Environmental Health News

What's Working

  • Garden Mosaics projects promote science education while connecting young and old people as they work together in local gardens.
  • Hope Meadows is a planned inter-generational community containing foster and adoptive parents, children, and senior citizens
  • In August 2002, the Los Angeles Unified School District (LAUSD) Board voted to ban soft drinks from all of the district’s schools

#765 - SAN FRANCISCO ADOPTA EL PRINCIPIO DE LA PRECAUCION, 19-Mar-2003

El Consejo de Supervisores de San Francisco (San Francisco Board of
Supervisors) adoptó el principio de la precaución como política de la
ciudad y del condado el 17 de junio de 2003, lo que constituye un
avance contundente y sin precedentes en el manejo de los asuntos
ambientales en los EE.UU. El voto fue de 8 a 2.

El largo camino político hacia el voto del 17 de junio comenzó cuando
el alcalde de San Francisco, Willie Brown, designó a Jared Blumenfeld
para dirigir el Ministerio del Ambiente de la ciudad [1]. Bajo la
dirección de Blumenfeld, el gobierno de San Francisco invirtió más de 2
años estudiando y debatiendo cómo integrar el principio de la
precaución en las políticas de la ciudad y del condado. Fue Blumenfeld
quien juntó los recursos políticos para poner la precaución en la
agenda de San Francisco.

Pero el sueño de una ciudad que sigue las pautas del principio de la
precaución se originó por una activista del cáncer de seno -Joan
Reinhardt Reiss, de la organización Breast Cancer Fund (San Francisco).
Hace por lo menos tres años, Reiss llamó a Carolyn Raffensperger, de la
red Science and Environmental Health Network (Ames, Iowa), la principal
proponente del pensamiento preventivo en los EE.UU. Reiss también se
puso en contacto con el abogado Sanford Lewis (Waverly, Mass.), quien
redactó el documento preliminar de una ordenanza. Así se plantaron las
semillas del cambio.

Al principio, Katie Silberman, del Centro por la Salud Ambiental
(Center for Environmental Health, Oakland) se unió a Reiss en la
campaña por la precaución en San Francisco. En 2001, Reiss y Silberman
le presentaron a Raffensperger a Blumenfeld. La maquinaria se puso en
movimiento. A Reiss y Silberman se les unió Davis Baltz, de la
organización Commonweal (Bolinas y Oakland). Juntos, crearon el Grupo
de Trabajo del Principio de la Precaución del Area de la Bahía (Bay
Area Precautionary Principle Working Group) [2].

Otros actores claves fueron Randall Hayes y Francesca Vietor. Hayes,
fundador de la red Rainforest Action Network, ahora es miembro de la
Comisión por el Ambiente para la Ciudad y el Condado de San Francisco
(Commission on the Environment for the City and County of San
Francisco). Hayes dirigió un comité ad hoc por el principio de la
precaución para la Comisión. Vietor solía tener el cargo que ahora
tiene Blumenfeld, dirigiendo el Ministerio del Ambiente de San
Francisco. Ahora trabaja para Commonweal, la cual está dirigida por
Michael Lerner y Sharyle Patton. Vietor usó sus habilidades políticas y
su conocimiento para que todo continuara funcionando.

Gary Erickson, fundador de Clif Bar (http://www.clifbar.com), organizó
un desayuno de negocios en la Fundación de San Francisco para catalizar
el interés de las empresas en la precaución. Funcionó. Muchas empresas
pequeñas en San Francisco llegaron a apoyar a la política preventiva
emergente. También ayudó que Frank Ackerman y Rachel Massey, de la
Universidad Tufts, escribieran su informe titulado "Prospering With
Precaution" ("Prosperar con precaución"), donde se muestra que las
políticas preventivas crean empleos y son rentables para las empresas
[3]. El trabajo de otros activistas de la precaución en Massachusetts -
en particular el de Lee Kettelson y Joel Tickner- también tuvo un papel
decisivo.

Mientras Jared Blumenfeld trabajaba en el gobierno de San Francisco
para desarrollar políticas preventivas, el Grupo de Trabajo del Area de
la Bahía (Bay Area Working Group) creó una coalición de organizaciones
no gubernamentales (ONG) para apoyar y revisar críticamente el lenguaje
desarrollado por Blumenfeld y sus colegas. El Libro Blanco de San
Francisco sobre la precaución es una de las mejores declaraciones del
principio disponibles hoy en día [4].

Tanto las ONG como el gobierno de San Francisco apelaron frecuentemente
a la red Science and Environmental Health Network (http://www.sehn.org)
buscando apoyo y ayuda en la estrategia y el lenguaje. Nancy Myers, Ted
Schettler y Carolyn Raffensperger de SEHN invirtieron un sinnúmero de
horas para ayudar a que San Francisco lograra su objetivo.

Pero al final fue una victoria combinada de las bases. Entre las ONG
que participaron estaban (por orden alfabético):

Bayview Hunters Point Community Advocates (San Francisco), Breast
Cancer Action (San Francisco), The Breast Cancer Fund (San Francisco),
Center for Environmental Health (Oakland), Citizens for a Better
Environment (CBE, San Francisco), Clean Water Action (San Francisco),
Commonweal (Bolinas y Oakland), Consumer Action (San Francisco),
Environmental Research Foundation (New Brunswick, N.J.), Green Action
(San Francisco), Physicians for Social Responsibility (San Francisco y
Los Angeles chapters), Redefining Progress (Oakland), The San Francisco
Foundation, Science and Environmental Health Network (Ames, Iowa),
Urban Habitat (Oakland), y The Women's Cancer Resource Center (Oakland).

A medida que vaya leyendo esta política, pregúntese: ¿sería mi trabajo
local más fácil si la precaución fuese la política oficial en mi
comunidad? ¿Por qué no luchar para lograrlo?

Texto de la Política de San Francisco con respecto al Principio de la
Precaución:

Capítulo 1 Declaración de la Política con respecto al Principio de la
Precaución

Sec. 100. CONCLUSIONES.

El Consejo de Supervisores determina y declara que:

A. Todo ciudadano de San Francisco tiene el mismo derecho a un medio
ambiente sano y seguro. Para esto es necesario que nuestros aire, agua,
tierra y alimentos tengan una calidad suficientemente alta para que los
individuos y las comunidades puedan vivir vidas sanas, plenas y dignas.
El deber de mejorar, proteger y preservar el medio ambiente de San
Francisco descansa de igual manera sobre los hombros del gobierno, los
residentes, los grupos ciudadanos y las empresas.

B. Históricamente, las actividades perjudiciales para el medio ambiente
sólo han sido detenidas después de haber demostrado una degradación
ambiental extrema o de haber expuesto a las personas a daños. En el
caso del DDT, el plomo y los asbestos, por ejemplo, la acción
reguladora tuvo lugar sólo después de que sucedió un desastre. El
retraso entre la primera noticia de los daños y la acción apropiada
para tratar con ella puede medirse en vidas humanas sacrificadas.

C. San Francisco es un líder en la toma de decisiones basadas en las
alternativas menos dañinas ambientalmente, desafiando las suposiciones
tradicionales con respecto al manejo de los riesgos. Entre las
numerosas ordenanzas que aplican el enfoque preventivo para las
adquisiciones y actividades específicas de la Ciudad se incluyen: la
Ordenanza para el Manejo Integrado de la Plaga, la Ordenanza para el
uso Eficiente de los Recursos en las Edificaciones, la Ordenanza para
el Aire Saludable, la Ordenanza para la Conservación de los Recursos y
la Ordenanza para las Adquisiciones Preferibles Ambientalmente.
Internacionalmente, este modelo se llama Principio de la Precaución.

D. Mientras la Ciudad consolida las leyes ambientales existentes en un
Código Ambiental único y construye el marco para una nueva legislación,
la Ciudad ve el enfoque del principio de la precaución como su marco de
política para desarrollar leyes para un San Francisco más sano y más
justo. Al hacer esto, la Ciudad creará un medio ambiente sano y viable
en el Area de la Bahía y lo mantendrá para las generaciones actual y
futuras, y se convertirá en un modelo de sustentabilidad.

E. La ciencia y la tecnología están creando nuevas soluciones para
evitar o mitigar los problemas ambientales. Sin embargo, la ciencia
también está creando nuevos compuestos y nuevos químicos que ya están
entrando en la leche materna y están ocasionando otros problemas
nuevos. Debido a esto, puede que se requiera una nueva legislación que
trate estas situaciones. El principio de la precaución está dirigido a
ser una herramienta para ayudar a promover alternativas ambientalmente
sanas, a la vez que elimina las consecuencias negativas y
frecuentemente involuntarias de las nuevas tecnologías.

F. Un elemento central del enfoque preventivo es la evaluación
minuciosa de las alternativas existentes usando la mejor ciencia
disponible. En una evaluación de las alternativas se estudia una amplia
gama de opciones para presentarle al público los diferentes efectos de
las diferentes opciones, considerando los efectos o costos a corto y a
largo plazo, y evaluando y comparando los efectos adversos o
potencialmente adversos de cada opción, observando las opciones con
menos peligros potenciales. Este proceso permite que se formulen
preguntas fundamentales como: "¿es necesaria esta actividad
potencialmente peligrosa?", "¿cuáles otras opciones menos peligrosas
hay disponibles?" y "¿qué tan poco daño es posible?"

G. La evaluación de las alternativas también es un proceso público, ya
que bien sea a nivel local o internacional, el público carga con las
consecuencias ecológicas y para la salud que acarrean las decisiones
ambientales. Las medidas que puede tomar el gobierno necesariamente
resultan enriquecidas por la amplia participación del público cuando se
considera una gama amplia de alternativas basadas en el aporte de
diversos individuos y grupos. El público debería ser capaz de
establecer la gama de alternativas estudiadas y sugerir alternativas
específicas razonables, así como también [evaluar] sus beneficios y sus
desventajas a corto y a largo plazo.

H. Esta forma de toma de decisiones abierta sigue la línea de la
histórica ley Sunshine Act de San Francisco, la cual les permite a los
ciudadanos observar bien el proceso legislativo. Uno de los objetivos
del principio de la precaución es incluir a los ciudadanos como
participantes en las decisiones que afectan a su medio ambiente.

I. San Francisco espera que llegue el momento en que la energía de la
Ciudad sea generada a partir de fuentes renovables, toda nuestra basura
sea reciclada, nuestros vehículos produzcan sólo emisiones de agua
potable, la Bahía esté libre de toxinas y los océanos estén libres de
contaminantes. El principio de la precaución proporciona un medio para
ayudarnos a lograr estos objetivos mientras evaluamos las leyes y
políticas futuras en áreas tales como el transporte, la construcción,
el uso de la tierra, el urbanismo, el agua, la energía, la asistencia
sanitaria, la recreación, las adquisiciones y el gasto público.

J. Transformar nuestra sociedad para hacer realidad estos objetivos y
lograr una sociedad que viva con respeto dentro de los límites de la
naturaleza requerirá una revolución en el comportamiento como también
en la tecnología. El enfoque preventivo en la toma de decisiones
ayudará a San Francisco a acelerar este proceso de cambio yendo más
allá de encontrar curas para los males ambientales, para evitar los
males antes de que puedan hacer daño.

Sec. 101. EL PRINCIPIO DE LA PRECAUCION DE SAN FRANCISCO.

Lo siguiente deberá constituir la política del Principio de la
precaución de la Ciudad y del Condado de San Francisco. Todos los
funcionarios, las juntas directivas, las comisiones y los ministerios
de la Ciudad y del Condado deberán implementar el principio de la
precaución al manejar los asuntos de la Ciudad y del Condado:

El principio de la precaución requiere una exploración minuciosa y un
análisis cuidadoso de una amplia gama de alternativas. Usando la mejor
ciencia disponible, el principio de la precaución requiere la elección
de la alternativa que presente la menor amenaza potencial a la salud
humana y los sistemas naturales de la Ciudad. La participación del
público y un proceso de toma de decisiones abierto y transparente son
críticos para encontrar y seleccionar las alternativas.

Donde existan amenazas de daños serios o irreversibles para las
personas o la naturaleza, la carencia de una certeza científica total
sobre la causa y el efecto no deberán ser vistas como razones
suficientes para que la Ciudad posponga medidas para prevenir la
degradación del medio ambiente o para proteger la salud de sus
ciudadanos. Cualquier vacío en los datos científicos descubiertos por
el estudio de alternativas servirá de aviso para realizar
investigaciones futuras, pero no evitará la acción protectora por parte
de la Ciudad. A medida que haya datos científicos nuevos disponibles,
la Ciudad revisará sus decisiones y hará cambios cuando se justifique.

Donde haya motivos de preocupación razonables, el enfoque preventivo en
la toma de decisiones estará dirigido a ayudar a reducir los daños
poniendo en marcha un proceso para seleccionar la menor amenaza
potencial. Los elementos esenciales del enfoque del principio de la
precaución en la toma de decisiones incluyen:

1. Acción previsiva: Existe el deber de tomar medidas previsivas para
evitar daños. El gobierno, las empresas y los grupos comunitarios, así
como el público general, comparten esta responsabilidad.

2. Derecho a saber: La comunidad tiene el derecho a recibir información
completa y exacta sobre los impactos potenciales sobre el ambiente y la
salud humana relacionados con la selección de productos, servicios,
operaciones o planes. La carga de proporcionar esta información la
lleva el proponente, no el público general.

3. Evaluación de alternativas: Existe la obligación de estudiar una
gama completa de alternativas y seleccionar aquella que tenga el menor
impacto potencial sobre la salud humana y el medio ambiente, incluyendo
la alternativa de no hacer nada.

4. Contabilidad del costo total: Cuando se evalúen las alternativas
potenciales, existe el deber de considerar todos los costos, incluyendo
las materias primas, la fabricación, el transporte, el uso, la
limpieza, la eventual eliminación y los costos para la salud -aunque
tales costos no se indiquen en el precio inicial. Deberían considerarse
los límites de tiempo a corto y largo plazo cuando se tomen las
decisiones.

5. Proceso participativo en las decisiones: Las decisiones en las que
se aplique el principio de la precaución deben ser transparentes,
participativas y basadas en la mejor información disponible.

Sec. 102. REVISION A LOS TRES AÑOS.

No más tarde de tres años de la fecha efectiva de esta ordenanza, y
después de una sesión pública, la Comisión por el Ambiente deberá
presentar un informe al Consejo de Supervisores sobre la eficacia de la
política del principio de la precaución.

Sec. 103. LISTA DE TODAS LAS ORDENANZAS Y RESOLUCIONES AMBIENTALES.

El Director del Ministerio del Ambiente debe producir y mantener una
lista de todas las ordenanzas y resoluciones de la Ciudad y el Condado
de San Francisco que afecten o se relacionen con el medio ambiente y
debe colocar esta lista en el sitio del Internet del Ministerio del
Ambiente.

Sec. 104. LAS TAREAS DE LA CIUDAD ESTAN LIMITADAS A LA PROMOCION DEL
BIENESTAR GENERAL.

La Junta de Supervisores anima a todos los empleados y funcionarios de
la Ciudad a tomar en consideración el principio de la precaución y
evaluar alternativas cuando realicen acciones que pudieran tener un
impacto sobre la salud o el medio ambiente, especialmente donde tales
acciones puedan presentar amenazas de daños serios o irreversibles.
Esta ordenanza no impone deberes específicos a ningún empleado o
funcionario de la Ciudad para que realice acciones específicas. Al
adoptar y asumir el cumplimiento de esta ordenanza, la Ciudad y el
Condado de San Francisco suponen que esto se asume sólo para promover
el bienestar general. No se supone, ni se impone sobre sus funcionarios
y empleados, una obligación por incumplimiento mediante la cual se
paguen daños monetarios a ninguna persona que alegue que tal
incumplimiento haya ocasionado daños inmediatos, ni tampoco puede esta
ordenanza proporcionar ninguna base para ningún otro alivio judicial
incluyendo, aunque no en forma limitativa, un mandato o una orden
judicial.

==========

[1] Ver http://www.sfgov.org/sfenvironment/aboutus/director.htm.

[2] Ver http://www.breastcancerfund.org/pp_main.htm.

[3] Ver http://www.breastcancerfund.org/pp_precaution.htm.

[4] "White Paper - The Precautionary Principle and the City and County
of San Francisco" (March, 2003). Ver
http://www.breastcancerfund.org/pdfs/white_paper.pdf.

Error. Page cannot be displayed. Please contact your service provider for more details. (18)