Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#752 - Lo Ultimo En La Ciencia De Las Hormonas, Parte 3, 18-Sep-2002

En esta serie nos estamos preguntando si los científicos de la
corriente dominante aún piensan que los químicos industriales liberados
en el medio ambiente pueden afectar las hormonas de los animales
silvestres y los seres humanos, causando daños generalizados. El diario
NEW YORK TIMES dijo en agosto que la mayoría de los científicos no
piensa eso. (Ver RACHEL'S #750, #751.) Hemos intentado responder la
pregunta estudiando los 24 ejemplares más recientes de ENVIRONMENTAL
HEALTH PERSPECTIVES (EHP), una revista de revisión crítica publicada
mensualmente por el organismo federal de los Institutos Nacionales de
la Salud.

En RACHEL'S #751 reportamos acerca de siete estudios que relacionan los
químicos bloqueadores de hormonas con ciertas enfermedades humanas.
Esta semana continuamos reportando sobre estudios humanos y luego
consideramos estudios en animales (animales silvestres y animales de
laboratorio).

** La exposición ambiental ("normal" o diaria) de los niños holandeses
sanos en edad preescolar a los PCB y las dioxinas (químicos potentes
bloqueadores de hormonas) a través de la leche materna está relacionada
con la disminución de la cantidad de células del sistema inmune y con
el aumento de infecciones del oído medio, tos y congestión del pecho,
persistiendo por lo menos hasta la edad de 42 meses. Previamente se
habían observado daños al sistema inmune en animales de laboratorio
expuestos a PCB y dioxinas en la dieta (ver RACHEL'S #414).

(Las dioxinas son químicos extremadamente tóxicos que se originan como
subproductos de muchos procesos industriales como la incineración,
donde el cloro se combina con el carbono a altas temperaturas. Los PCB
son químicos industriales parecidos a la dioxina manufacturados por
Monsanto entre 1929 y 1976, y que ahora se encuentran en casi todas
partes del planeta. Ver RACHEL'S #237.)

Un estudio anterior de niños inuit encontró un aumento en otitis media
(infecciones de oído) entre los niños expuestos a químicos clorados
bloqueadores de hormonas a través de la leche de sus madres. Los inuit
viven en la zona más meridional del planeta, lo más lejos que puede
llegarse de fuentes industriales, pero, a medida que pasa el tiempo,
muchos químicos organoclorados marchan continuamente hacia el norte
debido a que las temperaturas frías los "destilan" fuera de la
atmósfera. (Este proceso de destilación fue descrito de manera
elocuente en el libro OUR STOLEN FUTURE ["NUESTRO FUTURO ROBADO"] -ver
RACHEL'S #486 y ver www.ourstolenfuture.org.)

Los autores del estudio holandés señalaron que la respuesta apropiada a
sus hallazgos sería reducir la descarga de químicos bloqueadores de
hormonas en el medio ambiente, no restringir el amamantamiento. EHP
Vol. 108, No. 12 (diciembre 2000), págs. 1203-1207.

** Un estudio piloto de 29 hombres en Massachusetts mostró una relación
entre los niveles de PCB y DDE en la sangre y la reducción en la cuenta
espermática, la reducción en la motilidad (capacidad para moverse) de
los espermatozoides y la forma de los espermatozoides. (El DDE es un
subproducto de la descomposición del pesticida DDT.) Basado en los
hallazgos del estudio piloto, se ha iniciado un estudio más grande. EHP
Vol. 110, No. 3 (marzo 2002), págs. 229-233.

En 1992, un análisis de 62 estudios publicados reportó que hoy en día
los hombres estadounidenses producen sólo la mitad de los
espermatozoides que producían sus abuelos. En 1997, un nuevo análisis
de los 62 estudios originales, usando una técnica estadística
diferente, confirmó el hallazgo -50% de pérdida promedio de
espermatozoides entre los hombres estadounidenses y
europeos/australianos de 1938 a 1990, aunque no se observó una
disminución evidente entre los hombres no occidentales. Dentro de los
EE.UU. existen variaciones regionales, pero la disminución promedio es
de 50% en toda la nación.

Ahora se ha publicado un tercer análisis, el cual incluye 47 estudios
adicionales en inglés y extiende ligeramente el intervalo de tiempo
desde 1934 hasta 1996. El hallazgo fundamental sigue siendo el mismo:
una reducción de 50% en la cuenta espermática entre los hombres
estadounidenses y europeos/australianos, pero no entre los hombres no
occidentales. EHP Vol. 108, No. 10 (octubre 2000), págs. 961-966.

** Un nuevo estudio muestra que el plasticizador común DEHP [Di(2-
etilhexil) ftalato], bloquea la acción normal de la hormona sexual
masculina (andrógeno) y afecta el crecimiento normal del pene, los
testículos, la próstata y los tubos seminíferos (vesículas seminales)
en las ratas machos. (Un plasticizador es un químico añadido a los
plásticos duros, como el vinilo o el PVC [cloruro de polivinilo, por
sus siglas en inglés] para suavizarlos.) Además, el DEHP causó
malformaciones en los penes e hizo que las ratas machos perdieran el
interés en la ratas hembras. Los autores reportan que, a dosis menores
que las usadas en este estudio, el DEHP redujo el tamaño de los
testículos de las ratas. Los autores concluyen: "Estos resultados
implican que el consumo diario aceptable de DEHP es de sólo 3
microgramos de DEHP por kilogramo de peso corporal por día". También
reportan que la exposición típica al DEHP en los EE.UU. oscila entre 4
microgramos a 30 microgramos por kilogramo de peso corporal por día.
Así, las exposiciones humanas típicas en los EE.UU. exceden con mucho
el nivel de DEHP que se pensaba seguro. Los autores también señalan que
el DEHP puede producir efectos aditivos cuando se suma a otros químicos
que se comportan de una forma similar. EHP Vol. 109, No. 3 (marzo
2001), págs. 229-237.

** Los gases de escape de combustible diesel son una mezcla compleja de
hidrocarburos y metales. En ratas jóvenes, se ha demostrado que la
exposición a los gases de escape de diesel reduce los niveles de
ciertas hormonas en la sangre y disminuye la producción de
espermatozoides. Un nuevo estudio expuso a 90 ratas hembras (72
preñadas, 18 no preñadas) a gases de escape de diesel durante 13 días
(desde el día 7 hasta el día 20 del embarazo). En las crías de las
ratas preñadas, el desarrollo de testículos, ovarios y el timo (una
parte importante del sistema inmune en mamíferos) estaba "retrasado y
perturbado", dicen los autores. Los autores continúan diciendo: "Por
primera vez, nuestro estudio proporciona evidencias de que la
inhalación de gases de escape de diesel durante el embarazo masculiniza
a los fetos mediante la acumulación de testosterona en las ratas
madres". Los autores se preguntan qué efectos podrán tener los gases de
escape de diesel sobre el sistema inmune más adelante en la vida. (EHP
Vol. 109, No. 2 [febrero 2001], págs. 111-119.) Los desórdenes
inmunológicos tales como el asma y la diabetes están aumentando
rápidamente en las naciones industrializadas.

** Hipospadia es el estancamiento del desarrollo del pene, y se
presenta en aproximadamente 1 de cada 125 nacimientos de varones vivos
en los EE.UU. Con hipospadia, la abertura normal del pene no se
encuentra en la punta sino en la parte inferior, a veces tan atrás como
en el escroto. En los casos más extremos, las hipospadias pueden hacer
que sea más difícil saber si un bebé recién nacido es un niño o una
niña. El problema sólo puede corregirse quirúrgicamente. Se desconoce
la causa de las hipospadias.

El descubrimiento importante en 1995, de que algunos químicos
ambientales actúan como antiandrógenos [1] -lo que significa que
afectan la función normal de las hormonas sexuales masculinas- ha
llevado a los investigadores a preguntarse si los antiandrógenos
ambientales pueden contribuir a la incidencia de hipospadias.

Cuatro pesticidas (o subproductos de la descomposición de pesticidas)
se clasifican ahora como antiandrógenos: el DDE (un subproducto de la
descomposición del DDT), la Vinclozolina, la Procimidona y el Linuron.
Además de esto, dos ftalatos, ampliamente usados en plásticos y
productos para el cuidado personal -el DBP [dibutil ftalato] y el DEHP
[Di(2-etilhexil) ftalato]- son antiandrógenos. Y la dioxina y los PCB
tienen propiedades antiandrógenas. Se ha demostrado que estos ocho
químicos causan hipospadias en animales de laboratorio.

Las hipospadias y otras anomalías genitales fueron reportadas
recientemente en visones y nutrias en el río Columbia y entre
poblaciones de osos negros y osos polares. A excepción de los osos
negros, los cuales no fueron estudiados respecto a los químicos, todos
los animales anormales tenían niveles elevados de químicos
organoclorados en sus cuerpos. EHP Vol. 109, No. 11 (noviembre 2001),
págs. 1175-1183.

** Aunque las descargas de químicos clorados de las fábricas de pulpa
(papel) han disminuido substancialmente durante la década pasada con la
adopción de sistemas de blanqueamiento sin cloro (especialmente fuera
de los EE.UU.), todavía se siguen observando regularmente efectos
perjudiciales en los peces río abajo, incluyendo la disminución de los
niveles de hormona en la sangre, la maduración tardía, la reducción en
el tamaño de las gónadas y la confusión de características sexuales -
por ejemplo, hembras que desarrollan aletas anales alargadas
características de los machos. Este estudio tomó ventaja de
un "experimento natural" -una fábrica de pulpa cerrada durante un lapso
de tiempo y que luego volvió a abrir. Los investigadores estudiaron la
proporción de anguilas machos y hembras nacidas en las aguas río abajo
de las fábricas de pulpa que estaban en funcionamiento y después de que
las fábricas cerraron temporalmente. Mientras la fábrica funcionaba, la
proporción de sexos resultó significativamente alterada (sólo 42% de
machos en lugar del 50% usual) pero volvió a la normalidad cuando la
fábrica cerró temporalmente. EHP Vol. 110, No. 8 (agosto 2002), págs.
739-742.

** Las poblaciones de salmón del noroeste de los EE.UU. han venido
disminuyendo durante décadas, algunas hasta el punto de que se han
extinguido; otras se encuentran en peligro. Este estudio examinó
salmones hembras del tramo Hanford del río Columbia y encontró que un
sorprendente 84% de ellas tenían un marcador genético que normalmente
sólo se encuentra en los salmones machos. El efecto a largo plazo de
esta inversión sexual sería la disminución en el número de hembras en
cada generación sucesiva, lo que eventualmente llevaría a la extinción
de la especie. Los investigadores no saben qué ha causado el cambio
sexual en una proporción tan grande de salmones silvestres en el río
Columbia. Ellos señalan que se sabe que algunos pesticidas (atrazina,
carbofurano, lindano, metil paratión y dieldrina) se comportan como el
estrógeno en las truchas arco iris y están presentes en el río
Columbia, aunque a niveles considerados demasiado bajos para ocasionar
este problema. Así que el misterio continúa sin resolverse. EHP Vol.
109, No. 1 (enero 2001), págs. 67-69.

** Entre los renacuajos machos expuestos al dibutil ftalato (DBP) a
niveles bajos, aproximadamente 7% de los machos desarrollaron ovarios,
confirmando así estudios previos que muestran que el DBP es un
bloqueador hormonal. El DBP se usa ampliamente en las tuberías de PVC.
Los autores concluyen que el DBP es "una hormona peligrosa
ambientalmente" que afecta el desarrollo de los testículos en los
animales machos. EHP Vol. 108, No. 12 (diciembre 2000), págs. 1189-1193.

** Un conteo de ranas toros y ranas verdes en New Hampshire encontró
ranas deformes en 13 de los 16 sitios revisados. El examen de los
niveles hormonales en las ranas deformes y normales reveló que las
ranas normales tienen 3 veces más hormona sexual masculina (andrógeno)
en la sangre, comparadas con las ranas deformes. Las ranas normales
también tenían tres veces más cantidad de una hormona llamada "hormona
liberadora de gonadotropina" (GnRH, por sus siglas en inglés) la cual
es producida por el cerebro. Este estudio sugiere que los químicos
bloqueadores de hormonas pueden ser una de muchas causas que están
produciendo ranas deformes y reducción en las poblaciones de ranas en
muchos lugares alrededor del mundo. EHP Vol. 108, No. 11 (noviembre
2000), págs. 1085-1090.

>De este breve estudio de una revista de revisión crítica de los
últimos dos años, parece inevitable la conclusión de que los químicos
industriales en el medio ambiente pueden y de hecho afectan las
hormonas de animales silvestres y seres humanos, causando daños
extendidos. Además, resulta evidente que muchos científicos están de
acuerdo en que esto es cierto ya que están invirtiendo tiempo de sus
vidas investigando estos problemas, en lugar de buscar oportunidades
más lucrativas. Desafortunadamente, el alcance completo de estos
problemas continúa siendo incierto, y no puede saberse por razones
prácticas que se harán evidentes en RACHEL'S #753.

[Continuará.]

==========

[1] W.R. Kelce y otros, "Persistent DDT metabolite p-p'-DDE is a potent
androgen receptor antagonist", NATURE Vol. 375, No. 6532 (1995), págs.
581-585.

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (25)