Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#544 - Declaración Sobre las Toxínas del Sistema Inmune, 30-Apr-1997

[Aquí presentamos, palabra por palabra, una declaración consenso sobre
los químicos tóxicos y el sistema inmune escrita por 18 científicos [1]
y publicada en el verano de 1996 [2]. Estos científicos se reunieron
durante un seminario en Racine, Wisconsin, del 10 al 12 de febrero de
1995, para discutir el tema "debido a la dispersión de la contaminación
del ambiente por compuestos... [que tienen] la capacidad de perjudicar
el sistema inmune de los animales silvestres y los humanos...
introducidos al ambiente por la actividad humana..." [2]. La
declaración no es fácil de leer, así que hemos agregado unas cuantas
aclaraciones y comentarios propios entre corchetes.]

Declaración Consenso

Durante el seminario, los participantes [1] llegaron al siguiente
consenso:

A) Nosotros estamos seguros de lo siguiente--

Un sistema inmune competente es esencial para la salud.

Estudios experimentales de laboratorio demuestran que ciertos químicos
sintéticos afectan el sistema inmune (ej., compuestos hidrocarburos
aromáticos; carbamatos [una clase de pesticida]; metales pesados [ej.,
mercurio]; organohalógenos [ej., muchos compuestos que contienen
cloro]; organofosfatos [una clase de pesticidas]; compuestos orgánicos
del estaño [químicos que contienen estaño y átomos de carbono];
contaminantes oxidantes del aire, como el ozono y el dióxido de
nitrógeno; e hidrocarburos aromáticos policíclicos [producidos
frecuentemente por la combustión del carbón, aceite, gasolina, basura,
desechos médicos]). Estos efectos se manifiestan como alteraciones en
el sistema inmune que pueden llevar a un desmejoramiento en la calidad
de vida. Estas alteraciones incluyen la modulación inmunológica
[cambios en el sistema inmune] que se expresa como un aumento o
disminución en parámetros inmunológicos medidos [ej., el número de
células T ó células B en sangre], hipersensibilidad, y autoinmunidad.

[En otras palabras, a partir de experimentos con animales de
laboratorio, se sabe con certeza que muchas clases de químicos comunes
pueden cambiar el sistema inmune y pueden causar hipersensibilidad y
enfermedades autoinmunes. En humanos, la hipersensibilidad se expresa
frecuentemente como una reacción alérgica [3, págs. 81-106]. Las
enfermedades autoinmunes incluyen la diabetes, la esclerosis múltiple,
la artritis reumatoide, el lupus, y una docena de otras enfermedades
[3, pág. 123]].

Los cambios en las características del sistema inmune en humanos y
ciertas especies silvestres han sido asociados a exposiciones tanto
terapéuticas como ambientales a químicos sintéticos, ej., al
dietilestilbestrol (DES), la dioxina, y los bifenilos policlorados
(PCBs).

El deterioro del sistema inmune puede ser el resultado de alteraciones
en el desarrollo [antes y poco después del nacimiento] del sistema
inmune, y puede ser duradero. Los efectos pueden no manifestarse al
nacer y pueden no expresarse hasta que el animal o el humano alcance la
edad adulta.

La capacidad para establecer respuesta inmune a lo largo de toda la
vida [ej., el funcionamiento sano del sistema inmune] queda determinada
en etapas tempranas del desarrollo, durante el desarrollo prenatal y
postnatal temprano de mamíferos y especies que ponen huevos.

Las alteraciones en los sistemas inmunes, tanto maduros como en
desarrollo, pueden no ser reconocidas como efectos adversos en la salud
hasta mucho después de ocurrida la exposición.

Algunas poblaciones humanas y de animales silvestres están expuestas a
niveles elevados de ciertos químicos sintéticos.

La amplia exposición de poblaciones humanas y animales silvestres a
muchos químicos fabricados por el hombre ha hecho difícil, si no
imposible, encontrar poblaciones controles que no tengan ningún nivel
de exposición. Por lo tanto, faltan poblaciones controles para los
estudios epidemiológicos de humanos y animales silvestres. [En otras
palabras, ahora todos estamos expuestos a muchos químicos que pueden
cambiar nuestro sistema inmune, así que no es posible encontrar
un "grupo control" de personas que tengan sistemas inmunes realmente
sanos y sin afectar, que puedan ser estudiados.]

B) Nosotros estimamos con seguridad que--

Ciertos químicos sintéticos, como los mencionados arriba, liberados o
reintroducidos en el ambiente, actúan sobre los sistemas inmunes, tanto
maduros como en desarrollo, de humanos y otros vertebrados.

Los mamíferos prenatales y postnatales tempranos y los estadios
inmaduros y tempranos de anfibios, reptiles, peces, y aves
probablemente son los más vulnerables a la modulación inmunológica
[cambios en el sistema inmune].

La vulnerabilidad hacia la exposición varía entre los géneros, especies
y estadios del ciclo de vida. Adicionalmente a los embriones, fetos, y
los recién nacidos, los niños, ancianos, y ciertos grupos (ej.,
enfermos crónicos, malnutridos, VIH positivos) probablemente tengan
también un mayor riesgo. [Naturalmente, esto hace difícil estudiar los
efectos de los químicos sobre el sistema inmune porque los efectos
varían mucho, dependiendo del estadio de vida de la persona o animal
que se esté estudiando.]

En ciertos casos, los humanos y los animales silvestres están
experimentando alteraciones inmunológicas. Los datos sugieren que las
alteraciones inmunológicas observadas en animales silvestres y humanos
son consistentes con aquellas producidas por químicos sintéticos
identificados como inmunotóxicos en estudios con animales de
laboratorio.

Los efectos inmunotóxicos presentes en los individuos pueden, por lo
tanto, presentarse también en la población, afectando así la
biodiversidad a nivel de comunidad o ecosistema. [En otras palabras,
tantos individuos pueden ser afectados que poblaciones enteras pueden
tener sus sistemas inmunes deteriorados.]

Los efectos en el sistema inmune reportados en los animales silvestres,
en paralelo con estudios experimentales IN VITRO [en tubos de ensayo] e
IN VIVO [en animales vivos] , sustentan la posibilidad de la predicción
cualitativa de los efectos en humanos.

La capacidad predictiva actual para la modulación inmunológica está
limitada a la identificación de los cambios cualitativos, no
cuantitativos.

C) En base a lo que entendemos actualmente, nosotros predecimos--

Ciertos químicos sintéticos pueden causar alteraciones del sistema
inmune en desarrollo.

Las alteraciones en la función inmunológica, bien sean prenatales o
embriológicas, o más adelante en la vida, se traducen en una alteración
de la resistencia del organismo y una susceptibilidad a las
enfermedades, incluyendo enfermedades autoinmunes. Los patrones de las
enfermedades probablemente sean afectados por la modulación
inmunológica inducida por sustancias tóxicas para el sistema inmune.

D) Hay incertidumbres en nuestro entendimiento porque--

Se necesita aprender más sobre cómo se desarrolla el sistema inmune.

Son pocos los estudios ecoepidemiológicos bien controlados sobre
humanos o animales silvestres que documenten la modulación inmunológica
[cambios en el sistema inmune].

La falta de ensayos sensibles y la incertidumbre sobre la exposición
han sido impedimentos en muchos de estos estudios. La exposición se
conoce bien en algunos estudios de animales silvestres.

La información sobre la exposición es limitada. Poco se sabe acerca de
los efectos de exposiciones bajas por tiempos largos.

Poco se sabe acerca de los efectos de la exposición a mezclas de
químicos. La mayoría de los estudios publicados usan agentes simples
para estudiar los efectos de las exposiciones ambientales. Los
componentes específicos de las mezclas ambientales rara vez están
definidos.

La cinética farmacológica de muchos compuestos inmunotóxicos en órganos
blanco es bien entendida en animales de experimentación, pero no en
humanos ni animales silvestres. [La cinética farmacológica se refiere a
los detalles precisos, a nivel celular, de cómo los químicos afectan a
los seres vivos.]

Faltan datos sobre la persistencia de los efectos de los moduladores
inmunológicos.

Para los propósitos de la reglamentación, la actual falta de
conocimientos sobre los mecanismos que conllevan a la modulación
inmunológica hace extremadamente difícil el establecimiento de una
relación causa-efecto.

Existe incertidumbre sobre si se han formulado las preguntas correctas
concernientes a los mecanismos de la modulación inmunológica.

E) Nosotros juzgamos que--

Existe el potencial para la dispersión de la toxicidad inmunológica en
humanos y especies de animales silvestres debido a la falta mundial de
medidas de protección apropiadas. Esto está basado en efectos
inmunológicos documentados para exposiciones altas, más una gran
cantidad de datos anecdóticos de humanos y animales silvestres, y datos
sólidos de animales experimentales.

Aunque haya una dispersión de la exposición, ella varía de región a
región y de individuo a individuo. Basados en información anecdótica,
se presume que la exposición es mayor en Europa del Este y la anterior
Unión Soviética, y especialmente en países en desarrollo debido a la
falta de regulaciones ambientales adecuadas y sanciones.

La falta de estudios epidemiológicos de humanos en el mundo en
desarrollo hace imposible determinar la escala de modulación
inmunológica y/o enfermedades autoinmunes entre estas poblaciones. Las
consecuencias de la exposición a los químicos en los países en
desarrollo puede ser severa debido a múltiples factores que también
contribuyen, como pobreza, malnutrición, y atención médica pobre. Las
consecuencias serán difíciles de identificar debido a la falta de
brigadas de control adecuadas.

El riesgo de la exposición a moduladores inmunológicos conocidos es
suficiente para justificar acciones reguladoras que limitarían la
exposición. [En otras palabras, ya sabemos suficiente como para
justificar la toma de acciones reguladoras.]

F) Para mejorar nuestra capacidad predictiva--

Se necesita más investigación básica sobre el desarrollo del sistema
inmune de diversas especies animales y los factores que manejan su
maduración y senescencia [pérdida de fuerza con la edad]. Se necesitan
más estudios para entender el funcionamiento de los químicos sintéticos
en la alteración de estos procesos.

Es necesario darle prioridad al desarrollo de ensayos [pruebas] que
predigan la resistencia a las enfermedades para una variedad de
especies. Es importante saber cómo la modulación inmunológica afecta el
aumento de la frecuencia de enfermedades infecciosas entre los humanos
y los animales silvestres.

Se debe dar más énfasis a la toxicología inmunológica del desarrollo.
Esto se puede lograr a través de esfuerzos de investigación coordinados
para normalizar los protocolos, compartir muestras, y desarrollar
marcadores biológicos de toxicidad inmunológica baratos y rápidos. El
uso de la Internet y otros sistemas en línea para informar a los
científicos sobre los experimentos tanto planeados como en desarrollo
va a aumentar las oportunidades de establecer colaboraciones.

Los modelos basados en situaciones del "mundo real" (dosis, duración de
la exposición, tiempo) que incluyen metabolismo, cinética
farmacológica, ruta de la exposición, y efectos de blanco en un número
de especies indicadoras deberían ser desarrollados para su
extrapolación a humanos y otras especies.

Los criterios ecoepidemiológicos que incluyen dosis-respuesta, orden en
el tiempo (la exposición precede al efecto), especificidad, fuerza de
asociación, coherencia, y capacidad de predicción combinada con
validación de laboratorio son necesarios para mejorar el nivel de
certeza en estudios epidemiológicos.

Se necesita más investigación epidemiológica entre poblaciones
susceptibles, especialmente en países en desarrollo. [Fin de la
declaración consenso.]

--Peter Montague
(National Writers Union, UAW Local 1981/AFL-CIO)

=====

[1] Los autores de la declaración son: Dr. John B. Barnett, Department
of Microbiology and Immunology, West Virginia University, Morgantown,
West Virginia; Dr. Theo Colborn, World Wildlife Fund, Washington, D.C.;
Dr. Michael Fournier, Laboratoire de Rescherche en Toxicologie de
l'Environnement, Universite du Quebec, Montreal, Quebec, Canada; Dr.
John Gierthy, Department of Environmental Health and Toxicology, State
University of New York, Albany, N.Y.; Dr. Keith Grasman, Department of
Biological Sciences, Wright State University, Dayton, Ohio; Dr. Nancy
Kerkvliet, Department of Agricultural Chemistry, Oregon State
University; Corvallis, Oregon; Mr. Garet Lahvis, University of
Maryland, School of Medicine, Baltimore, Md.; Dr. Michael Luster,
Environmental, Immunological, and Neurobiological Section, National
Institute of Environmental Health Sciences, Research Triangle Park,
North Carolina; Dr. Peter McConnachie, Immunotransplant Lab, Southern
Illinois University, School of Medicine, Springfield, Illinois; Dr. J.
Peterson Myers, W. Alton Jones Foundation, Charlottesville, Va.; Dr.
A.D.M.E. Osterhaus, Erasmus University, Rotterdam, The Netherlands; Dr.
Robert Repetto, World Resources Institute, Washington, D.C.; Dr.
Rosalind Rolland, World Wildlife Fund, Washington, D.C.; Dr. Louise
Rollins-Smith, Vanderbilt University, Nashville, Tenn.; Dr. Ralph
Smialowicz, U.S. Environmental Protection Agency, Research Triangle
Park, North Carolina; Dr. Michael Smolen, World Wildlife Fund,
Washington, D.C.; Dr. Sarah Walker, University of Missouri, Department
of Internal Medicine, Columbia, Mo.; Dr. David Watkins, University of
Wisconsin, Medical School, Madison, Wisconsin.

[2] "Statement of the Work Session on Chemically-Induced Alterations in
the Developing Immune System: The Wildlife/Human Connection,"
ENVIRONMENTAL HEALTH PERSPECTIVES Vol. 104 Suplemento 4 (Agosto, 1996),
págs. 807-808.

[3] William R. Clark, AT WAR WITHIN; THE DOUBLE-EDGED SWORD OF IMMUNITY
(New York: Oxford University Press, 1995).

Palabras clavess: sistema inmune; metales pesados tóxicos ; mercurio;
pesticidas; carbamatos; organofosfatos; organoclorados;
organohalógenos; estaño; ozono; dióxido de nitrógeno; polución del
aire; pahs; des; pcbs; dioxina; desarrollo; animales silvestres; países
en desarrollo;

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (21)