Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#558 - La Diabetes Está Aumentando, 06-Aug-1997

Un nuevo estudio confirma que veteranos de la guerra de Vietnam tienen
una probabilidad mayor de enfermarse de diabetes si tienen niveles
elevados de dioxina en la sangre [1]. La dioxina es un potente químico
bloqueador de hormonas que se encuentra en el Agente Naranja, un
herbicida rociado por las fuerzas de los EUA durante la guerra de
Vietnam.

Estudios recientes también indicaron que la diabetes está aumentando
entre la población general en los EUA [2] y el mundo. El aumento es
especialmente rápido entre los niños [3, 4]. En la 16ta Conferencia
Internacional de Diabetes, celebrada recientemente en Helsinki,
Finlandia, investigadores dijeron que la diabetes se está convirtiendo
en una epidemia global. "Creo que podemos decir con certeza que hay una
epidemia aquí y ahora", dijo Paul Zimmet, jefe ejecutivo del Instituto
Internacional de Diabetes (International Diabetes Institute) [5].

La diabetes es una enfermedad del sistema endocrino [6].
Específicamente, la diabetes es un desorden del páncreas, un órgano
largo y delgado (de aproximadamente 7 pulgadas de largo), que se
encuentra detrás del estómago. El páncreas produce hormonas que ayudan
a digerir la comida, pero también tiene otra función importante:
produce hormonas que regulan el uso de glucosa por el cuerpo. La
glucosa es un tipo de azúcar que sirve de combustible para la mayoría
de las actividades diarias de las células del cuerpo.

El páncreas produce tres hormonas: insulina, glucagón y somatostatina.
Cuando la concentración de azúcar aumenta en la sangre (por ejemplo,
después de una comida), la insulina estimula a los músculos y las
células adiposas a remover la glucosa de la sangre y almacenarla. La
insulina también estimula el almacenamiento del exceso de glucosa en el
hígado en forma de un tipo de almidón llamado glucógeno.

Cuando se requiere más azúcar en la sangre, el páncreas produce la
hormona glucagón, que descompone el glucógeno del hígado y lo convierte
nuevamente en azúcar. Este azúcar es liberado entonces otra vez en la
corriente sanguínea. La tercera hormona pancreática, la somatostatina,
no se entiende tan bien como las otras dos, pero se piensa que ayuda a
regular los niveles de azúcar en la sangre.

Cuando el sistema pancreático falla en controlar correctamente la
glucosa, la sangre puede terminar conteniendo demasiada azúcar --una
afección llamada hiperglucemia. Eventualmente el azúcar que está en
exceso puede medirse en la orina. Cuando el cuerpo de una persona no es
capaz de usar la glucosa disponible en la sangre, la persona sufre de
DIABETES MELLITUS (término griego que significa 'miel que pasa a
través').

Existen dos clases de diabetes --la diabetes mellitus dependiente de
insulina (IDDM, por sus siglas en inglés) y la diabetes mellitus no
dependiente de insulina (NIDDM, por sus siglas en inglés). La IDDM
también se llama diabetes Tipo I, o diabetes juvenil, porque usualmente
aparece durante la niñez. Como lo indica su nombre, la IDDM requiere
que la persona tome insulina, usualmente mediante inyecciones diarias.
Un diez por ciento de los diabéticos tienen IDDM.

El otro tipo de diabetes --la NIDDM-- no requiere que la persona se
ponga inyecciones de insulina. Los niveles de insulina de la persona
son casi normales, pero su cuerpo parece incapaz de usar la insulina
adecuadamente. Ellos tienen que controlar el azúcar en su sangre
vigilando su dieta. La NIDDM también se llama diabetes adulta, o
diabetes Tipo II. Generalmente aparece después de los 40 años y las
personas que la padecen usualmente son obesas. Un noventa por ciento de
los diabéticos tienen NIDDM.

La diabetes es una enfermedad seria. Su efecto principal es que causa
cambios en los vasos sanguíneos grandes y pequeños. Estos cambios, a su
vez, conllevan a otros problemas: padecimientos coronarios, afecciones

cardíacas, presión sanguínea alta, derrames cerebrales, deterioro de
nervios y vasos sanguíneos en las extremidades (algunas veces
requiriendo amputación), ceguera, afección renal y muerte.

Los síntomas de la diabetes son vagos --cansancio, sed y la necesidad
de orinar frecuentemente, ya que el cuerpo trata de eliminar el exceso
de azúcar en la sangre. Por esta razón, muchas personas tienen la
enfermedad por años sin saberlo. Se sabe que hay 10 millones de
diabéticos en los EUA y quizás 5 millones más que aún no han sido
diagnosticados [6].

Veteranos de Vietnam

En el nuevo estudio de los veteranos de Vietnam se observaron los
niveles de dioxina en sangre y se relacionaron con los niveles de
azúcar e insulina en sangre, la predominancia de diabetes y el momento
de la aparición de la diabetes [1]. El estudio comparó a 989 veteranos
que habían participado en la Operación "Ranch Hand" (rociando
aproximadamente 12 millones de galones de Agente Naranja sobre el 10%
de Vietnam del Sur durante el período de 1962 a 1971), con un grupo
control de 1276 veteranos de la Fuerza Aérea que sirvieron en el
Sureste de Asia durante el mismo período pero no participaron en el
programa de rociado del herbicida. Durante su producción, el Agente
Naranja resultó contaminado involuntariamente con dioxina a un grado de
alrededor de 3 partes por millón (ppm).

El nivel promedio de dioxina en el suero del grupo "Ranch Hand" fue de
12,2 partes por trillón (ppt) y el nivel promedio de dioxina en el
suero del grupo control de veteranos fue de 4,0 ppt. (El suero
sanguíneo es la parte líquida que queda después de que se extraen las
células de la sangre).

Los investigadores encontraron que los veteranos del grupo "Ranch Hand"
tenían aproximadamente un 50% más de probabilidad de sufrir de
diabetes, en comparación con el grupo control. Adicionalmente, a medida
que aumentaba el nivel de dioxina en sangre dentro del grupo "Ranch
Hand", también aumentaba la severidad de la diabetes. Y finalmente, el
tiempo de aparición de la diabetes fue menor entre los veteranos del
grupo "Ranch Hand" que tenían más dioxina en sangre. El estudio
encontró aumentos consistentes en la probabilidad de presentar
anormalidades en la glucosa (azúcar de la sangre) con el aumento de la
dioxina.

Entre el grupo control, los investigadores notaron una probabilidad
aumentada de presentar niveles anormalmente altos de insulina en el
suero sanguíneo con el aumento de los niveles de dioxina.

Estudios previos de trabajadores industriales expuestos a dioxina han
dado resultados mixtos. Algunos mostraron aumentos en la probabilidad
de diabetes con el incremento de dioxina [7], mientras que otros no han
mostrado tales aumentos [8]. Seis estudios de tres especies de animales
de laboratorio (ratas, ratones y cobayos) han mostrado alteraciones en
el metabolismo de la glucosa con niveles bajos de exposición a dioxina,
aumentando así la plausibilidad biológica de la idea de que la dioxina
pudiese causar diabetes [9].

Población general

Como se indicó arriba, la IDDM es mayormente una enfermedad de niños.
Por otro lado, la NIDDM es mayormente una enfermedad de adultos. Ahora,
sin embargo, la NIDDM está afectando a más y más niños. Antes de 1992,
entre los pacientes pediátricos con diabetes, sólo un 2% a 3% tenían
NIDDM. En otras palabras, un 97% a 98% tenían IDDM [3]. En años
recientes, sin embargo, ha habido un aumento dramático en el número de
niños diagnosticados con NIDDM. En un estudio de chicos en Cincinnati,
Ohio, en 1994, la NIDDM representó un 16% de todos los casos nuevos de
diabetes. Entre los pacientes diabéticos de 10 a 19 años de edad en
Cincinnati, la NIDDM representó un 33% de los diagnósticos de diabetes
en 1994 [3]. Esto constituye un aumento de 10 veces de la NIDDM entre
los niños en los últimos años.

La obesidad también ha ido aumentando entre los niños en los últimos
años. Entre 1980 y 1990, la proporción de niños definidos como obesos
aumentó desde un 15% a un 21% [4]. Los investigadores de Cincinnati ven
claramente que estas dos tendencias están relacionadas.

Los investigadores de Cincinnati se preguntaron si sus resultados
pudieran ser debidos a una mayor conciencia general acerca de la NIDDM
entre los médicos. O por detección temprana y referencias de otros
médicos. O tal vez por cambios en la población general de Cincinnati en
los últimos años. Ellos descartaron todos estos puntos potenciales de
confusión y concluyeron que el aumento de la NIDDM entre los niños muy
probablemente es un aumento real.

¿Por qué hay cada vez más niños sufriendo este padecimiento de adultos?
Muchos investigadores han notado una relación entre la obesidad y la
diabetes tanto en adultos como en niños. De hecho, en el estudio de
Cincinnati, un 92% de 1.027 niños con diabetes eran obesos.

Sin embargo, hasta ahora no se conoce un mecanismo biológico que
explique cómo la presencia de un exceso de grasas corporales pueda
causar diabetes.

El hallazgo de que un químico bloqueador endocrino como la dioxina
puede ser capaz de promover la diabetes, abre nuevos caminos al
pensamiento sobre esta enfermedad que va en tan rápido aumento. Quizás
no sea la grasa por sí misma la que cause la diabetes --quizás sean los
químicos tóxicos almacenados en nuestra grasa los que causen
enfermedades. Desde hace tiempo es sabido que la grasa humana acumula
químicos tóxicos. Por ejemplo, el Servicio de Salud Pública de los EUA
(U.S. Public Health Service) ha estado colectando y analizando muestras
de grasa de humanos por 20 años, buscando hidrocarburos halogenados
[10], incluyendo dioxina, beta-hexaclorociclohexano, heptacloro, DDT,
DDD, DDE, PCBs, tricloroetileno, percloroetileno, 2,4-D, metil cloruro,
cloruro de vinilo, cloruro de polivinilo (PVC) y cloroformo, entre
otros. Cada uno de nosotros lleva literalmente cientos de químicos
exóticos tóxicos en su grasa corporal. Para cualquier químico en
particular, nuestra grasa frecuentemente tiene una concentración 100
veces mayor que la concentración del mismo en nuestro suero sanguíneo.
Es sabido también que los químicos pueden ser liberados de la grasa
para re-circular en la corriente sanguínea durante períodos como
embarazos, tensiones, enfermedades o ayunos. Muchos organohalógenos
almacenados en la grasa se conoce que interfieren con nuestros sistemas
endocrinos al imitar o bloquear hormonas naturales [11].

La diabetes está creciendo en todo el mundo. "Pienso que la diabetes
será uno de los principales asesinos del mundo en el año 2010", dice
Jak Jervell, presidente de la Federación Internacional de la Diabetes
(International Diabetes Federation) [5]. Alrededor del mundo, se estima
que unas 135 millones de personas han sido diagnosticadas con diabetes.
Para el año 2025, predice la Organización Mundial de la Salud (World
Health Organization), el número será de 300 millones. "Lo que me
preocupa es que el mundo en vías de desarrollo sufrirá este aumento"
dice Jervell, refiriéndose a las personas que adoptan el estilo de vida
estadounidense: comida rápida grasosa, con poco o sin ningún ejercicio
físico. Pero hay otra característica clave de la vida estadounidense,
de la que muchas veces no nos damos cuenta: a través de la exposición
al agua, a los alimentos y al aire, todos tomamos un baño más o menos
continuo en bajos niveles de químicos exóticos tóxicos poco entendidos,
muchos de los cuales interfieren con nuestras hormonas. Sin duda
alguna, para mucha gente es una vida maravillosa. Pero el precio que
pagamos en enfermedades crónicas es alto y va en continuo aumento [12].

--Peter Montague (Unión Nacional de Escritores, UAW Local 1981/AFL-CIO)

=====

[1] Gary L. Henriksen y otros, "Serum Dioxin and Diabetes mellitus in
veterans of Operation Ranch Hand," EPIDEMIOLOGY Vol. 8, No. 3 (May
1997), págs. 252-258. Estudios anteriores que sugieren que los
veteranos de Vietnam tienen una probabilidad aumentada de sufrir
diabetes se encuentran revisados en: Institute of Medicine, VETERANS
AND AGENT ORANGE: HEALTH EFFECTS OF HERBICIDES USED IN VIETNAM
(Washington, D.C.: National Academy Press, 1993), págs. 11-12, 11-13 y
11-15 hasta 11-17; ver también el Capítulo 6.

[2] J.A. Fain, "National trends in diabetes: an epidemiologic
perspective," DIABETES Vol. 28 (1993), págs. 1-7.

[3] Orit Pinhas-Harniel y otros, "Increased incidence of non-insulin-
dependent diabetes mellitus among adolescents," THE JOURNAL OF
PEDIATRICS Vol. 128, No. 5, Part 1 (May 1996), págs. 608-615. Ver
también: Associated Press, "Adult Diabetes Type on Rise in Young," NEW
YORK TIMES July 8, 1997, pág. C7.

[4] Carla R. Scott y otros, "Characteristics of Youth-onset Noninsulin-
dependent Diabetes Mellitus and Insulin-dependent Diabetes Mellitus at
Diagnosis," PEDIATRICS Vol. 100, No. 1 (July 1997), págs. 84-91.

[5] Maggie Fox, "World suffering diabetes epidemic, conference told,"
Reuter World Service July 21, 1997. (Disponible en File 611 de la base
de datos Dialog online. Teléfono: 1-800-334-2564).

[6] "Your Endocrine System," in David E. Larson, editor, MAYO CLINIC
FAMILY HEALTH BOOK Second Edition (New York: William Morrow, 1996),
págs. 923-952, especialmente págs. 925-936.

[7] M.H. Sweeney y otros, "Prevalence of diabetes and elevated serum
glucose levels in workers exposed to 2,3,7,8-tetrachlorodibenzo-P-
dioxin (TCDD)," ORGANOHALOGEN COMPOUNDS Vol. 10 (1992), págs. 225-226.

[8] Andreas Zober y otros, "Morbidity follow up study of BASF employees
exposed to 2,3,7,8-tetrachlorodibenzo-p-dioxin (TCDD) after a 1953
chemical reactor incident," OCCUPATIONAL AND ENVIRONMENTAL MEDICINE
Vol. 51, No. 7 (July 1994), págs. 479-486. Ver también: M.G. Ott y
otros, "Laboratory results for selected target organs in 138
individuals occupationally exposed to TCDD," CHEMOSPHERE Vol. 29
(1994), págs. 9-11.

[9] Los estudios con animales están enumerados en las notas 16-21 de la
referencia [1].

[10] Lenore Kohlmeier and Martin Kohlmeier, "Adipose Tissue as a Medium
for Epidemiologic Exposure Assessment," ENVIRONMENTAL HEALTH
PERSPECTIVES SUPPLEMENTS Vol. 103, Supplement 3 (April 1995), págs. 99-
106.

[11] Ver, por ejemplo, Robert M. Bigsby y otros, "Xenobiotics Released
from Fat during Fasting Produce Estrogenic Effects in Ovariectomized
Mice," CANCER RESEARCH Vol. 57, No. 5 (March 1, 1997), págs. 865-869.

[12] Ver REHW #536.

=====

VENGA Y SEA TESTIGO DE UNA INJUSTICIA EL 14 DE AGOSTO

El próximo jueves 14 de agosto a las 4:30 p.m., una vigilia silente nos
ayudará a todos a ser testigos de la enorme injusticia que representa
el incinerador WTI en East Liverpool, Ohio. (Ver REHW #255, #287, #288,
#298, #315, #320, #325, #326, #328, #341, #542.)

A las 6:30 de la tarde, la Agencia de Protección Ambiental de los EUA
(U.S. EPA) sostendrá una vez más una audiencia pública para explicarle
a los ciudadanos de East Liverpool por qué sus niños deben asistir a
una escuela primaria situada a 1100 pies de la chimenea del incinerador
de desechos peligrosos más grande de los EUA.

El 8 de mayo, la EPA publicó su evaluación, en 3800 páginas, de los
riesgos del incinerador WTI y envió una copia a un ciudadano en East
Liverpool. El 9 de mayo, la EPA sostuvo una audiencia pública en East
Liverpool para declarar sobre dicha evaluación de los riesgos, que
nadie había visto, y mucho menos leído. Se les dio 10 días a críticos
para que revisaran minuciosamente las 3800 páginas y enviaran sus
comentarios a la EPA. Un día después de la fecha límite para los
comentarios de la revisión --el 20 de mayo-- la EPA emitió el permiso
de operación comercial total para el incinerador WTI.

Las palabras no pueden expresar la indignación y el disgusto que
nosotros sentimos. ¿Ha habido alguna vez una agencia del gobierno más
arrogante o más cínica que la EPA de William Jefferson Clinton (y de
Carol Browner)? Venga y sea testigo silente junto a nosotros en la
Escuela Primaria East End de East Liverpool, Ohio a las 4:30 pm. (¿No
sabe dónde queda? Venga a East Liverpool y pregunte). La audiencia
pública de la EPA en el Ayuntamiento es a las 6:30. Si puede, vaya.
Esta es una de las luchas ciudadanas más importantes de este siglo.
Nunca debemos concederle la victoria a las fuerzas del mal --la
Corporación Von Roll y sus acólitos corruptos en Washington. --Peter
Montague

Palabras claves: veteranos de vietnam; agente naranja; dioxina ;
diabetes mellitus; páncreas; interruptores de hormonas; insulina;
glucagón; glucógeno; hiperglucemia; iddm; niddm; ranch hand; operación
ranch hand; cincinnati; estadísticas de enfermedades; mortalidad;
morbilidad; obesidad; somatostatina; wti;

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (24)