Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#693 - La Causa Más Importante del Cáncer -- Parte 3, 19-Apr-2000

John Gofman es un médico con un doctorado en química nuclear y médica.
Es profesor emérito de biología celular y molecular de la Universidad
de California en Berkeley y miembro del profesorado de la Escuela de
Medicina de la Universidad de California en San Francisco. Durante su
larga carrera se dedicó paralelamente a dos campos de investigaciones
distintos -la enfermedad cardíaca y los efectos de las radiaciones de
bajo nivel sobre la salud. Gofman ha recibido varios premios por
investigaciones originales sobre las causas de la aterosclerosis, que
es la formación de "placas" de grasa dentro de los vasos sanguíneos,
que frecuentemente causa ataques cardíacos fatales. En 1974, el Colegio
Estadounidense de Cardiología (American College of Cardiology) lo
escogió como uno de los 25 investigadores más destacados en cardiología
en el último cuarto de siglo.

A principios de la década de 1960, la Comisión de Energía Atómica de
los E.U.A. (U.S. Atomic Energy Commission, AEC) le pidió a Gofman que
creara una Sección de Investigaciones Biomédicas en el instituto
Livermore National Laboratory (LNL) de la AEC para evaluar los efectos
de todos los tipos de actividades nucleares sobre la salud. En 1970 se
convenció de que las radiaciones eran más peligrosas de lo que se creía
anteriormente y denunció el Proyecto Plowshare, el plan de la AEC para
hacer estallar cientos de armas nucleares para liberar gas atrapado en
las rocas debajo de las Montañas Rocosas y de excavar nuevos puertos y
canales haciendo estallar bombas nucleares en la superficie. (Ver REHW
#691). También llamó a una moratoria de 5 años del plan de la AEC para
desarrollar 1000 plantas comerciales de energía nuclear. Para 1974, su
financiamiento por parte del gobierno había sido cortado. Entonces
comenzó una serie de libros sobre los peligros de las radiaciones:
RADIATION AND HUMAN HEALTH ("LA RADIACION Y LA SALUD HUMANA") (1981); X-
RAYS -- HEALTH EFFECTS OF COMMON EXAMS ("LOS RAYOS X -EFECTOS DE LOS
EXAMENES COMUNES SOBRE LA SALUD") (1985); RADIATION-INDUCED CANCER FROM
LOW-DOSE EXPOSURE -- AN INDEPENDENT ANALYSIS ("CANCER INDUCIDO POR
EXPOSICIONES A BAJAS DOSIS DE RADIACION -UN ANALISIS INDEPENDIENTE")
(1990); PREVENTING BREAST CANCER -- THE STORY OF A MAJOR, PROVEN,
PREVENTABLE CAUSE OF THIS DISEASE ("LA PREVENCION DEL CANCER DE SENO -
HISTORIA DE UNA CAUSA IMPORTANTE, PROBADA Y PREVENIBLE DE ESTA
ENFERMEDAD") (1995; segunda edición, 1996); y RADIATION FROM MEDICAL
PROCEDURES IN THE PATHOGENESIS OF CANCER AND ISCHEMIC HEART DISEASE
("LAS RADIACIONES DE LOS PROCEDIMIENTOS MÉDICOS EN LA PATOGÉNESIS DEL
CANCER Y EN LA ENFERMEDAD ISQUÉMICA DEL CORAZON") (1999) [1, 2, 3, 4,
5].

Gofman es un magnífico maestro. En sus libros explica los datos crudos,
de dónde salieron, sus defectos, cómo podrían mejorarse (o por qué
tenemos que quedarnos con lo que tenemos). Luego, lleva al lector paso
a paso hacia sus conclusiones, explicando cada paso tanto para el
principiante como también para el experto. Cuando se ve obligado a
hacer suposiciones, Gofman explica por qué piensa que está haciendo las
correctas. Frecuentemente describe suposiciones diferentes y el efecto
que tendrían sobre sus conclusiones. No se omite nada que sea de
importancia. Como resultado de esto, los libros de Gofman son largos -
típicamente de 500 a 900 páginas llenas con tablas de datos acompañadas
por explicaciones detalladas. El lector adquiere conocimientos
minuciosos en el tema, satisfactorios tanto para el principiante como
para el profesional. Considero a Gofman uno de los más grandes maestros
del siglo veinte. Su trabajo ya ha cambiado la manera en que el mundo
ve los peligros de las radiaciones y su último libro revolucionará -
eventualmente, después de una larga lucha- la manera en que el mundo ve
las radiaciones médicas. Su trabajo salvará decenas de millones de
vidas.

En su último libro (1999), Gofman presenta evidencias contundentes de
que las radiaciones médicas son una causa muy importante de cáncer Y de
aterosclerosis (enfermedad cardíaca coronaria) [5]. Con el
término "radiaciones médicas" el Dr. Gofman se refiere principalmente a
los rayos x, incluyendo la fluoroscopia y los escanogramas de
tomografías computarizadas ("CAT scans", por sus siglas en inglés). El
mecanismo es sencillo de explicar: las radiaciones causan mutaciones
genéticas, lo que eventualmente origina la enfermedad.

¿Qué está diciendo Gofman? ¿Quiere decir que las radiaciones médicas
son necesariamente la UNICA causa del cáncer y de la enfermedad
cardíaca coronaria? Por supuesto que no. ¿Quiere decir que el cáncer NO
es causado por el hábito de fumar, la mala dieta, la herencia genética,
los pesticidas, los gases diesel de los tubos de escape, la dioxina y
los químicos tóxicos con los que nos tropezamos en el trabajo?
Ciertamente, no. Tanto el cáncer como la enfermedad cardíaca tienen
múltiples causas. Para que se desarrolle un cáncer (o una placa
aterosclerótica), una célula tiene que sufrir varias mutaciones
genéticas individuales (probablemente de 5 a 10). Algunas de estas
mutaciones pudieran ser heredadas, pero la mayoría suceden debido a la
exposición a sustancias presentes en el medio ambiente que dañan los
genes.

He aquí una manera de entender las causas múltiples. Gofman proporciona
el siguiente ejemplo hipotético de 100 casos de cáncer:

** 40 cánceres causados por la acción conjunta de los rayos x + el
hábito de fumar + la mala dieta;

** 25 cánceres causados por la acción conjunta de los rayos x + la mala
dieta + las mutaciones heredadas genéticamente;

** 25 cánceres causados por la acción conjunta de los rayos x + el
hábito de fumar + las mutaciones heredadas genéticamente;

** 10 cánceres causados por la acción conjunta del hábito de fumar + la
mala dieta + las mutaciones heredadas genéticamente.

En el primer caso, los 40 cánceres fueron causados por mutaciones
genéticas que son, a su vez, causadas por los rayos x, el hábito de
fumar y la mala dieta. Cada uno de estos tres factores es necesario
para que ocurra el cáncer; si falta cualquiera de estos tres factores,
el cáncer no ocurrirá.

Podemos ver que, en este ejemplo, los rayos x contribuyen con 40 + 25 +
25 = 90 casos de 100. En este ejemplo, si los rayos x no estuviesen
presentes, 90% de los cánceres no ocurrirían. Ahora, en el mismo
ejemplo, observe la "mala dieta". La mala dieta contribuye con 40 + 25
+ 10 = 75 de los 100 casos. Si la mala dieta no estuviese presente, 75%
de los cánceres en este ejemplo no sucederían.

Se puede ver que, en este ejemplo, tenemos rayos x "causando" 90% de
los cánceres -"causando" en el sentido de que los cánceres no
sucederían en ausencia de los rayos x. Pero también tenemos que la mala
dieta está "causando" 75% de los mismos cánceres, lo que significa que
75% de los cánceres no ocurrirían en ausencia de la mala dieta.

Así que podemos ver que, cuando Gofman dice que los rayos x son
responsables de una gran proporción de todos los cánceres en los
E.U.A., NO está diciendo que los rayos x son la UNICA causa de aquellos
cánceres. Sin embargo, SI está diciendo que la mayoría de aquellos
cánceres no sucederían en ausencia de los rayos x.

Es importante señalar que Gofman no se opone a los rayos x médicos. Más
bien se opone a las EXPOSICIONES INNECESARIAS a los rayos x. Gofman ha
mostrado a lo largo de los años -y definitivamente no está solo en esto-
que las exposiciones médicas a los rayos x en los E.U.A. podrían
reducirse por lo menos en 50% sin pérdida de información médica. El uso
cuidadoso de las técnicas y equipos modernos de rayos x pueden reducir
a la mitad (o menos) las exposiciones a los rayos x sin sacrificar
ninguno de los beneficios médicos. Así que por lo menos la mitad de los
cánceres causados por los rayos x médicos son totalmente innecesarios.

¿De cuántos cánceres innecesarios estamos hablando? Gofman calcula que
en 1993, 50% de todos los cánceres en las mujeres y 74% de todos los
cánceres en los hombres fueron atribuibles a los rayos x. En otras
palabras: en 1993, aproximadamente 60% de todos los cánceres en los
E.U.A. fueron atribuibles a los rayos x. Cada año mueren de cáncer
aproximadamente 500.000 personas en los E.U.A. Si 60% de estas muertes
son atribuibles a los rayos x y la mitad son innecesarias, estamos
hablando de aproximadamente 150.000 muertes innecesarias por cáncer
cada año en los E.U.A.

Gofman calcula que la proporción de enfermedad cardíaca coronaria (CHD,
por sus siglas en inglés) atribuible a los rayos x es ligeramente mayor
que la proporción de cánceres. En 1993, 63% de las muertes por CHD
entre los hombres fueron atribuibles a los rayos x y entre las mujeres,
78%. Así que, en números aproximados, 70% de las muertes por CHD son
atribuibles a los rayos x, cree Gofman. Ya que la CHD causó
aproximadamente 460.000 muertes en los E.U.A. en 1993, si Gofman está
en lo cierto, entonces 70% (ó 322.000) de estas muertes son atribuibles
a los rayos x y la mitad de éstas, ó 161.000 son innecesarias. De
manera que podemos ver que los rayos x son responsables de
aproximadamente 150.000 + 161.000 = 311.000 muertes innecesarias cada
año en los E.U.A., si Gofman está en lo cierto.

El estudio de Gofman tiene un nuevo enfoque que evita ciertas
dificultades inherentes a todos los datos que relacionan las
radiaciones médicas con la salud. He aquí las dificultades: no hay
cálculos confiables de la dosis promedio de radiación per cápita que la
población de los E.U.A. recibe en este momento por los rayos x médicos
o ha recibido en el pasado. (Gofman explica por qué en el capítulo 2).
En segundo lugar, no hay cálculos confiables del riesgo de cáncer por
unidad de dosis de rayos x médicos debido a que nadie sabe con certeza
las exposiciones precisas recibidas por varios grupos que han sido
estudiados respecto a los efectos sobre el cáncer. (De nuevo, ver el
capítulo 2 del libro de Gofman).

Gofman desarrolló un nuevo enfoque en el que evitaba estas
dificultades: encontró estadísticas de enfermedades para toda la
población de los E.U.A., las dividió en 9 distritos censales (1940 a
1990 para el cáncer y 1950 a 1990 para la enfermedad cardíaca
coronaria). Luego correlacionó estas estadísticas de enfermedades, año
por año, con el número de médicos por 100.000 habitantes en cada uno de
los 9 distritos censales. La densidad de médicos por 100.000 habitantes
proporciona una medida RELATIVA de las radiaciones médicas por 100.000
habitantes en los 9 distritos, año por año.

Gofman muestra que la mortalidad por cáncer AUMENTA en sintonía con el
aumento en la densidad de los médicos en un distrito censal, mientras
que las muertes que no son por cáncer DISMINUYEN en sintonía con el
aumento en la densidad de los médicos por 100.000 habitantes, EXCEPTO
en el caso de la enfermedad cardíaca coronaria (CHD), que sigue el
mismo patrón de aumento que el cáncer. Así que la hipótesis de Gofman
de que la CHD está relacionada con las radiaciones médicas "salió de
los datos". Debido a que tiene décadas de experiencia investigando las
causas de la CHD (ha escrito tres libros sobre la enfermedad cardíaca)
y debido a que conoce tan a fondo la bibliografía sobre la radiación,
Gofman fue capaz de sumar 2 y 2: la radiación induce mutaciones en las
arterias coronarias, dando origen a lo que él llama "clones
disfuncionales" (minitumores) en el revestimiento de músculo liso de
las arterias.

Es interesante que con su método de la "densidad de los médicos" Gofman
calcula que las radiaciones médicas ocasionaron 83% del cáncer femenino
de seno en los E.U.A. en 1993. Usando un método completamente
diferente, Gofman calculó en 1995 que las radiaciones médicas eran
responsables de 75% del cáncer de seno en los E.U.A. Los dos cálculos,
realizados por dos métodos completamente distintos, son
sorprendentemente parecidos.

No será fácil convencer a los médicos de que tengan un cuidado especial
para minimizar las radiaciones a sus pacientes. La familiaridad
disminuye el respeto, y muchos médicos y dentistas tratan los rayos x
como si fueran completamente inofensivos. Hace poco se me rompió un
diente. Mi dentista, quien es de primera, tenía que documentar el daño
para la compañía de seguros. "Le voy a tomar una radiografía", dijo. Le
pregunté: "¿No hay otra manera de hacerlo?" Él asintió e inmediatamente
escribió una nota que decía: "Me rompí un diente y no quiero que me
hagan una radiografía". "Firme esto", dijo. "La compañía de seguros
está obligada a aceptarlo". Una radiografía innecesaria que se evitó.

La próxima vez que alguien le diga que le van a tomar una radiografía,
no lo ponga en aprietos, pero dígale que le gustaría saber qué dosis de
radiación recibirá. Si usted ha tenido alguna experiencia parecida a la
mía, la persona que le esté haciendo la radiografía no sabrá la
respuesta y le dirá: "No se preocupe. Es completamente seguro".

Pero no lo es.

--Peter Montague

====

[1] John W. Gofman, RADIATION & HUMAN HEALTH (San Francisco: Sierra
Club Books, 1981); ISBN 0-87156-275-8.

[2] John W. Gofman y Egan O'92Connor, X-RAYS -- HEALTH EFFECTS OF
COMMON EXAMS (San Francisco: Sierra Club Books, 1985); ISBN 0-87156-838-
1.

[3] John W. Gofman, RADIATION-INDUCED CANCER FROM LOW-DOSE EXPOSURE: AN
INDEPENDENT ANALYSIS (San Francisco: Committee for Nuclear
Responsibility, 1990; ISBN 0-932682-89-8.

[4] John W. Gofman (editado por Egan O'Connor), PREVENTING BREAST
CANCER (San Francisco: Committee for Nuclear Responsibility, segunda
edición, 1996); ISBN 0-932682-96-0.

[5] John W. Gofman (editado por Egan O'Connor), RADIATION FROM MEDICAL
PROCEDURES IN THE PATHOGENESIS OF CANCER AND ISCHEMIC HEART DISEASE
(San Francisco: Committee for Nuclear Responsibility, 1999). ISBN 0-
932682-98-7. Disponible por $27,00 a través de: Committee for Nuclear
Responsibility; teléfono/fax: (415) 776-8299. Correo E:
cnr123@webtv.net.

Palabras claves: radiación; rayos x; cáncer; john gofman; enfermedad
cardíaca;

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (18)