Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#669 - Científicos Dicen que el Futuro Está Sobre la Balanza, 22-Sep-1999

En 1992, Sir Michael Atiyah, presidente de la Sociedad Real de Londres
(Royal Society of London), y el Dr. Frank Press, presidente de la
Academia Nacional de Ciencias de los E.U.A. (U.S. National Academy of
Sciences), emitieron una declaración conjunta titulada: "Population
Growth, Resource Consumption and a Sustainable World" ("El crecimiento
de la población, el consumo de los recursos y el mundo sustentable")
[1]. A la Sociedad Real, fundada en 1660, a veces se le llama la
Academia de Ciencias del Reino Unido (United Kingdom's Academy of
Science).

Esta declaración conjunta, emitida por dos de las organizaciones
científicas líderes del mundo, fue algo sin precedentes. En el pasado,
la Sociedad Real en particular estuvo muy renuente a emitir
pronunciamientos en materias de políticas públicas que pudieran
originar controversias.

Desafortunadamente, esta importante declaración conjunta fue ignorada
casi por completo por los medios de comunicación en todo el mundo.
Debido a esto, estamos reproduciéndola textualmente como parte de
nuestra serie sobre "el significado de la sustentabilidad".

La declaración dice que si el crecimiento de la población continúa y
los patrones de las actividades humanas permanecen sin cambios, "la
ciencia y la tecnología pudieran no ser capaces de prevenir ni la
degradación irreversible del medio ambiente ni la pobreza prolongada
para una gran parte del mundo".

"El futuro de nuestro planeta está sobre la balanza" dice la
declaración. "El desarrollo sustentable puede lograrse, pero sólo si se
detiene a tiempo la degradación irreversible del medio ambiente. Los
próximos 30 años pueden ser cruciales".

He aquí la declaración conjunta:

LA POBLACION MUNDIAL

En su reporte de 1991 sobre la población mundial, el Fondo de las
Naciones Unidas para la Población (United Nations Population Fund,
UNFPA) señala que el crecimiento de la población es incluso más rápido
de lo que pronosticó en su reporte de 1984. Suponiendo, sin embargo,
que en el futuro habrá reducciones substanciales y mantenidas en los
índices de fecundidad, la proyección de medio alcance de las Naciones
Unidas pronostica que la población global aumentará de 5,4 mil millones
en 1991 a 10 mil millones en el año 2050. Este rápido aumento será
inevitable; [y] deben esperarse aumentos considerablemente más grandes
si los índices de fecundidad no se estabilizan a un nivel de recambio
de unos 2,1 niños por mujer. Actualmente, un 95 por ciento de este
crecimiento sucede en los países menos desarrollados (LDCs, por sus
siglas en inglés); [y] está proyectado que el porcentaje de la
población global que vive en los LDCs aumente desde un 77 por ciento en
1990 hasta un 84 por ciento en el 2020.

EL MEDIO AMBIENTE

A pesar de que existe una relación entre la población, la actividad
económica y el medio ambiente, ésta relación no es simple. La mayoría
de los cambios ambientales del siglo veinte han sido producto de los
esfuerzos de los seres humanos para asegurar mejoras en los parámetros
de los alimentos, el vestido, la vivienda, el confort y la recreación.
Tanto los países desarrollados como los que están en desarrollo han
contribuido a la degradación ambiental. Los países desarrollados, con
un 85 por ciento del producto nacional bruto de todo el mundo y un 23
por ciento de su población, son responsables de la mayor parte del
consumo de combustible mineral y fósil. Un solo problema, el aumento en
el dióxido de carbono atmosférico, tiene la capacidad de alterar el
clima global con consecuencias significativas para todos los países.
Sin embargo, la prosperidad y la tecnología de los países desarrollados
les confiere las mayores posibilidades y las mayores responsabilidades
para tratar los problemas ambientales.

En los países en desarrollo el consumo de recursos per cápita es menor,
pero el rápido crecimiento de la población y la presión por desarrollar
sus economías están conduciendo a un daño sustancial y cada vez mayor
del medio ambiente local. Este daño viene de la contaminación directa
por el uso de la energía y otras actividades industriales, así como de
actividades como la tala de los bosques y las prácticas agrícolas
inapropiadas.

LA REALIDAD DEL PROBLEMA

Las innovaciones científicas y tecnológicas, como las de la
agricultura, han podido superar muchas predicciones pesimistas acerca
de las limitaciones de los recursos que afectan el bienestar humano.
Sin embargo, las pautas actuales de la actividad humana, acentuadas por
el crecimiento de la población, deberían hacer que incluso los más
optimistas respecto al progreso científico futuro se detengan y
reconsideren la sabiduría de ignorar estas amenazas para nuestro
planeta. El consumo no restringido de los recursos para la producción
de energía y otros usos puede llevar a resultados catastróficos para el
medio ambiente global, especialmente si el mundo en desarrollo se
esfuerza por lograr niveles de vida basados en los mismos niveles de
consumo que tiene el mundo desarrollado.

Algunos de los cambios ambientales pueden producir daños irreversibles
en la capacidad de la tierra para mantener la vida. Muchas especies ya
han desaparecido y muchas más están destinadas a desaparecer. Las
propias perspectivas del hombre para lograr niveles de vida
satisfactorios se encuentran amenazadas por el deterioro ambiental;
especialmente en los países más pobres, en donde las actividades
económicas dependen fuertemente de la calidad de los recursos naturales.

Si se ven obligados a tratar sus problemas ambientales y de recursos
solos, los LDCs enfrentarán desafíos abrumadores. Ellos generan sólo un
15 por ciento del producto nacional bruto del mundo y tienen una salida
neta de efectivo de decenas de miles de millones de dólares por año.
Más de mil millones de personas viven en la pobreza absoluta, y 600
millones viven en el límite de la inanición. Y los LDCs tienen sólo un
6 a 7 por ciento de los científicos e ingenieros activos del mundo, una
situación que les hace muy difícil participar totalmente en los planes
globales o regionales para manejar su propio medio ambiente.

En los lugares donde los recursos son administrados efectivamente, el
crecimiento de la población no implica inevitablemente el deterioro en
la calidad del medio ambiente. Sin embargo, cada ser humano adicional
requiere de recursos naturales para mantenerse; cada uno genera
subproductos que se vuelven parte del ecosistema y cada uno persigue
actividades económicas y otras actividades que afectan al mundo
natural. Mientras el impacto del crecimiento de la población varía de
lugar a lugar y de un campo ambiental a otro, el ritmo general de los
cambios ambientales ha resultado acelerado indudablemente por la
reciente expansión de la población humana.

LA ACCION INTERNACIONAL

Existe una necesidad urgente por tratar la actividad económica, el
crecimiento de la población y la protección ambiental como temas que se
relacionan entre sí. La próxima Conferencia de las Naciones Unidas
sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo, a llevarse a cabo en Brasil,
debería considerar las actividades humanas y el crecimiento de la
población tanto en el mundo desarrollado como en el mundo en
desarrollo, como componentes cruciales que afectan la sustentabilidad
de la sociedad humana. La planificación familiar efectiva, sumada al
continuo desarrollo económico y social en los LDCs, ayudará a
estabilizar los índices de fecundidad a niveles más bajos y reducir las
presiones al medio ambiente global. Al mismo tiempo, una mayor atención
en los países desarrollados a temas como la conservación, el reciclaje,
la sustitución y el uso eficiente de la energía; y un programa
concertado para comenzar a mitigar la mayor concentración de gases
invernadero, ayudarán a disminuir la amenaza al medio ambiente global.

A diferencia de muchos otros pasos que podían tomarse para reducir la
tasa de cambios ambientales, pueden lograrse reducciones en los índices
de crecimiento de la población mediante medidas voluntarias. Estudios
realizados en el mundo en desarrollo revelan repetidamente un gran
número de embarazos no deseados. Al proporcionarle a la gente los
medios para controlar su propia fertilidad, los programas de
planificación familiar tienen mayores posibilidades de reducir los
índices de crecimiento de la población y, por lo tanto, de detener la
degradación ambiental. También, a diferencia de muchas otras
intervenciones potenciales que típicamente son específicas de un
problema particular, una reducción en el índice de crecimiento de la
población afectaría muchas mediciones de cambios ambientales. Su
importancia es fácilmente subestimada si se enfoca la atención en un
problema a la vez.

LA CONTRIBUCION DE LA CIENCIA

¿Cuáles son los tópicos relevantes para los cuales las investigaciones
científicas pueden hacer contribuciones mitigadoras? Estos constituyen:
el desarrollo de nuevas generaciones de agentes y dispositivos
contraceptivos seguros, fáciles de usar y efectivos; el desarrollo de
fuentes de energía sustitutas ambientalmente benignas; el mejoramiento
de la producción agrícola y del procesamiento de los alimentos; una
mayor investigación en las variedades genéticas de plantas y animales;
una mayor investigación en la biotecnología relacionada a las plantas,
los animales y la preservación del medio ambiente; mejoras en la salud
pública, especialmente a través del desarrollo de drogas y vacunas
efectivas contra la malaria, la hepatitis, el SIDA y otras enfermedades
infecciosas que causan padecimientos humanos inmensos. También se
necesita la investigación de tópicos tales como el mejoramiento de
prácticas para el uso de la tierra que prevengan la degradación
ecológica; la pérdida de la capa superficial del suelo y la conversión
de las praderas en desiertos; mejores medidas institucionales para
proteger las cuencas y las aguas subterráneas; nuevas tecnologías para
la reparación ambiental, el control de la contaminación y cómo
deshacerse de la basura; nuevos materiales que reduzcan la
contaminación y el uso de sustancias peligrosas durante su ciclo de
vida; y herramientas reguladoras más efectivas que usen las fuerzas del
mercado para proteger el medio ambiente.

También necesita que se le preste una mayor atención a comprender la
naturaleza y la dimensión de la biodiversidad mundial. Aunque
dependemos directamente de la biodiversidad para la productividad
sustentable, ni siquiera podemos calcular la cantidad de especies de
organismos --plantas, animales, hongos y microorganismos-- [con una
aproximación] de un orden de magnitud [un factor de 10]. Sabemos, sin
embargo, que la tasa actual de reducción de la biodiversidad no tiene
paralelo en los pasados 65 millones de años. La pérdida de la
biodiversidad es uno de los aspectos del cambio global que más rápido
ocurre, es irreversible y tiene consecuencias serias para las
perspectivas humanas en el futuro.

¿Cuáles son los límites de las contribuciones científicas a la solución
de los problemas ambientales y de recursos? Las investigaciones
científicas y las innovaciones tecnológicas pueden mitigar
indudablemente estas presiones y facilitar la adaptación menos
destructiva de una población en crecimiento a su medio ambiente. Sin
embargo, no es prudente depender sólo de la ciencia y la tecnología
para solucionar los problemas creados por el rápido crecimiento de la
población, el consumo despilfarrador de los recursos y las prácticas
humanas perjudiciales.

CONCLUSIONES

La aplicación de la ciencia y la tecnología a los problemas globales es
un factor clave para proporcionar un nivel de vida decente para la
mayor parte de la raza humana. La ciencia y la tecnología tienen que
jugar un papel especialmente importante en los países en desarrollo
para ayudarlos a manejar sus recursos efectivamente y para participar
totalmente en las iniciativas mundiales para el beneficio común. En los
LDCs tienen que fortificarse las capacidades científicas y tecnológicas
como un asunto urgente por medio de iniciativas conjuntas del mundo
desarrollado y del mundo en desarrollo. Pero la ciencia y la tecnología
solas no son suficientes. Se necesitan con urgencia políticas globales
para promocionar un desarrollo económico más rápido en todo el mundo,
patrones de actividades humanas más benignos ambientalmente y una
estabilización más rápida de la población mundial.

El futuro de nuestro planeta está sobre la balanza. El desarrollo
sustentable puede lograrse, pero sólo si se detiene a tiempo la
degradación irreversible del medio ambiente. Los próximos 30 años
pueden ser cruciales. [Fin de la declaración conjunta].

--Peter Montague

=====

[1] Vea la declaración original en:
http://www.spiritone.com/~orsierra/rogue/popco/warn/warn01.htm . O en:
http://208.240.253.224/page7.htm .

Palabras claves: sustentabilidad; ciencia; royal society; national
academy of sciences;

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (28)