Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#582 - Un Problema Fundamental, 21-Jan-1998

La historia de la contaminación ambiental en los EUA es básicamente la
historia de una lucha de poder entre unos pocos cientos de sociedades
anónimas grandes, por un lado, y las autoridades gubernamentales de
salud pública por el otro. (Ver, por ejemplo, REHW #539, #540 --la
historia del tetraetilo de plomo en la gasolina). Durante los últimos
100 años, las grandes corporaciones generalmente han sobresalido de
manera fácil. Desafortunadamente, para prevalecer, las corporaciones
transnacionales han creado un sistema industrial que incluso sus
directores ahora reconocen que es insostenible [1].

Es importante resaltar que las corporaciones han establecido el
principio de que los químicos y otras tecnologías nuevas serán
consideradas seguras hasta que se pruebe que son dañinas. Así, el
conseguir las evidencias concernientes a la seguridad recae sobre el
público, quien debe demostrar que ocurren daños antes de que puedan
considerarse los controles. (Sólo en la industria farmacéutica las
evidencias concernientes a la seguridad están invertidas. Antes de que
puedan comercializarse drogas nuevas, tiene que demostrarse que son
razonablemente seguras Y efectivas. E incluso con esta restricción, se
calcula que las preparaciones farmacéuticas matan a unos 140.000 (!)
estadounidenses cada año [2]).

La corporación transnacional es la institución principal de nuestra
era, y esto ha sido cierto para los últimos 100 años aproximadamente.
Esta institución es tan importante hoy en día como lo fue la Iglesia
Cristiana en Europa durante el siglo 15, determinando y moldeando la
realidad de la mayoría de la gente.

Cuando pensamos en el establecimiento, en el siglo 21, de un sistema
industrial basado en los principios de sustentación, seríamos
descuidados si no examinamos la naturaleza de esta entidad legal, la
corporación. Como están las cosas hoy en día, la corporación --y no el
gobierno-- es la entidad legal que determinará si un sistema industrial
sustentable es posible o no.

La naturaleza de la gran sociedad anónima

** En los EUA, las corporaciones fueron creadas inicialmente como
entidades artificiales, subordinadas, sin derechos propios, regidas por
asambleas legislativas estatales. Hasta 1886, las corporaciones sólo
podían servir a los propósitos públicos para los que fueron
establecidas específicamente: construir un canal, administrar una
carretera de peaje, financiar y construir un puente, etc. Su
capitalización era fijada por ley; no podían ser propietarias de otras
corporaciones; frecuentemente se le exigía a su junta directiva que
viviera en el Estado donde estaban constituidas, de manera de hacerlas
responsables localmente. En esos primeros años, el tiempo de vida de
una corporación era finito, frecuentemente eran unos 20 años.

Por ejemplo, la asamblea legislativa de Pennsylvania declaró en
1834: "Legalmente, una corporación es solamente lo que sus estatutos la
hacen. Es la criatura de la ley y puede ser moldeada en cualquier forma
o para cualquier propósito que la Asamblea Legislativa considere más
propicio para el bien común" [3].

En 1879, la constitución del Estado de California contenía esta
cláusula (Artículo XII, sección 8): "El ejercicio del derecho al
dominio eminente nunca será tan restringido o definido como para
impedir que la Asamblea Legislativa tome la propiedad y las franquicias
de compañías constituidas y las someta al uso público al igual que las
propiedades de los individuos, y el ejercicio del poder policial del
Estado nunca será tan restringido o definido como para permitirles a
las corporaciones llevar a cabo sus negocios de manera que transgredan
los derechos de los individuos o el bienestar general del Estado" [3].

Después de 1886 la situación cambió. En una decisión tomada por la
Corte Suprema de los EUA en 1886, se les dio a las corporaciones la
condición jurídica de "personas" según la Constitución de los EUA,
protegidas por la Declaración de Derechos. Después de eso, las
corporaciones podían hacer cualquier cosa que cualquier otra "persona"
hiciera, mientras fuese legal. Armadas con la salvaguarda
Constitucional de los individuos, pero sin tener ninguna de las
limitaciones de los individuos, las corporaciones pronto dejaron de ser
entidades subordinadas. Hoy, muchas corporaciones son más grandes que
algunos países. Por ejemplo, Mitsubishi es más grande que Indonesia.
General Motors es más grande que Dinamarca. Ford Motor es más grande
que Suráfrica y más grande que Arabia Saudita. Toyota Motor es más
grande que Portugal. La cadena de tiendas Wal-Mart es más grande que
Israel y más grande que Grecia [4].

** En su mayor parte, el personal de las corporaciones está constituido
por personas inteligentes, con buenas intenciones. Pero las
motivaciones personales de esos individuos no son las mismas que
motivan a la corporación. Una gran sociedad anónima está conducida por
su propia lógica interna.

** Una corporación tiene una conducción interna que puede compararse a
las "ganas de vivir" de los seres humanos. Una vez que una corporación
se constituye en sociedad anónima, debe:

** rendir una ganancia a los inversionistas;

** crecer;

** exteriorizar sus gastos en la mayor medida posible.

Estas son características esenciales de la forma corporativa. Si una
corporación fracasa en proporcionar un rendimiento decente para los
inversionistas, esos inversionistas pueden demandar (y demandan) por
incumplimiento del fondo fiduciario. Este requerimiento --el
rendimiento de una ganancia-- limita estrechamente lo que pueden hacer
las corporaciones. En general, no debe perseguirse lo que no es
rentable. Esto significa que los individuos a veces tienen que poner de
lado sus consciencias cuando toman decisiones para una corporación. Las
personas mejor intencionadas del mundo no son libres para actuar según
sus filosofías personales cuando están actuando en nombre de una
sociedad anónima. Tienen que hacer lo que es lucrativo, que no
necesariamente es lo correcto.

Las corporaciones deben crecer por una variedad de razones. En general,
un tamaño mayor trae estabilidad. También tiende a traer una mayor
participación en el mercado. También trae algo de poder político, lo
que les permite a los directores corporativos manipular el ambiente
político dentro del cual debe operar la corporación. El tamaño también
trae consigo el poder para crear y controlar la demanda de bienes y
servicios, por medio de la publicidad en el mercado de masas. Se piensa
que una corporación que deja de crecer tiene problemas, y por esto
pudiera perder inversionistas.

Las corporaciones deben exteriorizar sus gastos en la mayor medida
posible. Ante un trabajador enfermo, una corporación tenderá a dejar
que el sistema de salud pública cubra los gastos de devolverle la salud
al trabajador, más que cargarle las facturas del médico a la
corporación. Ante la opción de tratar desechos peligrosos a 100 dólares
por tonelada o verterlos gratis en un río, la corporación tenderá a
verter los desechos en el río. Por supuesto que este comportamiento de
exteriorización no es absoluto --varía de situación a situación-- pero
en general, las corporaciones tienen una poderosa energía para
exteriorizar sus gastos en la mayor medida posible.

Las corporaciones tienen otras características que son importantes:

** Son jerárquicas y autoritarias al extremo. Los trabajadores de la
base reciben órdenes de jefes que están por encima de ellos, y los
trabajadores (y los gerentes) pueden ser despedidos en cualquier
momento por cualquier motivo. Las corporaciones simplemente no son
democráticas. De hecho, muchas corporaciones no sólo son 'NO
democráticas'; también son agresivamente ANTI democráticas, buscando
debilitar los esfuerzos para expandir la toma democrática de decisiones
dentro de los EUA y en muchos otros países.

** Las corporaciones han probado ser maravillosamente eficientes en
consolidar la riqueza y el poder en las manos de unas pocas personas,
en detrimento de la toma democrática de decisiones en la sociedad en
general.

** Las corporaciones tienden a ser patriarcales (en general). Tienden a
reafirmar y mantener una tradición machista.

** Una corporación moderna tiene una vida ilimitada (muy a diferencia
de una persona). Esto le da a una corporación la capacidad para crecer
sin límite, mientras el crecimiento de la riqueza y el poder de un
individuo están limitados estrictamente por la tumba.

** Como resultado de la longevidad ilimitada, entre las 100 economías
más grandes del mundo en 1995-96, 51 fueron corporaciones y sólo 49
fueron países [4].

** Después de que se vuelven grandes, las corporaciones no pueden
sentir pena. Por ejemplo, la Corporación Exxon recibió una multa de 5
mil millones de dólares por el derrame petrolero Exxon Valdez. El día
que la enorme multa fue anunciada, el precio de las acciones de Exxon
subió porque los inversionistas se dieron cuenta de que Exxon era
invencible. No importa cuán detestable sea su comportamiento, las
instituciones humanas no tienen la capacidad para frenar los excesos de
una transnacional grande. De manera similar, el día que el gobierno de
la India le impuso una multa de 800 millones de dólares a Union Carbide
por su negligencia en el desastre de Bhopal, las acciones de Carbide
subieron.

** Los inversionistas y directores (y frecuentemente también los
gerentes) están protegidos de la responsabilidad, y por esto las
corporaciones tienden a tener un comportamiento antisocial. De hecho,
la limitación de la responsabilidad fue la razón de que la forma
corporativa fuese inventada en primer lugar. Estos --y la incapacidad
de sentir pena-- son puntos cruciales. El dolor es muy importante a
medida que los seres humanos dejamos la infancia atrás. El dolor sirve
para limitar y guiar nuestro comportamiento. Cuando somos bebés, si
tratamos de gatear a través de una puerta, nos golpeamos la frente y
aprendemos rápidamente por la dolorosa realidad. Cuando somos niños, si
golpeamos a otra persona, puede que nos golpeen a cambio; de esa manera
aprendemos que la violencia no es necesariamente la mejor política.
Eventualmente, el dolor externo resulta guardado en una conciencia y
nos convertimos en adultos civilizados. Según la ley, a las
corporaciones les están negados formalmente estos ímpetus
civilizadores. Como resultado, las corporaciones tienden a comportarse
como sociópatas. La contaminación generalizada y la destrucción del
ambiente natural proporcionan evidencias de este hecho.

** En los EUA, menos de dos docenas de estas extraordinarias criaturas
poseen y operan un 90% de los medios de comunicación --controlando casi
todos los libros, revistas, discos, videos, estaciones de radio y TV,
periódicos, servicios cablegráficos de noticias y agencias fotográficas
(Ben Bagdikian, MEDIA MONOPOLY, 4a. edición. ISBN 0-8070-6157-3). De
esta manera, el número de personas que definen las condiciones de la
discusión pública en los EUA podrían caber fácilmente dentro de una
habitación pequeña. Cuando se vuelven visibles, las corporaciones usan
los medios de comunicación con mucho arte para darse ellos mismos la
apariencia de benevolencia. Piense en Joe Camel.

En resumen, la sociedad anónima transnacional es un coloso, más grande
que la mayoría de los gobiernos nacionales, un gigante sonriente que
debe crecer, no puede morir, no puede sentir pena, no puede asumir la
responsabilidad legal por sus acciones, tiene que depositar sus
excrementos en lugares públicos en la mayor medida posible
(exteriorizando sus costos), es incapaz de actuar sobre la conciencia y
el sentido de la moral que los gerentes y directores personalmente
tienen, es incapaz de preocuparse por el lugar o la comunidad, es
políticamente privilegiado por su tamaño y riqueza, y posee o controla
todos los medios de comunicación relevantes, según sus necesidades.

Esta, de hecho, tiende a ser una criatura sociópata y políticamente
indetenible.

Esta es la criatura a la que le estamos pidiendo que controle su
apetito en favor del "bienestar general" (una frase del preámbulo de la
Constitución de los EUA). Desafortunadamente, esta no es una entidad
con una conciencia o un sentido de intención social (es, después de
todo, un invento sobre el papel y no es humana). Esta entidad es
incapaz de preocuparse por el bienestar general o por las generaciones
que no han nacido aún --no importa cuán buen corazón tengan y cuán bien
intencionados sean sus empleados, gerentes y directores.

Si la sociedad quiere que estas entidades se comporten de manera
diferente, la sociedad tendrá que modificar los estatutos corporativos -
-el trozo de papel emitido por las asambleas legislativas estatales que
les dan a las corporaciones el privilegio de ser-- para así forjarse
distintos incentivos y requerimientos dentro de los fundamentos legales
de la corporación.

Además, en los EUA, a las corporaciones podrían negárseles los
privilegios de persona según la Constitución. Nuestra regla general
podría ser: "Si no respira, no es una persona y por lo tanto no está
protegida por la Declaración de Derechos". Así, las sociedades anónimas
transnacionales podrían ser devueltas a la condición jurídica
subordinada que nuestros abuelos y bisabuelos previeron claramente para
estos inventos peligrosos, difíciles de controlar.

--Peter Montague
(National Writers Union, UAW Local 1981/AFL-CIO)

=====

[1] Stephan Schmidheiny y otros, CHANGING COURSE; A GLOBAL BUSINESS
PERSPECTIVE ON DEVELOPMENT AND THE ENVIRONMENT (Cambridge, Mass.: MIT
Press, 1992). ISBN 0-262-69153-1. Ver también REHW #296. Quienes deseen
saber más acerca de la forma corporativa pueden leer a David C. Korten,
WHEN CORPORATIONS RULE THE WORLD (San Francisco: Berret-Koehler
Publishers, 1995). ISBN 1-887208-00-3.

[2] David C. Classen y otros, "Adverse Drug Events in Hospitalized
Patients," JOURNAL OF THE AMERICAN MEDICAL ASSOCIATION (JAMA) Vol. 277,
No. 4 (January 22/29, 1997), págs. 301-306.

[3] Citado en Richard Grossman, "Only the People Can Be Socially
Responsible," en Trent Schroyer, editor, A WORLD THAT WORKS (New York:
The Bootstrap Press, 1997), págs. 171-181. ISBN 0-942850-38-6.

[4] Ward Morehouse, "Multinational Corporations and Crimes Against
Humanity," en Trent Schroyer, editor, A WORLD THAT WORKS (New York: The
Bootstrap Press, 1997), pág. 51. ISBN 0-942850-38-6. Morehouse atribuye
los datos a estas fuentes: datos de corporaciones de "Fortune's Global
500, The World's Largest Corporations," FORTUNE magazine August 7,
1995. Información de los países en: THE WORLD DEVELOPMENT REPORT
(Washington, D.C.: World Bank, 1996).

Palabras claves: corporaciones; muertes farmacológicas; pa; ca; ben
bagdikian; media monopoly; medios de comunicación; tamaños corporativos
frente a tamaños de naciones; david korten; when corporations rule the
world; richard grossman; ward morehouse;

Fastprotect1.net Is For Sale

The domain fastprotect1.net is for sale. To purchase, call BuyDomains.com at 781-373-6841 or 844-896-7299. Click here for more details.