Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#680 - Haciendo que el Movimiento se Vea, 15-Dec-1999

[Salud y Medio Ambiente se volverá a publicar el 5 de enero].

El movimiento ambientalista de la base es invisible en gran parte.
Miles de grupos están trabajando al nivel local pero no tienen manera
de enterarse de la existencia de los otros grupos y por lo tanto no
pueden comunicarse fácilmente. Un periodista que busque la perspectiva
de la base respecto a los problemas ambientales o la seguridad laboral
pudiera no saber a quién llamar. Alguien preocupado por la política al
nivel estatal o federal pudiera no encontrar a nadie que le proporcione
la perspectiva de la comunidad sobre los problemas del medio ambiente y
la salud.
El equipo de redacción de RACHEL'S ha comenzado un proyecto para
identificar los grupos locales que trabajan en cualquier aspecto
del "medio ambiente y la salud", incluyendo, por supuesto, la seguridad
laboral y la salud. Nosotros lo llamamos "Haciendo que el movimiento se
vea".

Los grupos que estén trabajando a nivel de la comunidad en cualquier
aspecto del "medio ambiente y la salud" están invitados a sumarse a
nuestra base de datos de grupos ambientalistas de la base, de acceso
público en la red world wide web (www.rachel.org). Naturalmente, las
organizaciones que sirvan a las necesidades de los grupos comunitarios
de la base o de los grupos de seguridad laboral también son
bienvenidas. Para agregar su grupo (o algún otro grupo que usted
admire) a la lista, sólo vaya a la sección de "organizaciones" de
nuestro sitio web (www.rachel.org) y agregue el nombre de su grupo a la
lista. (Nota: su presencia en la lista no se volverá pública
inmediatamente, así que puede que no la vea durante los primeros días.
Nosotros revisamos todas las entradas para prevenir que grupos falsos
sean agregados a la lista). No importa en dónde trabaje usted -en Iowa,
Ixtapa o Estambul- si usted tiene una perspectiva comunitaria o laboral
respecto a la salud y el medio ambiente, por favor agregue su grupo a
la base de datos. ¡Hagámonos todos un gran favor y hagamos que el
movimiento se vea! Regístrese en www.rachel.org.

EL DINERO MANDA

Ahora comenzamos nuestra tradicional revisión de fin de año de los
eventos y tendencias significativos.

Una de las tendencias más importantes de la última mitad del siglo
veinte fue la propagación de la democracia a muchos países que nunca
antes habían disfrutado de ella. Al mismo tiempo, la democracia dentro
de los E.U.A. fue perdiendo fuerza a medida que una élite adinerada
ganaba cada vez mayor control. Los tres poderes del gobierno
estimularon activamente este desplazamiento del poder desde "el resto
de nosotros" hacia los adinerados.

En abril, la Corte Suprema de los E.U.A. les hizo más fácil a los ricos
tratar de ganarse el favor de los funcionarios del gobierno. La corte
dictaminó que los obsequios substanciales a un funcionario del gobierno
son legales a menos que el funcionario lleve a cabo un "acto oficial
específico" a cambio del obsequio. El asunto llegó ante la corte debido
a que la firma Sun-Diamond Growers de California le dio obsequios por
5900 dólares a Mike Espy cuando se desempeñaba como Secretario de
Agricultura. En vista de que Espy no llevó a cabo ningún acto oficial
específico en favor de Sun-Diamond a cambio de los obsequios, estos
obsequios eran legales, dictaminó la corte. La Liga Estadounidense de
Grupos de Presión (American League of Lobbyists), expresó su alivio
ante la decisión de la corte. Ahora, los grupos de presión saben que
pueden llenar el Congreso con obsequios sin meterse en líos con la ley
[1]. Una de las tácticas favoritas es darle dinero a los empleados del
Congreso, en vez de dárselo directamente a los miembros del Congreso.
Otra de las tácticas favoritas es pagar por vacaciones lujosas para los
miembros del Congreso, disfrazadas de "viajes de investigación".

Para noviembre, estaba claro que la decisión tomada en abril por la
Corte Suprema agravaría el nivel de corrupción en el Congreso. Los
fiscales federales retiraron casi todos los cargos contra Ann Eppard,
antigua jefa del estado legislativo mayor del Congresista Bud Shuster,
un republicano de Pennsilvania. Entre 1989 y 1993, mientras era jefa
del estado mayor de Schuster, Eppard aceptó 230.000 dólares en
obsequios de un grupo de presión. Eppard subsiguientemente fue acusada
en siete oportunidades. En noviembre se declaró culpable de un cargo de
delito menor por recibir compensación ilegal y aceptó pagar una multa
de 5000 dólares. Los otros seis cargos fueron retirados. Los fiscales
federales defendieron el acuerdo logrado diciendo que la decisión de la
Corte Suprema hacía imposible que se esperara una convicción. Ahora
Eppard dirige su propio grupo de presión, Ann Eppard y Asociados [2].

El diario NEW YORK TIMES reportó el 5 de diciembre que ahora las
oficinas estatales del gobernador están totalmente empapadas de dinero,
de la misma manera que han estado las oficinas federales por más de una
década. "La 'campaña permanente', que se ha convertido en un accesorio
de las candidaturas a la presidencia y al Senado, ahora ha caído sobre
las 50 capitales de los estados"; reportó el TIMES [3].

En este momento cuesta unos 10 millones de dólares o más lanzarse como
candidato a gobernador, así que los gobernadores actuales tienen que
recaudar por lo menos 50.000 dólares a la semana mientras están en el
cargo. El TIMES comentó: "El señor Celucci [Gobernador de
Massachusetts] y otros titulares están siguiendo uno de los axiomas
políticos más viejos; la regla dorada: quien tiene la mayor cantidad de
oro, manda".

Todo este dinero privado en nuestras elecciones ha tenido un efecto
corrosivo sobre nuestra democracia, según el NEW YORK TIMES. La
distinción entre republicanos y demócratas ha sido borrada por el
dinero. "De hecho", dice el TIMES, "el sector público se ha convertido
cada vez más en el campeón de la empresa privada... El grado al cual la
derecha y la izquierda se han unificado para convertirse en los
campeones de las prioridades corporativas estuvo exhibido en la sesión
del Congreso que acaba de terminar. ...Miren cómo murió la legislación
a manos de las empresas", dice el TIMES: no hubo aumentos en el salario
mínimo, no hubo nuevos límites al "dinero blando" en las elecciones, no
hubo prohibiciones a las fusiones agrícolas. Pero el Congreso eximió a
las corporaciones de toda responsabilidad por los problemas en las
computadoras por la falla del milenio y legalizó la fusión de los
bancos, las compañías de seguros y los corredores de bolsa [4]. Sin
duda alguna, es el negocio del dinero.

Con los ricos legalmente autorizados para meter dinero en el gobierno,
se podría esperar que el gobierno les devolviera el favor. A finales de
1999 el NEW YORK TIMES reportó que "...el Servicio de Rentas Internas
(Internal Revenue Service) [la agencia de recaudación de impuestos de
la nación] está reduciendo sus esfuerzos por encontrar los fraudes de
las compañías y los individuos de altos ingresos y está aumentando las
investigaciones de dos formas de fraude que más probablemente
involucran a los trabajadores pobres, no a los opulentos" [5].

"Para los individuos adinerados con un ingreso bruto de 100.000 dólares
o más, se calcula que este año se harán auditorías a menos de una en
150 declaraciones de impuestos, en comparación con una en 33 en 1992",
reportó el TIMES. "Por favor, no nos llame recaudadores de impuestos en
el diario", le dijo al TIMES un oficial de recaudación de muchos años
en Nueva York. "Nosotros ya no recaudamos impuestos. No se nos permite
hacerlo".

Según el TIMES, en lugar de recaudar impuestos, los auditores del
I.R.S. están atendiendo el teléfono: "Los auditores altamente
entrenados del I.R.S. a quienes se les paga hasta 77.000 dólares
anualmente por examinar las declaraciones de impuestos corporativas han
sido destacados para atender los teléfonos y recibir a la gente en las
oficinas del I.R.S., incluso a pesar de que sus años de trabajo
especializado los han dejado mal equipados para manejar las preguntas
mundanas del público" [5].

Debido a las reducciones del presupuesto del Congreso, el I.R.S. ha
tenido que eliminar 82.000 puestos (un recorte de 14%) en los últimos 4
años. Sin embargo, la carga de trabajo de la agencia ha aumentado
durante el mismo lapso debido a que el Congreso ha vuelto más complejas
las leyes de los impuestos. Debido a 1260 cambios en las leyes de los
impuestos que el Congreso aprobó en 1997 y 1998, al I.R.S. se le han
reducido sus recursos totales en 29% durante los pasados 4 años,
reportó el NEW YORK TIMES.

A pesar de estos recortes de recursos, el I.R.S. ahora está llevando a
cabo una campaña agresiva para descubrir los abusos del crédito a los
impuestos sobre los ingresos, que les permite a los trabajadores pobres
recolectar hasta 323 dólares por una persona sola y 3.556 dólares por
una familia de cuatro.

En 1999, un estudio realizado por el Centro para las Prioridades del
Presupuesto y de las Políticas (Center for Budget and Policy
Priorities, CBPP) [una institución liberal] encontró que la ley
de "reforma de la asistencia social", aprobada por el Congreso hace
tres años, ha tenido el efecto de hacer al pobre más pobre. El Comité
del Congreso que redactó la ley de "reforma de la asistencia social"
dijo que las conclusiones del estudio del CBPP eran válidas [6].

Desde 1995, el 20% más pobre de las familias ha visto sus ingresos
anuales reducidos en 577 dólares, cayendo a 8.047 dólares anualmente.
La situación fue peor para el 10% más pobre, que perdió 814 dólares por
año. Los niños fueron los más afectados. En 1995, 88% de los niños
pobres recibieron ayuda por medio de cupones de alimentos. Para 1998,
sólo 70% de los niños pobres recibían ayuda. "Hay gente en el fondo que
está peor", dijo Ron Haskins, director de personal del subcomité del
Congreso que redactó la ley de "reforma de la asistencia
social". "Tenemos que hacer algo respecto a eso", dijo en agosto [6];
pero para diciembre, no se había hecho nada.

Mientras tanto, 20% de los hogares estadounidenses tienen más deudas
que activos -lo que es decir, tienen un valor neto negativo. Cuando se
sacan de la cuenta los bienes raíces, 40% de las familias
estadounidenses tienen más deudas que activos, según el NEW YORK TIMES.
Una encuesta a principios de 1999 encontró que los ahorros de toda la
vida de la mitad de los estadounidenses son 3000 dólares o menos y otro
40% dijo que sería "un gran problema" si tenían que tratar con una
cuenta inesperada de 1000 dólares [7], reportó el TIMES. A principios
de 1999, 35 millones de estadounidenses (13,3%) estaban viviendo en la
pobreza.

La cantidad de gente pobre sería considerablemente mayor si se contara
a los prisioneros. La población de las prisiones en los E.U.A.
alcanzará oficialmente 2 millones en aproximadamente seis semanas, el
15 de febrero [8]. Dos tercios de los prisioneros están cumpliendo
sentencias por delitos no violentos. El "zar de la droga" federal
estadounidense, General Barry McCaffrey, se refiere al sistema de
prisiones de los E.U.A. como "el gulag interno de los E.U.A." [9].

La industria de las prisiones en los E.U.A. ahora tiene vida propia.
Cada año construimos 50.000 nuevas celdas de prisión. El Congreso ha
dado pasos para privatizar la industria de las prisiones. El precio de
las acciones de la empresa Corrections Corporation of America, el
carcelero más grande de la nación, ha aumentado 10 veces desde 1994,
convirtiendo a las prisiones en una excelente inversión. Casi 60% de
todos los prisioneros federales son culpables de crímenes relacionados
con las drogas. Los estadounidenses no usan más drogas, en promedio,
que los ciudadanos de otros países, y el uso de drogas no ha disminuido
en los últimos 10 años a pesar del rápido aumento en la población de
las prisiones.

En todo el mundo hay 8 millones de personas en prisión; de manera que
los E.U.A., con 4% de la población mundial, tiene 25% de todos los
prisioneros del mundo [8]. Para un estadounidense nacido este año, la
probabilidad de gastar una parte de su vida en prisión es uno en 20;
para los afroamericanos es uno en 4 [9].

Los prisioneros no se cuentan en las estadísticas de desempleo, las
estadísticas de pobreza o las estadísticas de asistencia social -de
manera que todas estas medidas de bienestar nacional mejoran cada vez
que una persona va a prisión. Más aun, los prisioneros no toman parte
en las "Marchas del millón de hombres" u otras manifestaciones
políticas. Lo que es más importante, los prisioneros no pueden votar;
las personas convictas de delitos mayores pierden permanentemente su
derecho a votar.

Una encuesta realizada en febrero de 1999, reveló que 47% de los
estadounidenses creen que las cortes no tratan de manera justa a las
minorías raciales o étnicas. Y un asombroso 90% de los encuestados dijo
que cree que los individuos opulentos y las corporaciones tienen una
ventaja injusta en la corte [10]. El 90% cree que hay arreglos entre
ellos.

¿Adónde nos llevarán estas tendencias en el nuevo milenio? De cualquier
manera, les deseamos a nuestros lectores un Feliz Año Nuevo.

--Peter Montague

=====

[1] Linda Greenhouse, "High Court Voids Theory Used to Press
Independent Counsel's Case Over Gifts to Espy," NEW YORK TIMES April
28, 1999, pág. desconocida. Y: "Corrupt Gift-Giving Made Easier
[editorial]," NEW YORK TIMES May 3, 1999, pág. 28.

[2] Larry Wheeler y Carl Weiser, "Ethics experts say it's hard to nail
corruption in Congress," USA TODAY November 22, 1999, pág. 22A.

[3] John M. Broder, "Governors Join Ranks of Full-Time Campaign Money-
Raisers," NEW YORK TIMES December 5, 1999, pág. 22.

[4] David E. Sanger, "Meet Your Government, Inc.," NEW YORK TIMES
November 28, 1999, págs. D1, D6.

[5] David Cay Johnston, "Reducing Audits on the Wealthy, I.R.S. Turns
Eye on Working Poor," NEW YORK TIMES December 15, 1999, pág. A1.

[6] Associated Press, "Study Says Welfare Changes Made the Poorest
Worse Off," NEW YORK TIMES August 23, 1999, pág. A12.

[7] Peter Applebome, "Where Money's a Mantra Greed's a New Creed," NEW
YORK TIMES February 28, 1999, Week in Review Section, pág. 5.

[8] Anthony Lewis, "Punishing the Country," NEW YORK TIMES December 21,
1999, pág. A31.

[9] Timothy Egan, "Less Crime, More Criminals," NEW YORK TIMES March 7,
1999, págs. D1, D16.

[10] Linda Greenhouse, "47% in Poll View Legal System as Unfair to Poor
and Minorities," NEW YORK TIMES February 24, 1999, pág. A12.

Palabras claves: dinero en política; corrupción; congreso; racismo;
poder judicial;