata en Japón. El envenenamiento con
mercurio de unas 10.000 personas que vivían en las cercanías de la
bahía de Minamata durante el lapso de 1956 a 1974 mostró que los niños
pueden resultar envenenados por la ingestión diaria de pescado
contaminado con sólo 0,11 ppm [9].

Y finalmente, la dosis de referencia de la EPA fue desarrollada sobre
la suposición de que las personas que ingieren mercurio en el pescado
no están ingiriendo también otros tóxicos. Esto es obviamente una
suposición falsa. Un estudio reciente del Consejo para la Defensa de
los Recursos Naturales (Natural Resources Defense Council, NRDC) [3]
muestra sin lugar a errores que el pescado en los EUA está contaminado
no sólo con mercurio sino también con numerosos compuestos
organoclorados como los PCBs, el DDT, el clordano y las dioxinas. Y por
supuesto que el plomo es una amenaza constante a la salud de los niños
estadounidenses, como lo es en la mayoría de otros países hoy en día.

Basándonos en nuestra propia historia de consternación de envenenar a
nuestros niños con plomo y dioxinas, deberíamos ser muy cautelosos
acerca de declarar que sabemos cuál es una dosis "segura" de mercurio
para nadie, especialmente para los niños que crecen en el útero.

--Peter Montague
(National Writers Union, UAW Local 1981/AFL-CIO)

=====

[1] Kathryn R. Mahaffey y Glenn E. Rice, MERCURY STUDY REPORT TO
CONGRESS VOLUME IV: AN ASSESSMENT OF EXPOSURE TO MERCURY IN THE UNITED
STATES [EPA-452/R-97-006] (Washington, D.C.: U.S. Environmental
Protection Agency, December 1997). Disponible a través de la world wide
web en: http://www.epa.gov/oar/mercury.html.

[2] Kathryn R. Mahaffey, Glenn E. Rice, y Rita Schoeny, MERCURY STUDY
REPORT TO CONGRESS VOLUME VII: CHARACTERIZATION OF HUMAN HEALTH AND
WILDLIFE RISKS FROM MERCURY EXPOSURE IN THE UNITED STATES [EPA-452/R-97-
009] (Washington, D.C.: U.S. Environmental Protection Agency, December
1997). Disponible a través de la world wide web en:
http://www.epa.gov/oar/mercury.html.

[3] Amy D. Kyle, CONTAMINATED CATCH; THE PUBLIC HEALTH THREAT FROM
TOXICS IN FISH (New York: Natural Resources Defense Council, April,
1998). Disponible por $14 más $3.00 para gastos de envío por: Natural
Resources Defense Council, 40 West 20th Street, New York, NY 10011;
teléfono (212) 727-4486.

[4] Grace M. Egeland y John P. Middaugh, "Balancing Fish Consumption
Benefits with Mercury Exposure," SCIENCE Vol. 278 (December 12, 1997),
págs. 1904-1905.

[5] Rebecca Renner, "Mercury health standard eased by U.S. agency,"
ENVIRONMENTAL SCIENCE & TECHNOLOGY Vol. 32, No. 1 (January 1, 1998),
págs. 8A-9A.

[6] William F. Fitzgerald y otros, "The Case for Atmospheric Mercury
Contamination in Remote Areas," ENVIRONMENTAL SCIENCE & TECHNOLOGY Vol.
32, No. 1 (January 1, 1998), págs. 1-7.

[7] Carola Hanisch, "Where is Mercury Deposition Coming From?"
ENVIRONMENTAL SCIENCE & TECHNOLOGY Vol. 32, No. 7 (April 1, 1998),
págs. 176A-179A.

[8] Masazumi Harada con Aileen Smith, "Minamata Disease: A Medical
Report," en W. Eugene Smith y Aileen M. Smith, editores, MINAMATA (New
York: Holt, Rinehart and Winston, 1975), págs. 180-192.

[9] Tomohiro Kawaguchi, [Carta al editor], SCIENCE Vol. 279 (January
23, 1998), pág. 460. Y ver Masazumi Harada, "Minamata Disease:
Methylmercury Poisoning in Japan Caused by Environmental Pollution,"
CRITICAL REVIEWS IN TOXICOLOGY Vol. 25, No. 1 (1995), págs. 1-24. Y
también: Bernard Weiss, "Long Ago and far Away: A Retrospective on the
Implications of Minamata," NEUROTOXICOLOGY Vol. 17, No. 1 (1996), págs.
257-264. Y véase: Tadashi Ninomiya y otros, "Expansion of Methylmercury
Poisoning outside of Minamata: An Epidemiological Study on Chronic
Methylmercury Poisoning outside of Minamata," ENVIRONMENTAL RESEARCH
Vol. 70 (1995), págs. 47-50.

Palabras claves: mercurio; pescado; enfermedad de minamata; japón;
regulación; atsdr; epa; oms; organización mundial de la salud; niños;
retardo mental; dieta y salud; recomendaciones de pesca; determinación
de los riesgos;

=====

NOTICIAS, COMUNICADOS y PETICIONES ESPECIALES

=====

7 de mayo de 1998

Estimado Lector de Rachel's:

Como reza el dicho: "si no tienes éxito la primera vez; trata, trata de
nuevo". Eso es exactamente lo que Environmental Research Foundation y
Rachel's Environment & Health Weekly están haciendo. El año pasado, les
pedimos a ustedes escribir una carta para ayudarnos a asegurar
financiamiento de la compañía de telecomunicaciones Working Assets.

A pesar de que no fuimos escogidos para recibir financiamiento de
Working Assets en 1997, tenemos esperanzas para 1998. Working Assets
está recibiendo ahora nominaciones para financiar grupos sin fines de
lucro que están luchando por la paz, los derechos civiles, la justicia
económica o social y el ambiente. Treinta y seis organizaciones sin
fines de lucro serán escogidas para recibir financiamiento de Working
Assets a finales de 1998. Usted podría ayudar a asegurar nuestra
nominación y selección escribiendo simplemente una carta de apoyo [en
inglés], aunque sea corta (un párrafo).

Por favor, envíe su carta apoyando la nominación de ERF a:

Ms. Clarice Corell, Donations Manager
Working Assets
701 Montgomery Street, 4th Floor
San Francisco, CA 94111
415-788-0777

Las nominaciones serán aceptadas solamente de clientes de Working
Assets y deben ser recibidas hasta el 31 de mayo de 1998. Gracias por
su apoyo a ERF y Rachel's. --Peter Montague

=====

ANUNCIANDO UNA CONFERENCIA IMPORTANTE

SECULAR FRANCISCAN ORDER, U.S.A.
Charles G. Spencer, SFO, Chairman
107 Jensen Circle, West Springfield, MA 01089-4451 Teléfono: (413) 737-
7600 E-mail: cspencer@mail.map.com WWW:
http://pages.map.com/SecularFranciscanEcology

presenta

ENVIRONMENTAL HEALTH CONFERENCE (CONFERENCIA DE SALUD AMBIENTAL)
en
"Graymoor" Christian Unity Center, Garrison, New York, del 20 al 26 de
junio de 1998

Relacionando la contaminación, la injusticia y la explotación al
sufrimiento humano.

TALLERES

DOMINGO 21 DE JUNIO DE 1998

9:30 A.M. - 12:00 M.: "The Breast Cancer Epidemic: A Paradigm of Failed
Cancer Prevention and Social Injustice" ("La epidemia del cáncer del
seno: un paradigma del fracaso de la prevención del cáncer y la
injusticia social").

Samuel S. Epstein, M.D., Profesor de Medicina Ocupacional y Ambiental,
Escuela de Salud Pública, Centro Médico de la Universidad de Illinois,
y Presidente de la Coalición de Prevención del Cáncer, Chicago.
Autoridad internacionalmente reconocida en tóxicos y efectos
carcinógenos de contaminantes en el aire, el agua, los alimentos y el
lugar de trabajo. Autor de 280 publicaciones científicas, y ocho
libros, incluyendo "Politics of Cancer" ("Políticas del
cáncer"), "Hazardous Waste in America" ("Desechos peligrosos en los
EUA"), "Safe Shoppers Bible" ("La biblia del comprador cuidadoso"),
y "The Breast Cancer Prevention Program" ("El programa de prevención
del cáncer de seno").

DOMINGO 21 DE JUNIO DE 1998

2:00 - 4:30 P.M.: "The Psychosocial Stress Associated with Superfund
Sites" ("La presión psicosocial asociada con los casos Superfund").

Pamela Tucker, M.D., Jefe de la División de Promoción de la Salud,
Oficina de Registro de Sustancias Tóxicas y Enfermedades de los EUA (U.
S. Agency for Toxic Substance and Disease Registry), Atlanta, GA,
tratando las respuestas psicológicas a las sustancias peligrosas.

LUNES 22 DE JUNIO DE 1998

9:00 - 11:30 A.M.: "TSEs: Why FDAs New Food Rules Won't Protect Us from
BSE (Mad Cow)" ("TSE: Por qué las nuevas reglamentaciones de la FDA no
nos protegerán del BSE [enfermedad de las vacas locas]").

Michael Hansen, Ph.D., Investigador Asociado, Instituto de Políticas
del Consumidor, División de la Unión de Consumidores (Consumer Policy
Institute, Div. of Consumers Union), editor de "Consumer Report".
Conocido nacionalmente como experto en biotecnología y tópicos de
seguridad de alimentos, incluyendo el BSE (enfermedad de las vacas
locas).

LUNES 22 DE JUNIO DE 1998

1:30 - 4:00 P.M.: "Food Activism: Combating Industrial Food"
("Activismo de alimentos: combatiendo los alimentos industriales").

Michael Colby, Dir. Ejecutivo, Food & Water, Inc., y editor de "Food &
Water Journal", dedicado a proteger contra amenazas a la integridad de
los alimentos y el agua, incluyendo la irradiación, los pesticidas y
los productos alterados genéticamente.

MARTES 23 DE JUNIO DE 1998

9:00 - 11:30 A.M.: "Nukes in Space: Countdown to Disaster" ("Armas
nucleares en el espacio: cuenta regresiva al desastre").

Karl Grossman, Prof. de Periodismo, Univ. Estatal de Nueva York,
Departamento de Old Westbury. Periodista investigador. Acreditado con
la "mejor historia noticiosa censurada de 1996" por Project Censored,
por la historia: "Nuclear Proliferation in Space" ("Proliferación
nuclear en el espacio"). Autor de "The Wrong Stuff: The Space Program's
Nuclear Threat to Our Planet (1997)" ("La amenaza del Programa Nuclear
Espacial a nuestro planeta") y "Power Crazy (1986)" ("Poder loco").

MARTES 23 DE JUNIO DE 1998

1:30 - 4:00 P.M.: "Who Should Play God? Engineering and The Marketing
of Life" ("¿Quién debería jugar a ser Dios? La ingeniería y el mercadeo
de la vida").

Andrew Kimbrell, Abogado, Dir. Ejecutivo, Centro Internacional para
Asesorías Tecnológicas (International Center for Technology
Assessment), tratando los impactos de la tecnología, incluyendo los
clonamientos y las patentes de vida. Autor de "The Human Body Shop"
("La tienda del cuerpo humano") que trata del mercadeo mundial de human
órganos. Identificado por "Utne Reader" como uno de los 100 principales
visionarios del mundo.

MIERCOLES 24 DE JUNIO DE 1998

9:00 - 11:30 A.M.: "Regulation, Science and Integrity" ("Regulación,
ciencia e integridad").

Paul Connett, Ph.D., Profesor de Química, Universidad de St. Lawrence.
Co-editor del semanario "Waste Not" desde 1988, y ha realizado más de
1.200 presentaciones en 47 estados y 35 países. Co-organizador de las
Conferencias Ciudadanas Nacionales sobre Dioxina de 1994, 95 y 96
(National Citizen's Conferences on Dioxin) (y otros bloqueadores
hormonales sintéticos). El Dr. Connett es una autoridad en fluoración.

MIERCOLES 24 DE JUNIO DE 1998

1:30 - 4:00 P.M.: "Climate Change, Ecology and Public Health" ("Cambio
climático, ecología y salud pública").

Paul R. Epstein, M.D., M.P.H., Director Asociado, Centro para la Salud
y el Ambiente Global (Center for Health and the Global Environment),
Escuela de Medicina de Harvard, Boston. Autor principal de "Human
Health and Climate Change" ("La salud humana y el cambio de clima").
Miembro del Panel de Dimensiones Humanas, de la Academia Nacional de
Ciencias de los EUA/Consejo Nacional de Investigaciones (U.S. National
Academy of Sciences/National Research Council), y uno de los
Coordinadores del NOAA y del Proyecto NASA.

JUEVES 25 DE JUNIO DE 1998

9:00 - 11:30 A.M.: "Why the Environment and Human Health are in
Trouble" ("Por qué el ambiente y la salud humana están en problemas").

Peter Montague, Ph.D., Director de Environmental Research Foundation y
editor de "Rachel's Environment & Health Weekly", uno de los más
respetados boletines informativos de salud ambiental en el país desde
1986.

JUEVES 25 DE JUNIO DE 1998

1:30 - 4:00 P.M.: "Confronting Power, Politics, and Injustice: A
Personal Perspective" ("Confrontando el poder, la política y la
injusticia: una perspectiva personal").

Terri Swearingen, Ganadora en 1997 del premio "Goldman Prize" para
Norteamérica, el equivalente ambiental del Premio Nóbel. Nominada en
1995 para el Premio a los Diez Jóvenes Estadounidenses más Resaltantes,
Enfermera y Miembro de la Junta de Salud del Condado de Hancock, WV.

VIERNES 26 DE JUNIO DE 1998

9:00 - 10:45 A.M.: "Living in Creation - A Franciscan Perspective"
("Viviendo en la Creación - Una perspectiva Franciscana").

Friar John L. Ostdiek, OFM, Ph.D., Ecólogo, ex miembro de la junta de
agencias de trabajos públicos con orientación médica, y autor
de "Creator, Creation, and St. Francis" ("Creador, Creación y San
Francisco").

DISCUSIONES VESPERTINAS FACILITADAS POR:

Walter Grazer, Director del Programa de Justicia Ambiental
(Environmental Justice Program), Conferencia Católica de los EUA.

Friar Joseph Nangle, OFM, Asesor espiritual de la Comisión Nacional de
Ecología (National Ecology Commission, NEC), Orden Franciscana Secular
(Secular Franciscan Order, SFO), EUA.

Charles Spencer, SFO, Presidente de la Comisión Nacional de Ecología
(National Ecology Commission), Orden Franciscana Secular (Secular
Franciscan Order, SFO), EUA.

¡Y otros más!

-------------

Comidas: Vegetarianas. Grupos de discusión. Sesiones de estrategias.
Paseos guiados por la naturaleza.

¡¡El público será bienvenido!!

Se proporcionará un servicio de enlace entre Graymoor y los terminales
públicos. Vía aérea (Stewart Airport, Newburgh, NY), Tren local (Metro
North Station, Peekskill, NY), y Amtrak (Croton-Harmon, NY).

Habitación doble $295,00; habitación individual $375,00. Se requiere un
depósito de $75,00. Todo incluido en el precio, habitación, comidas y
conferencia. Primera comida: cena, el 20 de junio. Ultima comida
proporcionada: almuerzo, el 26 de junio. Tarifa diaria con almuerzo y
cena: $27,50 (sin pernoctar). Tarifa diaria con acomodación y todas las
comidas: $50,00. Debe estarse registrado con anticipación y pagar por
adelantado. No venir sin reservación previa. Los cheques deben estar a
nombre de "SFO NEC", y ser enviados a la National Ecology Commission (a
la dirección arriba indicada).

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (29)