Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#304 - El Libre Comercio -- Parte 2: Se Busca: Una Nueva Estrategia Comunitaria, 22-Sep-1992

Las conversaciones en curso sobre el "libre comercio" entre los E.U.A.
y muchos otros países forzará un cambio de estrategia de los activistas
comunitarios que luchan contra las sustancias tóxicas. Si el Congreso
adopta las propuestas del Presidente Bush referentes al libre comercio,
muchas de las estrategias comunitarias actuales se volverán ilegales o
irrelevantes.

Todas las áreas del activismo ambiental resultarán afectadas por el
libre comercio, incluyendo la silvicultura sustentable; la preservación
de la selva; la preservación de las especies en peligro; las pesquerías
marinas; los pesticidas; las sustancias tóxicas; la agricultura
sustentable; la seguridad de los alimentos; la biotecnología; la
conservación de la energía; el calentamiento global; los desechos
peligrosos; el reciclaje y la reducción en el uso de la materia prima;
y la contaminación del aire y del agua [1].

En este momento se están desarrollando cuatro esfuerzos principales
para promover el libre comercio internacional (ver RHWN #303); todos
ellos básicamente similares:

** el Tratado de Libre Comercio (Free Trade Agreement, FTA) entre los
E.U.A. y Canadá, aprobado en 1989 y ahora en vigencia;

** el Acuerdo de América del Norte para el Libre Comercio (North
American Free Trade Agreement, NAFTA), el cual está siendo discutido
actualmente por el Congreso;

** la Iniciativa Empresarial de las Américas (Enterprise for the
Americas Initiative, EAI) del Presidente Bush, anunciada en 1990;

** el Tratado General de Aranceles y Comercio (General Agreement on
Tariffs and Trade, GATT), cumplido desde 1948 por 103 países,
incluyendo los E.U.A.; pero cuyos miembros han intentado cambiar
drásticamente desde 1986;

De estos, solamente el Tratado de Libre Comercio entre Canadá y los
E.U.A. es real --los otros tres son propuestas en varias fases de
discusión. El FTA de Canadá y los E.U.A. está vigente desde 1989, así
que ofrece un ejemplo real de lo que significa el libre comercio.

El Acuerdo de América del Norte para el Libre Comercio (North American
Free Trade Agreement, NAFTA) unirá a Canadá, México y los E.U.A. en una
zona de libre comercio, si el Congreso aprueba el acuerdo que el
Presidente Bush ha presentado.

La Iniciativa Empresarial de las Américas (Enterprise for the Americas
Initiative, EAI) es el plan del Presidente Bush para crear una zona de
libre comercio desde Anchorage hasta la Tierra del Fuego; desde la
ciudad más al norte de América del Norte hasta la punta más al sur de
América del Sur. La EAI es una oferta de los E.U.A. para firmar un
pacto de libre comercio con cualquier nación de Latinoamérica. Muchas
negociaciones de la EAI están en camino ahora.

El GATT es el acuerdo de libre comercio más grande, con 133 países
ateniéndose a sus reglas. Fue creado en 1948 y ha operado mesuradamente
desde entonces, estando dirigido a reducir los aranceles y las barreras
comerciales no arancelarias (NTBs, por sus siglas en inglés). Los
aranceles son impuestos que los distintos países tasan a los bienes
importados. Las barreras no arancelarias son como subvenciones que les
dan a los productores de un país una ventaja sobre los productores de
otro país. (Ver RHWN #303). Pero la última ronda de conversaciones del
GATT tiene metas mucho más amplias que la reducción de los aranceles y
las NTBs.

Hoy en día el GATT abarca sólo bienes manufacturados. Pero la ronda
actual está discutiendo TODO el comercio; incluyendo la agricultura,
los textiles y los servicios (como la construcción, las comunicaciones
y la banca).

Además, las conversaciones actuales del GATT están dirigidas a reducir
las barreras a las inversiones. Por ejemplo, en este momento muchos
países exigen que las compañías sean propiedad de un socio local en un
51%. Los comerciantes libres abolirían tales restricciones.

Por último, las conversaciones actuales del GATT están dirigidas a
proteger los derechos de propiedad intelectual (marcas comerciales,
derechos de autor y patentes) en todos los países miembros.

Además de esto, la ronda actual de las conversaciones del GATT busca
expandir el poder para hacer cumplir sus reglas. Si las conversaciones
actuales tienen éxito, el GATT será sustituido por una estructura nueva
llamada la Organización Multilateral de Comercio (Multilateral Trade
Organization, MTO). La MTO tendrá la categoría de una organización
internacional de gran importancia como las Naciones Unidas y el Banco
Mundial. La MTO tendrá amplios poderes para hacerla cumplir, incluyendo
posiblemente el derecho a desafiar las leyes ambientales de los E.U.A.
en las cortes estadounidenses, y ciertamente tendrá la autoridad para
cambiar los acuerdos comerciales internacionales que afectan las leyes
de los E.U.A.

Una propuesta clave del GATT y el NAFTA es el concepto
de "armonización". Esto significa que a todos los países de libre
comercio se les exigirá que adopten parámetros uniformes de salud y
seguridad para los pesticidas, para la seguridad de los alimentos y
eventualmente para todas las exposiciones químicas.

Como se propuso actualmente en las conversaciones del GATT, la
armonización significa que deben adoptarse parámetros uniformes como
límites --a ningún país (o estado, o provincia, o condado, o pueblo) se
le permitirá adoptar parámetros más estrictos que los parámetros
mundiales "armonizados".

Hemos visto cómo funciona esto en el FTA de Canadá y los E.U.A. Antes
de firmar el FTA, Canadá toleraba muchos menos pesticidas que los
E.U.A. Canadá tenía registrados un 20 por ciento menos de ingredientes
pesticidas activos y siete veces menos de productos pesticidas que los
E.U.A. Además, Canadá regulaba los pesticidas basándose sólo en la
salud, sin tomar en consideración ningún análisis costo-beneficio.
Según los conceptos del libre comercio, se le ha exigido a Canadá que
debilite sus controles de los pesticidas, para "armonizarlos" con los
parámetros menos estrictos de los E.U.A.

Tanto el GATT como el NAFTA exigirán debilitar más aún los controles de
los pesticidas en los E.U.A. y Canadá. Tanto el GATT como el NAFTA
exigirán la adopción de parámetros más relajados, determinados por una
organización de las Naciones Unidas llamada Codex Alimentarius ubicada
en Roma, Italia. Los parámetros del Codex permiten, por ejemplo,
residuos de DDT en las bananas y duraznos 50 veces mayores que los
parámetros actuales de los E.U.A. Ahora se piensa que el DDT es uno de
los químicos que imitan hormonas e interfieren con el sistema
reproductivo humano, y recientemente se ha ligado a la epidemia de
cáncer de seno entre las mujeres de los E.U.A. (Ver RHWN #263, #264,
#279). Si se relajan los parámetros de los residuos de los pesticidas
aumentarán los riesgos para los consumidores y se estimulará el uso de
pesticidas alrededor del mundo, amenazando de esta manera a los
trabajadores del campo.

La armonización pudiera ser algo bueno si los parámetros que se
promueven fuesen fuertes y el proceso para establecerlos fuese
democrático. Desafortunadamente, según el GATT y el NAFTA la
determinación está siendo destinada al Codex, una organización
influenciada fuertemente por las compañías más grandes de alimentos y
químicas, y es inaccesible a los ciudadanos. La "evidencia científica"
será el único criterio en la determinación de los parámetros. La
evaluación de los riesgos y los análisis costo-beneficio constituirán
la única base para decidir cuáles son los controles deseables. Los
controles basados en consideraciones sociales o éticas serán prohibidos.

Además, debido a que las regulaciones armonizadas se convertirán en el
tope y no en la base para todas las regulaciones, las iniciativas
ambientalistas innovadoras que proponen parámetros más estrictos para
las exposiciones químicas o la seguridad de los alimentos (como la
Proposición 65 de California [California's Prop 65]) serán abortadas
por ser "barreras comerciales no arancelarias" (NTBs, por sus siglas en
inglés).

Así que la armonización, de la manera en que está propuesta, promete
interferir en el modo en que se mejoran las regulaciones en los E.U.A.
hoy en día. Actualmente las regulaciones innovadoras usualmente
comienzan a nivel local. Los parámetros de California respecto a los
gases de escape de los automóviles, la prohibición de Rhode Island
respecto a los incineradores de desechos sólidos, las metas de
reciclaje de New Jersey o las leyes de empaquetamiento del Condado de
Suffolk en Nueva York, ofrecen evidencias de que es posible y viable
tener controles ambientales más estrictos. Una vez que un gobierno
local aprueba una ley innovadora, ésta se extiende. Según los
parámetros armonizados, una innovación de esta clase será sofocada.

El panorama general del libre comercio es que las industrias sucias se
mudarán hacia el sur por la mano de obra barata y las leyes de polución
laxas. El prototipo es el programa MAQUILADORA, en la frontera entre
los E.U.A. y México. Durante la década de 1980, unas 1800 empresas de
los E.U.A., con medio millón de empleados, se reubicaron en México en
una franja a 20 millas al sur de la frontera. Estas empresas pagan
salarios de unos pocos dólares diarios y vierten sus desechos donde les
conviene. Según la ley, las mismas empresas están supuestas a
transportar sus desechos legalmente peligrosos de nuevo a los E.U.A.,
pero según las autoridades mexicanas, menos de un 30% cumple con la
ley. Quizás sólo un 1% cumple.

La meta del libre comercio es extender los programas tipo MAQUILADORA
en toda Latinoamérica y el mundo.

Como efecto secundario, aumentará el chantaje en los E.U.A. Enfrentadas
con demandas laborales por mejores condiciones o salarios más altos, o
enfrentadas con demandas ambientales por activistas locales, las
compañías amenazarán con reubicarse en donde la mano de obra sea más
barata y las leyes ambientales sean laxas. Ya está sucediendo.

Al expandirse las zonas de libre comercio y al salir los contaminadores
importantes de los E.U.A., puede ser que se pierda algo del ímpetu del
movimiento comunitario para la justicia ambiental debido a que parecerá
que se termina la amenaza inmediata en casa.

La estrategia comunitaria actual de las prohibiciones y el cese a las
producciones será cuestionada por ilegal. La estrategia comunitaria
actual de iniciar controles innovadores a nivel local será sancionada
ilegal. Como vimos la semana pasada, los intentos de la Agencia de
Protección Ambiental de los E.U.A. (U.S. Environmental Protection
Agency, EPA) para prohibir los asbestos han sido desafiados por Canadá
según el FTA. Sin un consenso científico mundial --algo casi imposible
de lograr-- respecto a la necesidad de prohibir una substancia, una
prohibición como ésa será desafiada. Las PROHIBICIONES respecto al
cloro o el plomo serán desautorizadas según la lógica de la decisión
reciente del GATT respecto al tema de los atunes y los delfines (ver
RHWN #303).

Así que el libre comercio define el escenario para la proliferación
generalizada de problemas ambientales mientras los gobiernos, las
organizaciones ambientalistas tradicionales y los activistas
comunitarios se debilitan simultáneamente en su capacidad para
tratarlos. ¿Qué podemos hacer?

En primer lugar, informarnos. Para mantenerse al tanto del desarrollo
del debate sobre el libre comercio, usted puede:

1) Adquirir una cuenta en el sistema mundial de computadoras, Econet.
Existen al menos cuatro "conferencias" o discusiones en curso en Econet
donde usted encontrará material útil sobre el libre comercio; éstas
son: trade.news; trade.strategy; trade.library y EAI.news. Por ejemplo,
en trade.library usted encontrará el texto completo del acuerdo del
NAFTA --las 2000 páginas completas. Una cuenta en Econet cuesta: $15
para inscribirse; más $10 mensuales, use o no use usted el sistema; más
$10 por hora de uso durante las horas de mayor audiencia (7 a.m. a 6
p.m., su hora local) ó $5,00 por hora durante el resto del día. Para
obtener una cuenta en Econet, llame al (415) 442-0220. Econet le da una
hora gratis cada mes.

2) Una fuente importante de análisis y reflexión sobre estos temas es
Mark Ritchie, de The Institute for Agriculture and Trade Policy, Suite
303, 1313 Fifth Street, S.E., Minneapolis, MN 55414-1546; teléfono:
(612) 379-5980; fax: (612) 379-5982. Pregunte por sus tres listas de
publicaciones: "International Trade and the Environment", "U.S.-Mexico-
Canada Free Trade Negotiations" y "Food and Agricultural Policy".

3) Subscribirse a NAFTA THOUGHTS, el boletín de Development GAP (D-
GAP): 1400 I Street, N.W., Suite 520, Washington, DC 20005; teléfono:
(202) 898-1566; fax: (202) 898-1612. $5,00 anual.

--Peter Montague

=====

[1] Thomas A. Wathen, A GUIDE TO TRADE AND THE ENVIRONMENT (New York:
Environmental Grantmakers Association and the Consultative Group on
Biological Diversity, July, 1992). Disponible a través de:
Environmental Grantmakers Association, 1290 Avenue of the Americas,
Suite 3450, New York, NY 10104; teléfono (212) 373-4260. 97 págs. $7,50
por copia; $5,00 c/u de tres copias en adelante. Una lúcida
introducción a un tópico denso y arcano. Muy recomendable.

Palabras claves: libre comercio; nafta; gatt; enterprise for the
americas initiative; armonización; maquiladoras; econet;

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (18)