Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#721 - Manipulando Genéticamente A Los Seres Humanos -- Parte 2, 28-Mar-2001

Los seres humanos pueden ser manipulados genéticamente de tres maneras:
insertando genes en las células de personas (manipulación de células
somáticas, a veces llamada "terapia genética"); intentando copiar una
persona (clonación); o cambiando los genes de las generaciones futuras
(manipulación de las células germinales). Aquí estudiaremos propuestas
serias de modificación de las células germinales humanas para "mejorar"
la especie humana, o quizás incluso para crear una especie de seres
humanos completamente nueva. Los investigadores todavía no han
intentado manipular las células germinales humanas, pero a los
proponentes les gustaría convencernos de que es una buena idea.

El biólogo Daniel Koshland, de la Universidad de California en
Berkeley, antiguo editor de la revista SCIENCE, es uno de los
principales defensores de la manipulación genética para mejorar la
especie humana. Koshland escribe: "Si continuamos con la manipulación
de las células germinales, como pienso que deberíamos, no veo ninguna
razón para no permitir la terapia de mejoramiento. Estamos enfrentando
problemas extraordinarios con la explosión demográfica, la
contaminación ambiental, la escasez de combustibles fósiles y la seria
falta de liderazgo... ¿Debemos darle la espalda a nuevas metodologías
que pudieran producir personas más inteligentes y mejores líderes que
sean más responsables? Será difícil, pero parece tonto cerrar nuestros
ojos a una tecnología nueva como ésta" [1, pág. 29].

En otras palabras, Koshland está exhortándonos a solucionar los
problemas sociales y ambientales rediseñando a nuestros hijos.
Desafortunadamente, no hay evidencias de que la manipulación genética
pueda infundir "liderazgo" o "responsabilidad" en los bebés. En cuanto
a hacer a la gente más inteligente, incluso si fuese posible, no hay
razón para pensar que las personas "más inteligentes" sean la solución
para los problemas de la humanidad. Muchos de los problemas que
enfrentamos fueron creados por algunas de las personas más inteligentes
del mundo -y después fueron liberados al mundo con poca consideración
de las consecuencias.

Los problemas actuales del liderazgo y la tecnología pueden ser
rastreados a una fuente común: las decisiones tomadas por élites que no
le piden opinión a la gente afectada por sus decisiones. Lo que
necesitamos no son personas "más inteligentes", arregladas para imponer
decisiones sobre el resto de nosotros, como sucede ahora; en lugar de
esto, necesitamos más personas con sentido común participando en las
decisiones. En otras palabras, necesitamos tomar decisiones de
diferente manera, con la participación democrática de todo aquel que
vaya a resultar afectado [2].

Algunos de los colegas de Koshland dibujan un cuadro incluso más
extremista de lo que podría significar la manipulación genética para la
raza humana. Lee Silver, un biólogo molecular en la Universidad de
Princeton, escribe acerca de futuros casos en los que los padres
podrían diseñar embriones adaptados a sus preferencias. Silver sugiere
que la raza humana eventualmente podría dividirse en dos especies, una
con un conjunto de genes normal y la otra con varias "mejoras"
genéticas costosas. La nueva raza de seres humanos mejorados pudiera
ser incapaz de reproducirse con los seres humanos comunes debido a
incompatibilidad genética, dice Silver [3]. En el futuro que prevé
Silver, la división entre ricos y pobres estaría codificada de manera
permanente en nuestras células, igual que lo predijo Aldous Huxley en
BRAVE NEW WORLD ("UN MUNDO FELIZ") en 1932.

W. French Anderson, de la Escuela de Medicina de la Universidad del Sur
de California quiere intentar manipular las células somáticas de fetos
mientras se desarrollan en el útero. Anderson espera que de esta manera
se puedan "curar" enfermedades hereditarias [4]; otros investigadores
incluso esperan poder eliminar características no deseadas tales como
el alto nivel de colesterol [5]. Casi todos los intentos para curar
enfermedades en adultos o niños mediante la manipulación de células
somáticas han fracasado, pero algunos proponentes dicen que un
constante historial de fracasos no es motivo para retrasar los
experimentos con fetos [6].

Anderson y otros dicen que planean dejar intactos los futuros óvulos o
espermatozoides de un feto, pero reconocen que podrían alterar los
óvulos y los espermatozoides por accidente, produciendo así cambios que
pudieran ser heredados por las generaciones futuras [4].

Parece improbable que nada de esto vaya a tener éxito nunca.
Generalmente los genes no controlan sólo una característica, así que es
probable que cambiar un gen tenga múltiples consecuencias. Además, una
característica individual puede estar controlada por varios genes.
Estos hechos hacen que parezca improbable que la terapia genética o la
manipulación de las células germinales de los seres humanos alguna vez
vaya a producir los resultados deseados sin crear nuevos problemas.

Los investigadores recientemente introdujeron un gen para una proteína
fluorescente en las células de catorce fetos de mono [7], pero las
células de los monos dejaron de producir la proteína fluorescente unos
pocos meses después del nacimiento; evidentemente, los monos apagaron
los genes extraños cuando maduraron [7, pág. 134].

Sabemos por los experimentos con plantas que los genes extraños
frecuentemente se comportan de manera impredecible. En un caso se
manipularon plantas de petunia para producir flores color rojo salmón.
Cuando el tiempo se puso inusualmente caliente, las petunias
manipuladas comenzaron a producir flores de otros colores.
Aparentemente la presión ambiental originada por las altas temperaturas
hizo que las plantas, imprevisiblemente, apagaran algunos de los genes
extraños [8]. Si los monos apagan genes extraños al madurar, y si las
plantas apagan genes extraños en respuesta a las presiones ambientales,
¿deberíamos esperar que los genes extraños en los seres humanos se
comporten de manera distinta?

Cuando los investigadores manipulan genéticamente cualquier planta o
animal -bien sea si lo clonan o si agregan genes a embriones existentes-
generalmente producen organismos desastrosamente anormales. Puede
tomar miles de intentos antes de que los ingenieros genéticos obtengan
los resultados deseados en una planta manipulada, y muchas plantas
manipuladas son desechadas debido a que son deformes o a que exhiben
una característica nueva no buscada [9, pág. 3]. Cuando los
investigadores clonan animales o manipulan las células de embriones
animales, las criaturas resultantes frecuentemente tienen defectos
severos [10].

La manipulación de las células germinales en los animales, igual que en
las plantas, puede llevar a la mutación por inserción, un cambio en la
función de un gen causado por un gen extraño insertado en medio de un
gen existente. (Ver REHN #716.) En un caso, los científicos crearon
varias generaciones de ratones con deformaciones resultantes de una
mutación por inserción [11]. Si los investigadores introducen una
mutación por inserción en un embrión humano, crearían un bebé con un
defecto que podría resultar obvio en el momento del nacimiento, más
adelante en la vida, o sólo cuando la víctima del experimento crezca y
tenga hijos.

En general, puede esperarse que los problemas que han aparecido en los
experimentos de ingeniería genética en plantas y animales aparezcan en
los experimentos con seres humanos. Pero hay una diferencia importante:
los ingenieros genéticos que trabajan con plantas o roedores pueden
criar múltiples generaciones para probar si un gen insertado se
comporta como se espera en condiciones de laboratorio. Con los seres
humanos no podemos criar generaciones de prueba en un laboratorio.

Algunas personas todavía sostienen que la manipulación de células
somáticas en los individuos que den su consentimiento podría ser
justificada para tratar enfermedades serias, si alguna vez se pudiera
demostrar que funciona como supuestamente debiera funcionar. La
manipulación de las células germinales, por el contrario, nunca puede
justificarse como tratamiento médico, a menos que redefinamos a la
medicina para incluir "curar" a personas que aún no han sido
concebidas. Por ésta y otras razones, muchas personas consideran
totalmente inaceptable la manipulación de las células germinales.
Alterar los genes de futuras generaciones equivaldría a un peligroso
experimento llevado a cabo en sujetos que no tienen la alternativa de
participar. El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, de
las Naciones Unidas (United Nations' International Covenant on Civil
and Political Rights), el cual fue ratificado por los E.U.A. en 1992,
prohibe la experimentación médica o científica en individuos que no han
accedido abiertamente a participar [12].

Bien sea si quieren insertar genes extraños en células
adultas, "mejorar" un embrión o rediseñar un feto, los proponentes de
la manipulación humana frecuentemente hablan como si los genes fueran
la clave para controlar la salud y la enfermedad. En realidad, pocas
enfermedades están determinadas estrictamente por genes. En la gran
mayoría de los casos, la enfermedad es producida o evitada mediante
interacciones entre los genes y nuestro ambiente social y físico [13].
Por ejemplo, ciertas mutaciones genéticas pudieran aumentar la
probabilidad del cáncer de seno, pero las mujeres con estas mutaciones
no necesariamente desarrollarán este cáncer. Además, 90% de las mujeres
que desarrollan cáncer de seno no tienen una historia familiar de la
enfermedad y por lo tanto probablemente no lo desarrollaron debido a un
gen [14, págs. 168-170].

Concentrarse en los elementos genéticos de la enfermedad y la salud
distrae la atención de las causas sociales y ambientales de las
enfermedades y facilita el culpar a los "genes malos" por las
enfermedades prevenibles. Si nuestra meta son las generaciones futuras
más sanas, más inteligentes o "mejoradas" de cualquier otra manera,
existen maneras obvias de lograr esa meta, tales como proteger a las
mujeres embarazadas y a sus bebés de las exposiciones tóxicas y
asegurar que todas las mujeres tengan la oportunidad de una buena
nutrición y asistencia médica durante el embarazo.

Para más información, o para unirse al esfuerzo para prevenir la
peligrosa y no ética manipulación genética de seres humanos, contacte a:

** Exploratory Initiative on the New Human Genetic Technologies (San
Francisco, Calif.). Teléfono: (415) 434-1403; Correo-E:
humanfuture@publicmediacenter.org. Para registrarse y recibir el
boletín electrónico GENETIC CROSSROADS, de Exploratory Initiative, o
para solicitar un paquete informativo gratuito sobre la manipulación
genética y el clonamiento humanos, envíe un correo electrónico a
teel@adax.com.

** Council for Responsible Genetics (Cambridge, Mass.). Teléfono: (617)
868-0870; Correo-E: crg@gene-watch.org; web: http://www.gene-watch.org.

** Human Genetics Alert: web: http://www.users.globalnet.co.uk/~cahg/

--Rachel Massey y Peter Montague

==============

[1] Gregory Stock y John Campbell, editores, ENGINEERING THE HUMAN
GERMLINE: AN EXPLORATION OF THE SCIENCE AND ETHICS OF ALTERING THE
GENES WE PASS TO OUR CHILDREN [ISBN 0195133021] (N.Y.: Oxford
University Press, 2000), págs. 29, 67-71.

[2] Ver, por ejemplo, Benjamin R. Barber, STRONG DEMOCRACY:
PARTICIPATORY POLITICS FOR A NEW AGE [ISBN 0520056167] (Berkeley,
Calif.: University of California Press, 1984).

[3] Lee M. Silver, REMAKING EDEN: HOW GENETIC ENGINEERING AND CLONING
WILL TRANSFORM THE AMERICAN FAMILY [ISBN 0380792435] (N.Y.: Avon Books,
1998).

[4] Jennifer Couzin, "RAC Confronts in Utero Gene Therapy Proposals,"
SCIENCE Vol. 282, No. 5386 (October 2, 1998), pág. 27.

[5] Joanna Marchant, "Generation Game," NEW SCIENTIST Vol. 168, No.
2267 (December 2, 2000) págs. 16-17.

[6] Holm Schneider y Charles Coutelle, "In Utero Gene Therapy: The Case
For," NATURE MEDICINE Vol. 5, No. 3 (March 1999), págs. 256-257.

[7] Alice F. Tarantal y otros, "Rhesus Monkey Model for Fetal Gene
Transfer: Studies with Retroviral-Based Vector Systems," MOLECULAR
THERAPY Vol. 3, No. 2 (February 2001), págs. 128-138

[8] Peter Meyer y otros, "Endogenous and environmental factors
influence 35S promoter methylation of a maize A1 gene construct in
transgenic petunia and its colour phenotype," MOLECULAR GENES AND
GENETICS Vol. 231, No. 3 (Febr. 1992), págs. 345-352.

[9] Michael K. Hansen, "Genetic Engineering is Not an Extension of
Conventional Plant Breeding; How Genetic Engineering Differs from
Conventional Breeding, Hybridization, Wide Crosses and Horizontal Gene
Transfer," reporte producido por Consumers Union. Disponible en
http://www.consumersunion.org/food/widecpi200.htm.

[10] Rudolf Jaenisch y Ian Wilmut, "Don't Clone Humans," SCIENCE Vol.
291, No. 5513 (March 30, 2001), pág. 2552. Ver también Lorraine E.
Young y otros, "Large Offspring Syndrome in Cattle and Sheep," REVIEWS
OF REPRODUCTION Vol. 3 (September 3, 1998), págs. 155-163.

[11] Chao-Nan Ting y otros, "Insertional Mutation on Mouse Chromosome
18 with Vestibular and Craniofacial Abnormalities," GENETICS Vol. 136,
No. 1 (January 1994), págs. 247-254.

[12] United Nations High Commission for Human Rights, INTERNATIONAL
COVENANT ON CIVIL AND POLITICAL RIGHTS (December 16, 1966). Disponible
en
http://www.unhchr.ch/html/menu3/b/a_ccpr.htm

[13] David E. Larson, editor, MAYO CLINIC FAMILY HEALTH BOOK [ISBN
0688144780], 2da. Edición (N.Y.: William Morrow, 1996), pág. 42.

[14] Ruth Hubbard y Elijah Wald, EXPLODING THE GENE MYTH: HOW GENETIC
INFORMATION IS PRODUCED AND MANIPULATED BY SCIENTISTS, PHYSICIANS,
EMPLOYERS, INSURANCE COMPANIES, EDUCATORS, AND LAW ENFORCERS [ISBN
0807004312] (Boston: Beacon Press, 1999).

Agradecemos a Marcy Darnovsky, de Exploratory Initiative on the New
Human Genetic Technologies, por su ayuda en la revisión de porciones de
esta serie.

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (27)