Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#360 - Productos Inteligentes, 20-Oct-1993

Durante los últimos 50 años, los seres humanos han desarrollado miles
de productos que no cuentan con métodos ambientalmente sensatos para
desecharlos. El gobierno desarrolló la "evaluación de los riesgos" para
ayudar a establecer "límites aceptables" a los daños que hacemos.
Desafortunadamente, la evaluación de los riesgos falla debido a que (1)
está enfocada en los daños a los "individuos más expuestos", no al
medio ambiente general; (2) siempre nos faltará información clave; y
(3) la ciencia nunca puede proporcionar las técnicas analíticas
necesarias (por ejemplo, los efectos para la salud por la exposición a
múltiples químicos son demasiado complejos para ser analizados). Como
resultado de esto, ahora nos enfrentamos al aumento en la concentración
de venenos en todo el planeta, en lugares y maneras poco documentados e
incluso menos comprendidos.

Es hora de que dirijamos nuestra atención a rediseñar la manera en que
fabricamos las cosas. El Dr. Michael Braungart, del Instituto Ambiental
de la Agencia para el Impulso de la Protección Ambiental [Environmental
Protection Encouragement Agency (EPEA) Environmental Institute] ha
desarrollado criterios de producción sustentable. [Dirección de la
EPEA: Feldstrasse 36, D-20357 Hamburgo, Alemania; fax desde los E.U.A.:
011 49 40 4382085.]

La EPEA considera 3 categorías de productos: PRODUCTOS DE CONSUMO,
PRODUCTOS DE SERVICIO y PRODUCTOS NO COMERCIALIZABLES.

Los PRODUCTOS DE CONSUMO son comprados y luego convertidos en energía o
subproductos mediante reacciones químicas; ejemplos de productos de
consumo son los jabones y los alimentos. Estos normalmente se usan una
vez y luego son liberados en el medio ambiente. Para ser compatibles
con una civilización sustentable, deben ser biodegradables (o
degradables por sistemas no vivientes); no deben bioacumularse
(concentrarse en las cadenas alimenticias); no deben causar cáncer ni
defectos de nacimiento ni desórdenes del desarrollo ni cambios en la
estructura genética de los seres vivos, y no deben ser tóxicos. Por
último, deben ser analizados al nivel de los picogramos. (Un picogramo
es una millonésima de una millonésima de un gramo [10-12]; hay 28
gramos en una onza.)

Los PRODUCTOS DE SERVICIO son bienes que proporcionan servicios, tales
como los automóviles, televisores, etc. Los consumidores no deberían
ser propietarios de tales productos, sino arrendarlos al fabricante,
quien seguiría siendo responsable de su destino final. Una alternativa
sería la compra con un depósito reembolsable por el artículo, de la
misma manera en que ahora muchos estados exigen un depósito de 5
centavos por las botellas para asegurar su devolución. Después de que
el producto ha prestado su función y debe ser reemplazado, el
consumidor lo regresa al productor, quien es responsable de
desensamblarlo y reciclarlo.

Las devoluciones pueden llevarse a cabo mediante "supermercados de
desechos", los cuales aceptarían los productos de servicio (como
materiales de embalaje, televisores, lavadoras, etc.). Un supermercado
de desechos no es un basurero, sino un depósito compartimentado para la
separación de diversos productos usados según su fuente. Se necesitaría
el almacenamiento provisional de los artículos para los cuales aún no
hayan sido desarrolladas tecnologías de reciclaje.

Los PRODUCTOS NO COMERCIALIZABLES son aquellos que no pueden consumirse
ni ser usados de una manera ambientalmente sensata; un ejemplo son los
desechos de la producción de aluminio. Estos son productos (o
subproductos) para los cuales no existen tecnologías de reciclaje
debido a que son peligrosos y debido a que el mercado no proporciona
incentivos financieros.

Para el almacenamiento provisional, la EPEA recomienda edificios de
depósito tipo "estacionamiento", parecidos a los edificios de concreto
que están sobre la superficie y que hemos descrito anteriormente. (Ver
REHN #260.) La EPEA recalca que el "estacionamiento" sólo tiene sentido
si se establece todo el sistema de "productos inteligentes"; de otra
forma, la cantidad de desechos aumentará hasta ser inmanejable.

Los criterios para el almacenamiento seguro expresan que los productos
no tengan combustión espontánea, no liberen gas y no liberen líquidos.
Para simplificar la recuperación, diferentes clases de desechos y
substancias serían almacenadas por separado en el edificio hasta que se
haya desarrollado un tratamiento satisfactorio. El usuario del edificio
tiene que probar cada 3 a 5 años que todavía no se ha desarrollado un
tratamiento para evitar, reducir o desechar los desperdicios de una
manera ambientalmente sensata. La propiedad del edificio permanece en
manos del público. El propietario de los desperdicios sigue siendo
responsable de los desperdicios (y alquila un espacio en el edificio) y
tiene que garantizar la seguridad de los desechos y solucionar
cualquier problema que aparezca por los mismos. ESTO SIGNIFICA QUE LAS
COMUNIDADES LOCALES SOLO MANEJARIAN DESECHOS BIODEGRADABLES.

Las ventajas del concepto del "estacionamiento" (edificio de concreto
sobre la superficie): hace cumplir el principio de los "pagos del
contaminador"; divide la responsabilidad entre el propietario de los
desechos y el propietario del edificio; impulsa el desarrollo de nuevas
tecnologías para problemas de desechos específicos; evita el exceso de
capacidad de las instalaciones para el tratamiento de los desechos;
promueve la reflexión acerca de los productos que actualmente producen
desechos inmanejables; disuade la exportación y el etiquetamiento falso
de los desechos; hace funcionar el mercado minimizando los desechos no
manejables; incentiva volver a utilizar los desechos debido a que los
mismos no están mezclados entre sí; coloca la carga de las pruebas del
manejo ambientalmente sensato sobre el productor; garantiza
la 'descarga cero' de la instalación.

La EPEA ha desarrollado cinco objetivos claves y 25 criterios
detallados para todos los fabricantes:

1. Los productores tienen que establecer objetivos ambientales a largo
plazo para las operaciones en todo el mundo, más las fechas para
lograrlos.

2. Los químicos o productos liberados en el medio ambiente tienen que
ser biodegradables y no acumularse en el medio ambiente ni en las
cadenas alimenticias. Los productos no deben ser teratógenos,
mutagénicos ni carcinógenos, ni deben ser altamente tóxicos para los
seres humanos a las concentraciones presentes en condiciones de campo.
Estos químicos no deben trastocar los sistemas ecológicos.

3. Los productores no deben producir organismos que trastoquen los
sistemas ecológicos. Es la responsabilidad de la compañía probar que se
está cumpliendo este objetivo.

4. Los productores sólo deben usar recursos energéticos renovables y
deben minimizar el consumo de energía.

5. Los productores deben proteger activamente la existencia de animales
y plantas en sus hábitats naturales.

Veinticinco criterios detallados

Para evaluar el cumplimiento de estos objetivos son necesarios más
criterios. A continuación se enumeran los veinticinco criterios para la
producción ambientalmente sustentable. Ellos exigen de los productores:

1. OBJETIVOS A LARGO PLAZO: Reconocer como prioridades los objetivos
ambientales a largo plazo. La compañía pondrá a disposición de la
gerencia y de los empleados el entrenamiento y las instrucciones para
convertir en realidad los objetivos a largo plazo.

2. PARAMETROS GLOBALES: Aplicar los mismos parámetros ambientales para
los productos y la producción, y proporcionar posibilidades de hacerlos
cumplir a escala mundial por autoridades independientes.

3. DECLARACIONES: Poner a la disposición del público las declaraciones
completas del contenido de todos los productos.

4. SUBSTANCIAS ANALIZABLES: Producir sólo químicos analizables, de
manera que cada substancia pueda ser rastreada hasta concentraciones
de "partes por billón" (en los E.U.A.: 1 'billón'=mil millones).

5. CONOCIMIENTO SOBRE LA DEGRADACION: Tener pleno conocimiento de los
procesos de degradación de cada producto. La degradación no debería
producir ningún producto intermediario desconocido o potencialmente
dañino.

6. DETERMINACION DEL CICLO DE VIDA DE LOS PRODUCTOS: Determinar el
ciclo de vida de cada producto. Los procesos de producción para
substancias nuevas o persistentes, que son altamente tóxicas y que se
bioacumulan son los más prioritarios.

7. DETERMINACION DEL CICLO DE VIDA DE LAS INSTALACIONES: Determinar el
ciclo de vida de las plantas de producción y los equipos de tratamiento
de desechos/aguas residuales. Los elementos básicos para ser incluidos
en estos análisis son los balances de la energía, los materiales crudos
y los desechos.

8. LIBERTAD DE INFORMACION: Poner a la disposición del público todos
los datos e información ambientalmente relevantes sobre los peligros
toxicológicos de sus productos.

9. ASESORAMIENTO TÉCNICO: Asegurar que los individuos o grupos
ciudadanos que se oponen a procesos técnicos o instalaciones
específicos puedan recibir asesoramiento técnico similar al de los
proponentes del proyecto.

10. PREVENCION DE ACCIDENTES CATASTROFICOS: Asegurar que los procesos
de producción y las instalaciones eliminen la posibilidad de accidentes
catastróficos.

11. PREVENCION DE LA PROLIFERACION: Reducir drásticamente la variedad
de químicos producidos y sólo poner en el mercado substancias que
puedan definirse por completo en términos químicos y de degradación.

12. RETENCION DE LOS DESECHOS PELIGROSOS: Tener la posesión de todos
los productos no comercializables hasta que sea posible su uso o
eliminación ambientalmente sensatos.

13. REDUCCION EN EL USO DE LOS RECURSOS NO RENOVABLES: Reducir
drásticamente el consumo de energía no renovable y de materia prima,
así como también la producción de desechos peligrosos.

14. CONSERVACION DEL AGUA: Establecer sistemas cerrados para el agua
usada en el enfriamiento y la producción. La calidad de los recursos
usados -aire, agua y tierra- no disminuirá durante el proceso de
producción.

15. ELIMINACION DE LA CONTAMINACION DEL AGUA SUBTERRANEA: Evitar
contaminar toda agua subterránea, bien sea por los procesos de
producción o por el uso de los mismos productos.

16. DIRECTRICES PARA LA BIOTECNOLOGIA: Establecer directrices
públicamente analizables referentes al uso de la biotecnología,
especialmente la ingeniería genética, y traducirlas en planes de acción.

17. COMPETENCIA EN ACTIVIDADES AMBIENTALISTAS: Promover la protección
ambiental para impulsar las actividades ambientalistas entre las
corporaciones que compiten entre sí.

18. PROTECCION DE LAS ESPECIES: Adquirir un terreno apropiado para
reducir la extinción de especies de animales y plantas.

19. DEJAR DE HACER PRUEBAS CON ANIMALES: Esforzarse por abolir las
pruebas con animales y establecer un programa con este propósito.

20. ELIMINAR LAS ARMAS: No producir armas biológicas ni químicas.

21. RESPONSABILIDAD POR LOS PRODUCTOS VIEJOS: Asumir la responsabilidad
de todas las substancias que haya producido en el pasado.

22. ACEPTACION DE LA RESPONSABILIDAD: Aceptar la responsabilidad de sus
productos.

23. POLITICA DE DEVOLUCION: Recibir los productos que no pueden
desecharse de una manera ambientalmente sensata. Proporcionar
instrucciones claras para los consumidores para este procedimiento, por
ejemplo: pasaporte ambiental, información de antecedentes.

24. DEJAR DE PRODUCIR TECNOLOGIAS NO SUSTENTABLES: La compañía
establecerá un tiempo límite y un programa para dejar de usar las
tecnologías ambientalmente no sustentables que utiliza actualmente.

25. APOYAR LAS ORGANIZACIONES AMBIENTALISTAS: Apoyar activamente a los
grupos ambientalistas internacionales y comités internacionales
estableciendo regulaciones ambientales globales estandarizadas y una
agencia supervisora independiente calificada.

La evaluación de las actividades de producción según estos criterios
elimina la necesidad de "auditorías ambientales", las cuales
actualmente están basadas en condiciones no estandarizadas y son
realizadas por las compañías de manera voluntaria. La determinación del
ciclo de vida representa una herramienta práctica para la investigación
de las actividades de producción sólo si se aplican estos criterios.

--Peter Montague

=====

Palabras claves: producción; desechos peligrosos; evaluación de los
riesgos; michael braungart; environmental protection encouragement
agency; evitar los desechos; prevención de la contaminación; edificios
para el almacenamiento sobre la superficie; parámetros; regulación;
accidentes; prevención; cbw; tecnologías para la disposición de los
desechos; auditorías ambientales; auditorías; determinación del ciclo
de vida;

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (17)