Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#731 - Declaración Sobre La Perspectiva -- Ultima Parte, 15-Aug-2001

¿Puede la gente concordar acerca de cómo serían unos E.U.A.
sustentables y deseables? (Ver REHN #727, #728, #729, #730,
http://iee.umces.edu/ESDA/ y www.futuresearch.net.)

Esta es la 5ta. parte (la parte final) de la primera versión de la
declaración sobre la perspectiva emitida por un grupo que se ha llamado
a sí mismo tentativamente ESDA -Envisioning a Sustainable and Desirable
America (Visualizando una América Sustentable y Deseable). El grupo
ESDA expresó: "Esperamos que usted se pueda tomar el tiempo para leer
nuestra visión y nos ofrezca sus comentarios. ¿Le gustaría vivir en ese
mundo? ¿Hay elementos de nuestra visión con los cuales usted no está de
acuerdo? ¿Faltan cosas importantes? Por favor envíe sus comentarios a
farley@cbl.umces.edu", la dirección de correo electrónico de Josh
Farley en la Universidad de Maryland.

La primera versión de la declaración de la perspectiva de la ESDA está
organizada en cinco partes: concepciones del mundo, capital construido,
capital natural, capital humano y capital social. En el número pasado
comenzamos a publicar la sección de "capital social", la cual continúa
aquí:

Entonces, para que nuestra visión de la producción local para los
mercados locales funcione, el capital social debe ser fuerte. Como se
discutió en la sección sobre el capital construido, la misma estructura
física de las comunidades funcionará para crear dicho capital social.
Abundantes espacios, parques y áreas de recreación comunitarios
estimularán la interacción social, harán que se establezcan amistades y
generarán un sentido de responsabilidad para con los vecinos y la
comunidad. Con la desaparición casi total de los vehículos individuales
y con la gente viviendo en comunidades más pequeñas, tan solo ir de un
lugar a otro nos pondrá en estrecho contacto con nuestros vecinos. En
los Estados Unidos en 2001 el transporte público se encuentra
principalmente sólo en las grandes ciudades, y los demás pasajeros son
desconocidos, no vecinos. En estas circunstancias, el transporte
público contribuye poco a construir capital social; pero este no será
el caso en 2100.

Estados Unidos en 2100 mantendrá la diversidad étnica y cultural que
actualmente enriquece nuestra nación. Algunos vecindarios se agruparán
según diferentes orígenes étnicos y culturas, y estos también servirán
como fuentes de capital social. Sin embargo, Estados Unidos se habrá
liberado del racismo, sexismo, regionalismo y otros prejuicios que
están demasiado extendidos hoy en día.

Los estadounidenses tendrán más tiempo para la familia y la vida
familiar estará caracterizada por un mayor equilibrio en los roles
masculinos y femeninos.

El proceso de gobierno en sí creará capital social. Estados Unidos en
2100 ya no será una débil democracia representativa, sino una
democracia fuerte y participativa. En una democracia participativa, el
pueblo debe discutir extensamente los problemas que lo afectan para
decidir de qué manera deberían resolverse. Esta propuesta de gobierno
parece poco práctica, rígida y demasiado exigente en el mundo actual de
empleos de mucha presión, poco tiempo libre y grandes comunidades de
gente anónima. En nuestra visión del futuro, con comunidades más
pequeñas de vecinos, una semana laboral mucho más corta y ciudadanos
comprometidos y activos, la democracia participativa será percibida
como un privilegio de los ciudadanos y no como un trabajo oneroso. Por
supuesto, para que esto funcione, se presupone que la educación cívica
formará una parte esencial del desarrollo del capital humano desde la
infancia. Este enfoque del gobierno será particularmente efectivo a
nivel local. A medida que los ciudadanos se reúnan regularmente para
discutir los problemas y para trabajar juntos para resolverlos (incluso
cuando existan conflictos substanciales), se crearán fuertes lazos de
capital social y esto tendrá un papel esencial en el forjamiento del
sentido de comunidad. Gobernar por supuesto implica acción y la acción
implica propósito. El propósito debe ser definido por el pueblo, quien
en estas reuniones cívicas también forjará una visión compartida del
futuro para guiar sus acciones. Esta visión no puede ser estática, sino
que debe adaptarse a la nueva información y a las nuevas condiciones
que vayan emergiendo.

Por supuesto, no todos los puntos pueden decidirse a nivel local. Se
requieren instituciones que estén a la escala de los problemas que
traten. Es al nivel local donde las personas sentirán las consecuencias
de los cambios en los ecosistemas, por ejemplo; pero las causas pueden
estar distantes, quizás en otros países. No es posible reunir a
millones de personas para discutir los problemas y decidir sobre las
acciones a nivel nacional, así que se requerirá alguna forma de
representación. Pero si los diputados son elegidos mediante la
participación directa por personas con quienes ellos tengan fuertes
lazos y obligaciones sociales, es mucho más probable que ellos
representen verdaderamente a sus comunidades y no a alguna corporación
grande que financie su subida al poder.

Conclusión

Esperamos que usted comparta nuestra visión de unos Estados Unidos
sustentables y deseables. Nuestra meta es crear una visión compartida,
y si usted no cree que estos Estados Unidos futuros sean un lugar
deseable para vivir, necesitamos sus comentarios. También le
agradeceríamos sus comentarios positivos. El proceso de visualización
es dinámico y apenas hemos comenzado. [Fin de la primera versión de la
declaración sobre la perspectiva.]

Comentario del Editor de RACHEL'S

Aquí la tiene; una declaración sobre la perspectiva de cómo serán los
E.U.A. dentro de 100 años. (Ver también REHN #727, #728, #729 y #730.)
Esta es sólo la primera versión. Por favor, reúna sus reflexiones y
comentarios sobre esta visión y envíelos por correo electrónico a
farley@cbl.umces.edu, que es la dirección de Josh Farley en la
Universidad de Maryland. Los mismos serán anunciados en el web en
http://- iee.umces.edu/ESDA/ para que otras personas los consideren.
Una declaración sobre la perspectiva debe evolucionar a medida que pase
el tiempo, adaptándose a nuevas circunstancias, nuevas percepciones,
nuevas posibilidades.

Varias personas ya nos han enviado sus comentarios, y el comentario que
quiero tratar aquí es: ¿cómo podemos llegar allí? ¿Qué podríamos hacer
para promover unos E.U.A. que funcionen ecológica, económica, moral,
cultural y políticamente para nosotros y para nuestros descendientes?

Naturalmente, existen muchas cosas que cada uno de nosotros podría
hacer para crear un mundo diferente. Pero pienso que una idea clave las
respalda a todas y ha sido muy descuidada: la toma de decisiones
democrática con base local, como se discutió brevemente en este número
de la declaración sobre la perspectiva.

Pienso que lo que necesitamos con mayor urgencia es una verdadera
democracia, y es el tema que estudiamos menos y en el cual trabajamos
menos. Quizás trabajamos tan poco en la "democracia" debido a que ya
vivimos en una democracia. Pensamos en los E.U.A. como un
país "democrático", pero ¿qué significa realmente la participación
democrática en los E.U.A.? Significa pagar sus impuestos, votar
ocasionalmente por un candidato u otro, y ocuparse de sus propios
asuntos el resto del tiempo. Esto es lo que Benjamin Barber [1] llama
nuestra "flaca democracia" -fue diseñada por los Padres Fundadores para
más o menos excluir a la mayoría de las personas.

Pero los tiempos han cambiado. Ya no vivimos en un planeta que parece
infinitamente grande y en su mayor parte deshabitado. Ahora nos
enfrentamos con que tenemos que ajustar nuestras vidas a nuevas
realidades -un planeta que se está llenando de personas, un planeta de
tamaño finito con recursos finitos (algunos renovables y otros no), con
una capacidad finita para absorber desechos. Ahora la principal tarea
que todos enfrentamos es cómo organizar nuestras vidas de manera que
nuestras comunidades (y naciones) puedan volverse sustentables; lo que
significa que puedan sostener a sus miembros en el futuro próximo. (Si
usted no piensa que la cuestión de los recursos finitos sea importante,
pregúntese si las recientes atrocidades en Nueva York, Washington y
Pennsylvania hubiesen sido igualmente probables si las naciones
industrializadas no estuvieran derivando 54% de su energía del Medio
Oriente.)

Debido a que no conocemos los límites de los ecosistemas, no podemos
definir con precisión lo que significa la "sustentabilidad". Tenemos
que descubrir -e inventar- su significado a medida que pase el tiempo.
Un libro parece especialmente relevante a este respecto: THE LOCAL
POLITICS OF GLOBAL SUSTAINABILITY ("LAS POLITICAS LOCALES DE LA
SUSTENTABILIDAD GLOBAL") por Thomas Prugh, Robert Costanza y Herman
Daly (Washington, D.C.: Island Press, 2000; ISBN 1-55963-744-7). De
aquí en adelante llamaré este libro PCD, por las siglas de los nombres
de sus autores. Todo aquel que se preocupe por la sustentabilidad se
beneficiará al leer este corto y jugoso libro.

PCD señala que los problemas que enfrentamos -tales como el consumo
excesivo, la superpoblación, el uso de los combustibles fósiles y la
destrucción de especies- no son problemas mayormente técnicos. Si lo
fuesen, seríamos capaces de solucionarlos dentro de unos pocos años.
Los sistemas involucrados son complejos y están interconectados de
maneras que hacen su comportamiento inherentemente impredecible.

"Como resultado de esto", dice PCD, "la política de los esfuerzos de
las comunidades y de las naciones por tratar sus problemas de
sustentabilidad es mucho más importante que cualquier pericia técnica
que puedan reunir. Hay muchos expertos, pero no podemos consultarlos
simplemente preguntando por las 'mejores' soluciones, debido a que
nadie sabe cuáles son esas soluciones en un sentido total o final. Las
soluciones deben ser exploradas y probadas mediante un proceso de
aprendizaje y adaptación continuos. Decidir cuáles opciones intentar
significa tomar decisiones políticas que afectan a todos y requieren un
gran apoyo y compromiso. Una generación después de su invención, el
lema 'El pueblo al poder' adquiere un nuevo significado", dice PCD
(pág. xiv).

PCD continúa: "Debido a que no pueden haber soluciones permanentes en
un mundo que es ecológica y culturalmente dinámico, estas decisiones
deberán tomarse una y otra vez a medida que las circunstancias
evolucionen. Por lo tanto, el cambio hacia la sustentabilidad requerirá
una base de participantes radicalmente amplia y un proceso político que
los mantenga continuamente comprometidos. El proceso debe fomentar la
observación, el análisis, el trabajo y la modificación perpetua de
diferentes visiones que compitan A NIVEL DE LA COMUNIDAD... La clave
parece ser estructurar los sistemas políticos de manera que las
decisiones del pueblo importen... Pensamos que las comunidades son la
fuente fundamental de responsabilidad para crear un mundo sustentable.
La advertencia de 'Pensar globalmente, actuar localmente' conserva su
sabiduría a pesar de los años transcurridos y su uso exagerado. La
sustentabilidad dirigida [2] sucederá en los vecindarios o no sucederá"
(pág. xv).

¿Qué significa todo esto? Significa que el problema más importante que
todos enfrentamos es el control democrático de nuestras vidas. En un
sentido muy real, todos los problemas de la pobreza, el medio ambiente,
la justicia y la comunidad se reducen a fracasos de la participación
democrática. Cuando nos quejamos del poder corporativo y los efectos
destructivos de la "globalización", nos estamos quejando de la ausencia
de toma de decisiones democrática (la toma de decisiones por aquellos
que resultan afectados por las decisiones).

Todos queremos democracia. ¿Pero cuánto tiempo invertimos en estudiar
la manera en que la democracia realmente funcione? ¿Qué cantidad de
esfuerzo ponemos en tratar de reorganizar nuestras comunidades locales
de manera que tomemos las decisiones hablando entre nosotros? Estas son
buenas preguntas.

Resumiendo: ¿cómo podemos convertir en realidad nuestra visión de un
mundo sustentable y deseable? Podemos empezar aprendiendo cómo hacer
que la democracia funcione -que funcione de verdad- en las comunidades
locales. ¿Cómo puede comenzar a suceder esto? ¿Cómo podemos cambiar
nuestra sociedad desde una "flaca democracia" hasta una "democracia
fuerte"? [1]. Esta es la pregunta clave que todos podemos comenzar a
responder a nuestra manera. Por favor, comparta con nosotros sus ideas,
incluyendo ejemplos que usted sepa ya están funcionando. Nosotros les
diremos a los demás qué cosas están funcionando ya [3].

--Peter Montague

=====

[1] Benjamin R. Barber, STRONG DEMOCRACY: PARTICIPATORY POLITICS FOR A
NEW AGE (Berkeley, Calif.: University of California Press, 1984;
edición de bolsillo de 1985). ISBN 0520056167. Y asegúrese de ver
Benjamin R. Barber A PLACE FOR US; HOW TO MAKE SOCIETY CIVIL AND
DEMOCRACY STRONG (New York: Hill and Wang, 1998). ISBN 0809076578.

[2] "Sustentabilidad dirigida" significa la sustentabilidad que escogen
los seres humanos. Como señala PCD, "Si no somos capaces de lograr la
sustentabilidad, la naturaleza la impondrá; pero probablemente
preferiríamos la versión que nosotros escogeríamos".

[3] En el sitio web de Rachel tenemos una nueva sección llamada "What's
Working Now" un catálogo de buenas ideas que en verdad están
funcionando en algún lugar del mundo real. Véala en
http://www.rachel.org.

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (18)